Cómo fumar en terrazas sin saltarse la ley y sin que haya más riesgo de contagio por coronavirus
  1. España
  2. Coronavirus
medida para todo el país

Cómo fumar en terrazas sin saltarse la ley y sin que haya más riesgo de contagio por coronavirus

El consumo de tabaco empeora el curso de enfermedades respiratorias y provoca la muerte de más de 8 millones de personas al año en todo el mundo, según la OMS

Foto: Una persona fumando en una terraza en Santa Cruz de Tenerife (EFE)
Una persona fumando en una terraza en Santa Cruz de Tenerife (EFE)

Desde que se levantó el estado de alarma y el país se instaló en la 'nueva normalidad', se han ido flexibilizando algunas de las restricciones establecidas para frenar los contagios por coronavirus a lo largo y ancho del país, pero según avanza el verano, y con rebrotes por toda la geografía, algunas comunidades autónomas plantearon medidas adicionales para tratar de minimizar el riesgo. Fue el caso de Galicia, donde el número de casos activos sigue subiendo, con brotes importantes en algunas zonas —en algunas comarcas de A Coruña, por ejemplo—. En este escenario, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, anunció la prohibición de fumar al caminar por la calle o en las terrazas de los bares mientras no sea posible mantener la distancia de seguridad, medida que entró en vigor el 13 de agosto, y a la que enseguida se sumó Canarias. Sin embargo, y dada la situación a nivel estatal, el Ministerio de Sanidad pactó una serie de medidas para todas las regiones que incluían desde esta prohibición del consumo de tabaco en vía pública al cierre del ocio nocturno.

Lo cierto es que no es una prohibición como tal, aunque sí fue recogida en el Diario Oficial de Galicia (DOG), como un anexo a añadir a la normativa sobre medidas de prevención para hacer frente a la crisis, publicada el pasado mes de junio, al convertirse Galicia en la primera comunidad autónoma en pasar a la 'nueva normalidad'. Este anexo se suma al apartado 1.3, que regula la obligatoriedad del uso de la mascarilla en todo el territorio gallego, y lo hace regulando el uso de esta protección durante el consumo de tabaco. Así pues, "en el caso particular del consumo de tabaco o de cigarros electrónicos en la vía pública o en espacios al aire libre, incluidas las terrazas, solo se puede exceptuar la obligación del uso de la mascarilla, y exclusivamente durante el indicado consumo, siempre que, teniendo en cuenta la posible concurrencia de personas y las dimensiones del lugar, se pueda garantizar el mantenimiento, en todo momento, de la distancia de dos metros con otras personas".

Es decir, una persona tomando algo en la terraza de un establecimiento debe asegurarse de que está a dos metros (como mínimo) de otras personas para verse en la situación de poder quitarse la mascarilla para fumar, ya sea tabaco o cigarrillos eletrónicos. ¿Puede esto evitar el contagio? Los expertos —y también las administraciones públicas— aconsejan el uso de mascarillas y la distancia de seguridad precisamente para evitar la dispersión de las gotitas que transporta el virus, gotitas con las que se puede infectar a otras personas. En vigor en Galicia antes que nadie, el resto de comunidades han ido adaptando esta norma a sus legislaciones propias.

Recientemente, más de 200 expertos escribieron una carta a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para advertir sobre la transmisión del SARS-CoV-2 a través del aire, haciendo hincapié en que el coronavirus se propagan no solo por contacto directo con las gotas expulsadas por una persona infectada, sino que puede mantenerse en el aire en gotitas aún más pequeñas, llamadas aerosoles. No hay muchos estudios sobre la presencia de virus en los aerosoles exhalados de los fumadores. "El único estudio que ha analizado la gripe no halló que los fumadores diseminaran más el virus, y no parece haber muchos estudios sobre el 'vapeo'", explica Stanton A. Glantz, director del Centro de Educación, Control e Investigación del Tabaco de la escuela de Medicina de la Universidad de California. Desde su punto de vista, parte del coronavirus puede quedar en estos aerosoles exhalados. La OMS insiste en que "cuando una persona infectada tose, estornuda, habla o canta" a una distancia corta de otra, ésta otra puede contraer el covid-19 si las gotitas que contienen el virus entran en su boca, su nariz o sus ojos.

Precisamente por esto se insiste en la posibilidad de fumar (o de hacer casi cualquier actividad social) sin mascarilla siempre que se mantenga una distancia mínima de 1,5 metros (óptima a partir de dos metros). Otro de los aspectos a tener en cuenta a la hora de fumar para evitar contagios es el uso de los ceniceros: la gran mayoría de establecimientos han retirado de las mesas estos pequeños recipientes para vaciar la ceniza y apagar los cigarrillos, así como las cartas o menús, los servilleteros o las aceiteras y vinagreras, es decir, cualquier utensilio cuyo uso sea compartido. Los ceniceros tienen un 'plus de peligrosidad', ya que su manipulación provoca un mayor contacto entre la mano y la boca.

A principios de julio, el Ministerio de Sanidad ya recomendó evitar el consumo de tabaco en "ambientes comunitarios y sociales" y, en caso de hacerse, hacerlo en "espacios separados abiertos, extremándose las medidas de higiene personal de quien consume, con lavado de manos previo y posterior a la manipulación de los productos y utensilios empleados". Más allá de la pandemia, en el documento recuerdan que el consumo de tabaco empeora el curso de enfermedades respiratorias y es, por tanto, un importante factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares, oncológicas y muchas otras patologías.

¿Cuándo entra en vigor esta 'prohibición'?

En algunos puntos ya lo ha hecho, y en otros lo hará a lo largo de esta semana. Después de Galicia y Canarias, primeras en adoptar esta medida antes de que se convirtiera en una obligación a nivel estatal, las más rápidas en adaptar esta restricción a sus legislaciones fueron La Rioja y Murcia, que no esperaron más allá del sábado. Las demás, entre el fin de semana pasado y a lo largo de esta semana han ido y están publicando la normativa en sus boletines oficiales, de modo que una vez publicadas las órdenes pasan a convertirse en una obligación.

Coronavirus Tabaco
El redactor recomienda