El sencillo truco que podría curar tu insomnio, según los expertos
  1. Alma, Corazón, Vida
deja de contar ovejas

El sencillo truco que podría curar tu insomnio, según los expertos

Dormir con una manta pesada podría ayudarte no solo a mejorar la calidad de tu sueño, sino a reducir tus niveles de ansiedad y fatiga

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

El insomnio es el trastorno de sueño más frecuente, y en España afecta a más de 4 millones de personas. No obstante, para que una persona sea diagnosticada con este problema tiene que experimentar problemas para dormir durante al menos cuatro semanas. Los tres tipos principales de insomnio son los siguientes:

  • Insomnio de conciliación o de inicio.
  • Insomnio de mantenimiento o sueño fragmentado.
  • Insomnio tardío o despertar precoz.

La gente suele acudir al médico cuando tiene problemas para conciliar el sueño a primeras horas de la noche, y para no recurrir a la química y así evitar contar infimitas ovejas, se aconsejan varias cosas: que la habitación se mantenga a una temperatura adecuada (ni mucho frío ni mucho calor, en torno a 21ºC), que no se realice ejercicio hasta dos horas antes o se miren pantallas y siempre que se pueda, el insomne se de un baño caliente para poder aclimatar y relajar el cuerpo antes de dormir.

La comunidad médica utiliza las mantas no solo para tratar el insomnio, también la ansiedad y la depresión

Además de todo eso, un nuevo estudio asegura que una manta que pese un poco podría ser beneficiosa a la hora de descansar sin dar continuas vueltas en la cama. La Buena Nueva proviene de un análisis sueco, en la que sus investigadores probaron la eficacia de las mantas en 120 pacientes adultos con insomnio durante cuatro semanas como parte de un estudio controlado, informa 'Best Life'. Descubrieron que aquellos voluntarios que utilizaron la manta tenían un 26% más de probabilidades de experimentar una disminución de hasta el 50% en la gravedad de su insomnio, en comparación con los que no la utilizaron, además tuvieron 20 veces más probabilidades de lograr la remisión completa de su condición de sueño.

Y ahí no acaban las buenas noticias: los pacientes que pertenecían al grupo de la manta no solo experimentaron un mejor mantenimiento del sueño, también informaron de mayor actividad durante el día y menos síntomas de fatiga, depresión y ansiedad. Un seguimiento del estudio descubrió que los resultados se mantuvieron durante un año. "Una explicación sugerida para el efecto calmante del sueño es la presión que aplica la manta en diferentes puntos del cuerpo, estimulando los músculos y articulaciones de una manera similar a la acupresión y el masaje", explicó el psiquiatra sueco Mats Alder, investigador principal del estudio.

La presión que aplica la manta en diferentes puntos del cuerpo podría estimular los músculos y articulaciones. Algo similar a cuando te dan un masaje

Esta no es la primera investigación que descubre los beneficios de dormir con una manta de estas características. Ontro análisis de 2015 ya explicó en su día que utilizarlas tenía un impacto positivo en nuestro descanso y mejoraban la calidad del sueño. Quizá a algunos les sorprenda, pero desde hace algún tiempo la comunidad médica las utiliza como una forma de terapia no solo para tratar el insomnio sino también otras afecciones como la ansiedad general y el trastorno por déficit de atención. "Muchos niños con autismo o trastornos del comportamiento las utilizan. Es una de las herramientas sensoriales más comunes usadas en unidades psiquiátricas", apunta Cristina Cusin, profesora asistente de psiquiatría en la Escuela de Medicina de Harvard.

Los abrazos reducen el cortisol

Pero, ¿cuál podría ser la mejor manta para ti si sufres insomnio? El estudio de 2015 mencionado recomienda acurrucarse debajo de una que sea el 10% aproximado de tu peso corporal para obtener los mejores resultados. Es decir, que si pesas unos 70 kilos aproximados, deberías comprarte una de seis. Y si dormir bajo una manta lastrada te agobia un poco, siempre queda la opción de que alguien te abrace, puesto que se ha demostrado que es una forma efectiva de reducir los niveles de cortisol (hormona del estrés) y subir los de oxitocina.

Insomnio Salud Vida saludable
El redactor recomienda