No ocultes a tus hijos tus emociones: les podrías estresar más
  1. Alma, Corazón, Vida
MADRES TRASMITEN MÁS ESTRÉS QUE PADRES

No ocultes a tus hijos tus emociones: les podrías estresar más

Según un estudio, los menores son capaces de detectar nuestras emociones e imitarlas

Foto: Lo ideal es que padre y madre no oculten sus emociones (iStock)
Lo ideal es que padre y madre no oculten sus emociones (iStock)

El hecho de que los padres oculten las emociones negativas a los hijos es perjudicial para los más pequeños, ya que les estresa más, según un estudio de la Universidad del Estado de Washington (Estados Unidos).

La investigación concluye que los niños pueden detectar cuando sus padres están estresados, especialmente cuando las familias pasan más tiempo juntas, como ha sucedido y sucede durante los confinamientos por el coronavirus.

Foto: Así es como deben afrontar los padres la vuelta al cole de sus hijos para no asustarles ante tanta incertidumbre. (Unsplash)

Los investigadores analizaron las interacciones entre 107 padres y sus hijos, que tenían entre siete y once años. Sus hallazgos revelan que los niños experimentan una reacción física a las emociones ocultas de sus padres.

Cuando decimos que estamos bien y no lo estamos

"Demostramos que la respuesta ocurre bajo la piel", explica Sara Waters, profesora de Desarrollo Humano en la universidad, en declaraciones recogidas por Study Finds. "Muestra lo que sucede cuando le decimos a los niños que estamos bien y no lo estamos. La intención es buena, no queremos estresarlos, pero puede que estemos haciendo exactamente lo contrario".

"Es más anormal que los niños vean a su madre reprimiendo sus emociones y reaccionan ante eso"

En el estudio, publicado en la revista científica 'Journal of Family Psychology', se realizaron una serie de pruebas con padres, madres e hijos para ver las reacciones ante distintas situaciones

Los investigadores llegaron a la conclusión de que los padres estresados que suprimen sus emociones están menos comprometidos y son más fríos con sus hijos. No obstante, los niños lo perciben y cambian rápidamente su comportamiento para coincidir con el del progenitor.

Una madre, dando un paseo con su hija. Foto: EFE Cati Cladera
Una madre, dando un paseo con su hija. Foto: EFE Cati Cladera

En un grupo de madres, a las que se les pidió que aceptaran sus emociones, el estrés no se transmitió a sus hijos. En el grupo que se solicitó que ocultaran sus emociones, se observaron más signos de estrés en sus hijos.

Sin embargo, este resultado difiere cuando se trata de los padres, ya que los autores del estudio dicen que es menos probable que transmitan el estrés a sus hijos.

Peligro en los confinamientos

"Pensamos que los padres que no transmiten su estrés suprimido porque, con frecuencia, los padres tienden a suprimir sus emociones alrededor de sus hijos más que las madres", señala Waters. "Los niños tienen experiencias con su padre en las que este les dice que las cosas están bien incluso cuando no lo están. Pero es más anormal que los niños vean a su madre reprimiendo sus emociones y reaccionan a eso".

Respecto a las cuarentenas y confinamientos, los investigadores sostienen que, al pasar más tiempo juntos, es saludable que los padres expresen sus sentimientos, ya que los niños los entienden al mismo tiempo que se abre su mente y les ayuda a resolver problemas en el futuro.

Padres HIjos Estrés Inteligencia emocional Coronavirus
El redactor recomienda