TENLO EN CUENTA

¿Buscas empleo? Estas son las preguntas sobre la pandemia que debes hacer

La parada de la actividad económica a causa de la pandemia está dejando un horizonte muy negro para el empleo. ¿Cómo será el mercado laboral cuando todo se estabilice?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus ha puesto a la economía de grandes países contra las cuerdas. Los titulares que nos han dejado los últimos días sobre medidores económicos como el PIB o la tasa de desempleo son bastante claros al respecto. Por citar algunos de ellos, Estados Unidos, una de las naciones que hasta antes de la crisis solo contaba con un 3,6% de paro, calcula que en el próximo trimestre la tasa de desempleados se podría disparar hasta el 32,2%; Alemania, el corazón económico de la Unión Europea, pronostica una caída de su PIB del 4,2% este mismo año. En definitiva, las amenazas de paro masivo y cierre de empresas es ya una realidad: se calcula que en 3 meses se perderán 230 millones de empleos en todo el mundo, la que dicen que será “la peor crisis desde la II Guerra Mundial”.

Son muchas las agencias de contratación y círculos empresariales que están oteando el horizonte que dejará la crisis del coronavirus. A estas alturas, algunos gigantes comerciales como Amazon, ya han sido muy criticados por haber aumentado su plantilla en Estados Unidos, en un contexto en el que muchos gobiernos están pidiendo a la población quedarse en casa o forzando a las compañías a decretar ERTEs. La compañía de Jeff Bezos ha aumentado su número de contrataciones en 100.000 personas, y se propone hacer más incorporaciones para sus almacenes.

Además, la firma de comercio electrónico también está bajo investigación por haber despedido a un empleado que se plantó ante la compañía junto con varios compañeros por las peligrosas condiciones en las que debían trabajar y que no contemplaban las medidas de seguridad y distanciamiento social de las autoridades sanitarias, según informa ‘The Wall Street Journal’. Evidentemente, desde entonces, y a riesgo de ver lesionada su reputación, la marca ya ha tomado medidas necesarias al respecto, proveyendo a sus trabajadores de mascarillas y tomándoles la temperatura antes de entrar al centro de trabajo.

El candidato deberá asegurarse de que la cultura laboral de la compañía respeta en todo momento los derechos de su plantilla

Por todo ello, cabe preguntarse cómo serán los procesos de contratación del futuro. Al igual que muchos países están pensando en una próxima desescalada del confinamiento para recuperar su actividad económica, las empresas también deberán establecer una serie de rigurosos protocolos para garantizar que sus trabajadores, en primer lugar, estén seguros y no existan contagios entre las plantillas.

Esto afectará también a las entrevistas de trabajo, ya que a partir de ahora no solo se tratará de que el candidato convenza a la compañía a la que se postula como la persona idónea que estaban buscando, sino que este también deberá exigir unos mínimos a las empresas para garantizar su propia seguridad. Así lo reconoce una veterana experta del mundo de los Recursos Humanos, llamada Amanda Augustine, quien asevera que el trabajador deberá someter a una serie de preguntas clave al reclutador para asegurarse de que la cultura laboral de la compañía respeta en todo momento los derechos de su plantilla.

Las preguntas clave

En un artículo publicado en la revista estadounidense ‘Mel Magazine’, Augustine cree que en el mundo laborar postcoronavirus, el candidato deberá formular la siguiente pregunta: “No creo que ninguna empresa se encontrase realmente preparada para lo que pasó durante la pandemia del Covid-19. ¿Cómo ha gestionado la crisis con sus empleados?”. Luego, dependiendo de la respuesta del entrevistador, la experta sugiere que deberás preguntar un par de estas preguntas para ir directamente al grano:

  • “¿Estaba tu equipo bien equipado para teletrabajar después de que el Gobierno decretara el cierre de las empresas no esenciales?”
  • “¿Qué medidas se llevaron a cabo como respuesta a la crisis (recortes de salario o presupuesto, ERTEs…)?
  • “¿Cómo actúo la empresa con aquellos trabajadores que debían conciliar también la vida familiar al ser padres casi a la vez que el inicio de la crisis?”
  • “¿Cómo permaneció la compañía en contacto con sus trabajadores a la hora de trabajar desde casa?”
  • “¿La empresa tuvo que reducir su plantilla o qué medidas de recorte de gasto implementó?”

Dependiendo de las respuestas, no solo conocerás de primera mano la cultura empresarial de la firma a la que te postulas, sino también su capacidad para desenvolverse en un ambiente de crisis, observa la experta. Obviamente, estas exigencias por parte del futuro candidato están contempladas para aquellos que ya tengan una buena reputación. Por desgracia, para los empleos con baja cualificación o dirigidos a las capas más necesitadas de la sociedad, exigir estos mínimos de seguridad parece impensable, ya que la situación económica de algunos desempleados les podrá obligar a aceptar trabajos bajo cualquier condición o pretexto.

Una mala respuesta sería si el entrevistador te dice que sus empleados tuvieron que acudir a la oficina hasta que no fue absolutamente

Ahora bien, ¿qué debería contestar la empresa para que el candidato se quede tranquilo? “Algunos de nuestros trabajadores ya han teletrabajado a tiempo partido o a jornada completa, así que estamos perfectamente equipados y preparados para llevar trabajar a distancia. Tenemos a punto las plataformas necesarias para colaborar y comunicarnos, ya sea a través de Slack o de videoconferencias. Y, nuestro jefe envía un email semanal a la plantilla para mantener su confianza y seguridad”, esgrime Augustine.

“Básicamente, debes cerciorarte de que la compañía ha tomado las precauciones correctas para la seguridad de la plantilla, ha sido comprensiva con sus necesidades e intentado hacerles sentir más conectados y mejor informados en tiempos de crisis”, recalca la experta. Por el contrario, una mala respuesta sería si el entrevistador te dice que sus empleados tuvieron que acudir a la oficina hasta que no fue absolutamente obligatorio o que no se tuvieron en cuenta las demandas de conciliación familiar a todas aquellas personas que lo necesitaban.

En definitiva, ni los mejores agoreros pueden llegar a esbozar con absoluta lucidez y precisión lo que ocurrirá de aquí en adelante en el mercado laboral. Lo que sí está claro es que una vez la crisis pase y las empresas no esenciales vuelvan a abrir, la recuperación será progresiva y muy gradual. Algunos dicen que tendrá forma de U, los más optimistas que de V, y algunos lo perciben como una serie de crisis cíclicas muy acusadas en el tiempo, es decir, en forma de W. Sea como sea, debemos aprovechar esta pausa de la actividad económica para repensar en una forma de convivencia más justa e igualitaria. Hay que ser positivos y ver la crisis no solo desde el punto de vista negativo y dramático (que es bastante acusado), sino también como una ventana de oportunidades para empezar desde cero la construcción de un mundo más digno para todas las personas, sean de la clase, raza o género que sean.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios