cuerpo y mente

10 trucos para hacer que el confinamiento sea más fácil para las personas con demencia

El confinamiento es difícil para todos, pero puede ser incluso más duro para aquellas personas que sufren alguna patología física o psicológica grave y para quienes les cuidan

Foto: Cómo hacer más fácil la vida de las personas con demencia. (Unsplash)
Cómo hacer más fácil la vida de las personas con demencia. (Unsplash)
Autor
Tiempo de lectura1 min

El confinamiento es difícil para todos, pero puede ser incluso más duro para aquellas personas que sufren alguna patología física o psicológica grave y para aquellas que están a su cuidado, sin embargo, todo depende de cómo se afronte. Un ejemplo que se ha viralizado mucho es el de Hernann, un alemán de 80 años que reside en Vigo y quien, debido al alzhéimer que le afecta cree que sus vecinos salen a aplaudirle cada tarde. Él, con cara de felicidad, les dedica un concierto de armónica.

[Sigue la última hora sobre el coronavirus]

Aunque esta historia ha sobrecogido a media España, la realidad es que hacer que este mes que los españoles vamos a pasar confinados en nuestras casas se más llevadero para las personas con demencia puede ser algo más sencillo que inventarse una historia. Según los expertos de la Fundación ACE, que trabajan a favor del bienestar de las personas que padecen deterioro cognitivo y demencia, especialmente alzhéimer, seguir 10 pasos básicos puede mejorar mucho el bienestar de estas personas durante el tiempo que dure el encierro obligatorio.

Todo se basa en establecer una rutina que evite que la falta de la misma desemboque en situaciones difíciles de gestionar como pueden ser la irritabilidad, la agresividad, la desorientación del enfermo o la tristeza.

  1. Seguir un horario adaptado al confinamiento. La situación que está atravesando España y gran parte del mundo es excepcional y, por tanto, el horario también debe reflejarlo. Teniendo en cuenta que debemos estar todo el día en casa y no tenemos tantas actividades como de costumbre a nuestro alcance, no es necesario madrugar demasiado, pero sí establecer un horario para levantarse más o menos todos los días (al menos entre semana) a la misma hora. Por la noche, es importante mantener el horario habitual para ir a dormir y preservar, así, los hábitos del sueño, ya que evitará que durante el día se sientan cansados en exceso.
  2. Mantener los hábitos. Aunque durante el confinamiento pasemos el día en casa, es esencial mantener los hábitos de higiene y de vestimenta. Obviar esto puede propiciar que se caiga en la apatía y en la falta de cuidado personal.
  3. Comer sano. En estos momentos, más que nunca, es necesario seguir una dieta variada y equilibrada dentro de las posibilidades y evitar comidas pesadas, pues en días de confinamiento se consume menos energía y, por tanto, se necesita menor ingesta calórica. Al mismo tiempo se debe asegurar que la alimentación sea rica en fibra para evitar el estreñimiento en el que puede derivar la falta de actividad física y no olvidar beber agua.
  4. No aislarse. El horario a seguir debe contemplar también algunos momentos para que las personas afectadas puedan socializar, manteniendo siempre, sobre todo las medidas adecuadas estos días: se pueden hacer videollamadas con los nietos, hermanos, amigos…Mantener vivas estas relaciones pese al confinamiento es importante para minimizar el sentimiento de soledad. Además, es un desahogo tanto para la persona que es cuidada como para la que cuida.
  5. Realizar actividades de estimulación cognitiva. Que se haya decretado el confinamiento no significa que se tenga que dejar de trabajar en el desarrollo cognitivo. Aunque se pueden haber anulado talleres, se pueden encontrar actividades fáciles y que le gusten para realizar en casa. Algunos ejemplos son hacer sudokus, leer en voz alta, copiar poemas o textos, ejercicios de palabras…
  6. Ejercitar la creatividad. Seguir con las actividades creativas que se realizan habitualmente ayudará a mantener un buen estado de ánimo. Desde hacer ganchillo, manualidades tipo origami o puntos de libro, o, en el caso de los que están en una fase más avanzada, pintar una cajita o recortar figuras de revistas.
  7. Hacerles partícipes del mantenimiento del hogar. Es importante que las personas afectadas participen en tareas sencillas del hogar, como regar las plantas, barrer o poner la mesa. El sentimiento de ser útiles para el núcleo familiar puede mejorar su autoestima.
  8. Hacer algo de deporte. Moverse y realizar cierta actividad física es importante durante el confinamiento para todos. Puede optarse por hacer algo de aerobic delante de la tele, subir escaleras e incluso bailar. Eso sí, es importante que se haga lo que se haga, se realice por la mañana, pues es el momento en el que se tendrá más energía.
  9. Darse mimos. Pintarse las uñas, peinarse o hacerse un masaje en los pies o en las manos son algunas de las acciones más sencillas que se pueden realizar para encontrarse bien con uno mismo. Además también se recomienda encontrar momentos para escuchar música.
  10. Dedicar tiempo a sus intereses. Si la persona desarrolla habitualmente la espiritualidad, tanto si es mediante meditaciones guiadas de 'mindfulness' como rezar, por ejemplo, también se recomienda dedicar tiempo a ello para favorecer su tranquilidad.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios