Estudio observacional

El sencillo truco que puedes utilizar para prevenir un infarto

Dedicar unos minutos del día a tu cuerpo podría protegerte de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, según un informe

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

La cardiopatía isquémica (infarto de miocardio y angina de pecho) es la primera causa de muerte en el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En concreto, el pasado año fallecieron por esta enfermedad más de nueve millones de personas en todo el mundo, lo que supone el 10% de las muertes a nivel mundial. Un nuevo estudio señala una sencilla actividad para ayudar a prevenir el infarto.

Mantenerse musculoso podría evitar enfermedades cardíacas en hombres mayores y protegerlos de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, según señalan los científicos de la Universidad Nacional de Australia, que observaron a 1.000 adultos de mediana edad durante diez años.

Los hombres y mujeres más musculosos tenían hasta un 81% menos de probabilidades de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral, en comparación con aquellos con una masa muscular más baja, recoge 'Daily Mail'. En el estudio también entran en juego otros factores como la dieta, los ingresos, la educación y la actividad física.

Diferencias hormonales

Los expertos señalan que esto puede deberse a los cambios hormonales que suceden a medida que envejecemos y cómo estas hormonas interactúan con el metabolismo. Igualmente, las tasas de hipertensión arterial, diabetes y obesidad, factores de riesgo de enfermedad cardíaca, fueron más bajos entre los hombres más musculosos.

Un estudio realizado en 1.000 sujetos señala que estar musculado podría reducir en un 81% las probabilidades de sufrir un ataque cardíaco

Los investigadores no especificaron el porcentaje de músculo que tenían los participantes masculinos de la muestra (los dividieron en tres grupos), pero si señalaron que hacer más ejercicio y una dieta rica en proteínas para preservarlo puede ser un medio eficaz para promover la salud del corazón.

Estar en forma parece ayudar a reducir la inflamación, evitando la acumulación de grasa en las arterias y, por lo tanto, los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares. Además, este no es el único estudio sobre esta temática. Previamente ya se había demostrado que el músculo protege contra los niveles altos de azúcar en la sangre, un factor de riesgo de enfermedad cardíaca.

El estudio

Los investigadores australianos y un equipo de la Universidad de Harokopio (Grecia) querían evaluar si el músculo protege contra las enfermedades cardíacas. Inicialmente utilizaron datos de 1.019 miembros del público que formaban parte de ATTICA, un estudio basado en la población en Grecia.

Los 534 hombres y 485 mujeres que participaron tenían más de 45 años y ninguna enfermedad cardíaca al comienzo de la investigación. Los sujetos de estudio proporcionaron información sobre su estilo de vida, incluida su dieta y ejercicio. Los investigadores midieron los niveles de grasas en sangre y los indicadores de inflamación, así como la presión arterial y el peso. También calcularon la masa esquelética.

A lo largo de los 10 años en los que se recogieron datos, se registraron 272 casos de enfermedades cardiovasculares, incluidos accidentes cerebrovasculares. Los hombres tenían seis veces más probabilidades de sufrirlas que las mujeres. El menor número de casos ocurrió en el tercio de las personas con el mayor volumen muscular al inicio del estudio, que solían ser más jóvenes, hombres y fumadores. Los que eran más activos físicamente, tenían mayores niveles de ingresos y educación, y generalmente seguían una dieta de estilo mediterráneo.

Pero cuando se tuvieron en cuenta estos factores, la masa muscular solo se relacionó con un menor riesgo de enfermedad cardíaca entre los hombres. Esto puede deberse a que los hombres tienen un mayor volumen muscular y por la existencia de diferencias hormonales entre ambos sexos durante el envejecimiento, según señalan los investigadores.

Procesos "complejos" protegen el corazón

Un conjunto de procesos "complejos" del tejido muscular puede proteger contra las enfermedades del corazón, señalaron los científicos. De hecho, investigaciones anteriores indicaron que el músculo ayuda al cuerpo a regular mejor la glucosa, manteniendo estable el azúcar en la sangre.

A lo largo de los 10 años en lo que se recogieron datos, se registraron 272 casos de enfermedades cardiovasculares (y accidentes cerebrovasculares)

Considerando que la resistencia a la insulina es un factor de riesgo de enfermedad cardíaca, los investigadores apuntan a que la función metabólica del músculo tiene un impacto en el riesgo de enfermedad cardíaca. Asimismo, los marcadores inflamatorios, que incluyen la proteína C reactiva (PCR), el factor de necrosis tumoral α (TNFα) y la interleucina-6 (IL-6), fueron más altos en aquellos con baja masa muscular.

Además, la inflamación puede ser buena a corto plazo para combatir infecciones. Pero durante mucho tiempo, se ha relacionado con un ataque cardíaco y un derrame cerebral al irritar los vasos sanguíneos. En concreto, los investigadores señalaron que la inflamación crónica desempeña un papel fundamental en el desarrollo de la aterosclerosis: la acumulación de placa grasa y rica en colesterol dentro de las arterias.

Cabe destacar que este es un estudio observacional y, como tal, no puede establecer la causa.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios