'Cuello de texto': las nuevas enfermedades que nos afectan en el siglo XXI
  1. Alma, Corazón, Vida
TU SALUD ES LO PRIMERO

'Cuello de texto': las nuevas enfermedades que nos afectan en el siglo XXI

Muchas de estas modernas afecciones están siendo reconocidas como problemas de salud mental. Te contamos cuáles son y cómo puedes remediarlas

Foto: 'Cuello de texto': las nuevas enfermedades que nos afectan en el siglo XXI
'Cuello de texto': las nuevas enfermedades que nos afectan en el siglo XXI

El avance de las tecnologías, el ritmo de vida acelerado y las redes sociales están provocando que surjan nuevas enfermedades que hace unos años serían impensables. Algunos expertos las llamas las afecciones del siglo XXI y pueden ser bastante peligrosas.

¿Estás todo el día enganchado a tu teléfono móvil? ¿No puedes parar de hacerte selfies? ¿Te está empezando a doler el cuello, juegas a videojuegos y no puedes parar o te vuelve loco si no puede utilizar tu 'smartphone'? Pon atención porque puedes sufrir alguna de estas enfermedades.

Foto: "Me convierto en piedra": la esclerodermia y cómo vivir con ella

Lo cierto es que los españoles estamos destinados a sufrirlas irremediablemente. Un 25% de entre 18 y 64 años, está enganchado a internet, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), y cada vez dependemos más de las nuevas tecnologías. Además, un estudio realizado por la Fundación Telefónica, publicado a principios de 2015, concluyó que los usuarios miran su dispositivo móvil hasta 150 veces al día y, en nuestro país, el 70% de los adolescentes duerme con el teléfono encendido durante toda la noche.

'Selfitis'

Coges tu móvil, te haces una foto, miras el resultado, le pones un filtro y la subes a cualquiera de tus redes sociales. Esperas la repercusión que tiene y ansías ver los comentarios y los 'me gusta' que tiene tu publicación. Cuando empiezas a realizar esta acción una y otra vez de manera compulsiva y constante, se denomina selfitis.

Así lo indica el estudio publicado en la 'International Journal of Mental Health and Addiction' por los investigadores Janarthanan Balakrishnan y Mark Griffiths en el que directamente lo definen como el "deseo obsesivo compulsivo de tomarse fotos y publicarlas en las redes sociales como una manera de compensar la falta de autoestima y llenar un vacío en la intimidad".

La fatiga ocular es la consecuencia más clara y perniciosa de todo ese tiempo que pasamos con la vista fija en una pantalla

El término se acuñó por primera vez en 2014 para describir historias sobre la obsesiva toma de selfis que la Asociación Estadounidense de Psiquiatría estaba considerando clasificar como 'trastorno'. A pesar de que esta afirmación era falsa, más tarde sí se llevaron a cabo diferentes estudios empíricos para determinar si el concepto podría ser real.

via GIPHY

Tiene varios niveles: el primero, el límite, que consiste en autofotografiarse al menos tres veces al día, pero no se publican. El agudo implica subir las imágenes en diferentes plataformas y el último, el crónico, es el impulso incontrolable de hacerse fotos todo el tiempo y enseñarlas en las redes sociales más de seis veces al día.

Nomofobia

Si no puedes comunicarte con tus amigos sin necesidad de usar las nuevas tecnologías, si no eres capaz de salir a la calle sin el teléfono móvil o si no puedes pasar ni un día sin conectarte a internet, tienes un problema. Según un estudio que de 2014 desarrollado por la Facultad de Psicología de la Universidad de Granada (UGR), el 8% de los estudiantes universitarios españoles padece este miedo irracional a no llevar el 'smartphone' encima.

via GIPHY

'Plubbing'

Has quedado con tus amigos a cenar o estás de fiesta. Guardas el teléfono o lo dejas encima de la mesa y en cuanto tienes una notificación lo coges para mirar qué o quién necesita de tu atención. Lo consultas y te entretienes mirando más cosas. ¿Qué está pasando? Estás menospreciando a tus acompañantes mirando el teléfono en lugar de prestarles atención.

'Cuello de texto'

Es un padecimiento que afecta los músculos del cuello, cabeza y hombros y es causado muchas veces por tu adicción al móvil. Pasar mucho tiempo revisando el smartphone, la tablet o el portátil también puede estar afectando tu salud y causándote dolor. Esta afección es causada por la posición hacia delante y hacia abajo de estas partes de nuestro cuerpo y que ejercen una fuerte presión sobre la columna vertebral.

Algunos estudios han demostrado que los efectos que puede causar esta enfermedad son graves. Esta postura antinatural puede llegar a alterar la curvatura original de la columna vertebral, evitando que podamos corregirla en los peores casos. Es posible que haya tensión muscular, hernias de disco, compresión de los nervios de la columna, pérdida de la capacidad vital de los pulmones hasta en un 30% y además, el sistema digestivo se ve comprometido por la postura incorrecta.

Tendinitis

Afecta especialmente a los pulgares, que son los dedos más utilizados para teclear mientras se sujeta el teléfono con las dos manos. La revista 'The Lancet' publicó el primer caso en el que se establecía una relación causa-efecto: una mujer de 34 años que se pasó seis horas enviando mensajes de navidad con el móvil. Esta enfermedad es cada vez más frecuente en las consultas de traumatología, como antes lo ha sido la lesión del túnel metacarpiano en relación con el uso del ratón de los ordenadores.

Los españoles miramos nuestros móviles hasta 150 veces al día y el 70% de los adolescentes duerme con el teléfono encendido durante toda la noche

La razón es que el manejo de estos dispositivos se realiza siempre utilizando los mismos dedos de forma continuada, en postura inadecuada y siempre en tensión, incrementa un 30% el riesgo de sufrir una tendinitis, dependiendo del tiempo que se dedique a ello.

Visión borrosa

La fatiga ocular es la consecuencia más clara y perniciosa de todo ese tiempo que pasamos con la vista fija en una pantalla, y todos la hemos experimentado en un momento u otro. Si piensa que no, pregúntate si alguna vez ha sufrido visión borrosa, dolor de espalda, de cuello o de cabeza u ojos rojos después de pasar unas cuantas horas frente a la pantalla; son los síntomas más habituales.

Trastorno por videojuegos

A partir del año 2022, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considerará que los jugadores que pasan una media de 10 y 12 horas tienen un problema de salud mental. Según la institución, "el trastorno por videojuegos se caracteriza por un patrón de comportamiento de juego persistente o recurrente" y lo aplica tanto al online como al offline.

via GIPHY

Además, señalan tres características para identificarlo: un pobre autocontrol sobre el juego; un aumento de la prioridad que se le da en la medida en la que este se prefiere sobre otros intereses de vida y actividades diarias y el hecho de seguir jugando a pesar de las consecuencias negativas. El patrón es lo suficientemente severo como para resultar en un deterioro significativo en las áreas personales, familiares, sociales, educativas, ocupacionales u otras áreas importantes de funcionamiento.

Enfermedades Siglo XXI Tecnología Enfermedades raras Enfermedades misteriosas
El redactor recomienda