NI UN ADIÓS NI UNA SONRISA

“Ghosting” o la terrible forma de abandonar a tu pareja que se ha puesto de moda

A veces tenemos que aguantar ese momento en el que nuestra pareja nos comunica su decisión de acabar con la relación. Pero hay algo mucho peor que recibir la mala noticia de su boca

Foto: Desaparecer sin dejar rastro, como si la relación nunca hubiese existido. (iStock)
Desaparecer sin dejar rastro, como si la relación nunca hubiese existido. (iStock)

Todo marcha sobre ruedas. Has quedado varias veces con esa persona a la que has conocido una noche en un bar (o, seamos más modernos, en una aplicación de móvil como Tinder). Habéis salido, habéis cenado, habéis conocido a vuestros respectivos amigos y hasta estáis planeando hacer una escapada un fin de semana a algún lugar romántico. La cosa parece que va viento en popa, piensas mientras envías el último mensaje de buenas noches. A la mañana siguiente, no has recibido respuesta. Probablemente porque se habrá quedado dormida, ¿no?. Vuelves a mandar otro mensaje a media mañana y nada. Ni a la hora de la comida. A última hora de la noche decides llamar, preocupado por si ha sufrido algún accidente (o algo peor). No recibes respuesta, ni esa noche ni nunca. Eso es el ghosting.

Cuando el pasado mes de junio la prensa se hizo eco de la separación entre Sean Penn y Charlize Theron, la prensa empezó a hacerse eco de un concepto que ya existía pero que, hasta entonces, no muchos conocían. Al parecer, la actriz sudafricana había decidido dejar de responder a los mensajes y las llamadas de Penn, que al contrario de lo que ocurría con el ejemplo anteriormente expuesto, sabía positivamente que a su querida no le había pasado nada de nada. Simplemente, había optado, como tantas personas, por tirar la bomba de humo y dejar que el tiempo explicase al intenso intérprete que lo suyo había terminado

A veces, la decisión es tan repentina que puede ocurrir en mitad de una conversación de WhatsApp o incluso después de haber quedado el mismo día

No es la única, claro está. Según una encuesta realizada por YouGov y el Huffington Post, alrededor del 10% de los participantes habían puesto punto y final a una relación de esa manera. No se trata únicamente de relaciones romántics: es posible que conozcamos a alguien que nos caiga bien, quedemos con él una vez y por multitud de razones –como, por ejemplo, darnos cuenta de que es un plasta increíblemente absorbente– decidamos que no queremos que sepa más de nosotros. Como explicárselo a la cara es muy difícil (“mira, es que no te aguanto, así que mejor que no nos veamos más”) preferimos dejar de dar señales de vida y que la otra persona entienda lo que quiera.

El perfil psicológico del fantasma

Como es lógico, las formas de relación humana modernas han favorecido esta clase de situaciones. En un pueblo de 300 habitantes donde todo el mundo se conoce, el ghosting es imposible salvo que cojas de madrugada un autobús a la ciudad más lejana. Hoy en día, basta con dejar de responder al móvil para que la otra persona entienda lo que ha ocurrido. Incluso es posible que el “fantasma” desvíe la mirada o se haga el loco si se encuentra por la calle a la persona a la que ha abandonado de la forma más rastrera posible.

Por supuesto, el abandonado no lo pasa nada bien. Como explica Sara Ashley O' Brien, que ha vivido en sus carnes dicha situación, en un artículo publicado en The Date Report, publicado a comienzos de los años ochenta señaló que evitar el conflicto genera mucha más frustración, dolor y furia que decirle a la persona rechazada la verdad a la cara… para las dos personas, puesto que el fantasma es consumido por los remordimientos al saber que se ha comportado como un cobarde.

Ellos también saben qué es el 'ghosting'. (Gtres)
Ellos también saben qué es el 'ghosting'. (Gtres)

Esta clase de decisiones dicen mucho más del que las lleva a cabo que el que las sufre, como es obvio. ¿Cuál es la clase de persona que suele optar por el ghosting? Por lo general, desaparecer completamente es una decisión que se toma repentina e impulsivamente, pero que hay que mantener con gran esfuerzo a lo largo del tiempo (“¿te acuerdas de mí? Soy el que dejó de responder a tus mensajes la semana pasada”). A veces, la decisión es tan repentina que puede ocurrir en mitad de una conversación de WhatsApp o incluso después de haber quedado el mismo día: algo que puede precipitarse por el hecho de que, como en el ejemplo expuesto al comienzo del artículo, surja la sensación de que la relación marcha demasiado rápido. Momento de poner punto y final ipso facto.

Cómo identificar a un fantasma

Los fantasmas suelen ser inseguros, inmaduros y tener miedo al compromiso. Por lo general, huir de esa manera es una forma de evitar reconocer las equivocaciones propias o eludir la responsabilidad a la hora de herir a otra persona. Ojos que no ven, corazón que no siente. Como explica en Psychology Today Jen Kim, es producto de una disonancia cognitiva que provoca que, aunque sepamos que es inmoral, injusto con la otra persona e inaceptable, llevamos a cabo este comportamiento, ya que no ver las consecuencias de nuestros actos nos tranquiliza.

Si de buenas a primeras tarda en responder a un mensaje mucho más de lo normal es posible que se esté pensando coger las de Villadiego

Potencialmente, todo el mundo puede incurrir en el ghosting en un momento u otro de sus vidas, y probablemente muchos de los que lo han hecho pensaban que serían incapaces. Sin embargo, hay determinadas señales que nos avisan que nos encontramos ante alguien que puede salir por patas de un momento a otro. Por ejemplo, como señala la psicoterapeuta Denise Abatemarco en el artículo de The Date Report, si alguien hace minighosting (es decir, si de buenas a primeras tarda en responder a un mensaje mucho más de lo normal) puede ser una señal de que tarde o temprano nos dejará por completo.

Otra buena estrategia para evitar ser víctimas del ghosting es intentar averiguar qué ocurrió con sus parejas anteriores. Paradójicamente, en esta ocasión es preferible que mantenga contacto con todas ellas, pues es señal de que no tomó las de Villadiego. Cuanto menos quiera hablar de la relación y el futuro, más probabilidades hay de que esté pensando salirse por la tangente. Eso sí, debemos no intentar comportarnos como psicópatas: el hecho de que haya aparecido un doble check en el mensaje de WhatsApp y no te haya contestado aún no quiere decir que te vaya a dejar ispo facto, sino simplemente, que está ocupado.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios