Extraña afección

La misteriosa enfermedad que paraliza a los niños en Estados Unidos

Cientos de pequeños están sufriendo esta patología, parecida a la polio, cuyos síntomas incluyen parálisis repentina y, en muchos casos, irreversible

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Una misteriosa enfermedad parecida a la polio está atacando a cientos de niños en todo Estados Unidos. Hasta ahora no se ha podido determinar qué la ocasionaba, pero sí se sabe que sus síntomas incluyen parálisis repentina y, en muchos casos, irreversible. Un nuevo estudio, que completa y cierra el círculo de otros anteriores, señala la posible causa.

La investigación, que ha sido publicada en la revista 'Nature medicine', apunta al enterovirus D68 (EV-D68). Los expertos han descubierto signos de este virus en el líquido cefalorraquídeo de los pacientes afectados por la enfermedad tipo polio. Pero todavía no se sabe cómo surge la afección, aunque tener una evidencia tan sólida de la causa es un paso significativo en la dirección correcta.

Estudios anteriores

Dos estudios recientes identificaron la presencia de anticuerpos específicos para el enterovirus en el líquido que rodea el sistema nervioso central de pacientes diagnosticados con mielitis flácida aguda (MFA). Uno de ellos, publicado en agosto, encontró signos escasos del ARN del virus en muestras de suero y líquido cefalorraquídeo del paciente, pero identificó anticuerpos contra enterovirus en casi el 80% de los casos, en comparación con solo el 20% de los pacientes sanos. Aunque los resultados no fueron concluyentes porque el estudio se realizó solo con 14 pacientes afectados.

La enfermedad se manifiesta como un resfriado, pero se sigue desarrollando hasta provocar un daño neurológico severo que debilita los músculos

La otra investigación más reciente, realizada por científicos de la Universidad de California en San Francisco, ha encontrado resultados similares entre 42 niños diagnosticados con esta patología. Los expertos buscaron anticuerpos en el líquido cefalorraquídeo de los pacientes que pudieran reconocer el enterovirus y lo compararon con muestras tomadas de 58 pequeños que estaban sanos o tenían otras afecciones neurológicas variadas.

Al igual que en el estudio anterior, había pocos signos del virus en sí. Pero en más de dos tercios de las muestras de pacientes con MFA se encontraron anticuerpos que coinciden con proteínas pertenecientes a la familia y al género del virus EV-D68. En comparación, solo el 7% de los controles presentaron resultado similares en su líquido cefalorraquídeo.

Además, otras pruebas adicionales lo confirmaron: los anticuerpos para el virus tenían muchas más probabilidades de estar presentes en el sistema nervioso de los pacientes con la enfermedad paralizante.

Los resultados no alcanzan a detectar al virus con las manos en la masa, pero proporcionan la evidencia más sólida hasta la fecha de que un patógeno relativamente común está detrás de una epidemia que durante años ha desconcertado a las autoridades de salud.

El enterovirus D68 parece ser el culpable. Los expertos han descubierto signos de este en el líquido cefalorraquídeo de los pacientes afectados

Los casos de MFA han aumentado exponencialmente desde que se conoció por primera vez en 2012. Cientos de niños en los EEUU sufren los efectos debilitantes de la enfermedad.

Los síntomas

Esta enfermedad comienza a manifestarse de manera muy parecida a un resfriado, pero se sigue desarrollando hacia un daño neurológico severo que debilita los músculos y reduce los movimientos reflejos. Las similitudes con los efectos paralizantes de la poliomielitis hicieron pensar que se trataba de esta patología, pero sin signos del poliovirus, los epidemiólogos lo descartaron.

El foco se puso pronto en el EV-D68, un patógeno relativamente común que una vez estuvo asociado con problemas respiratorios leves. El agente no era exactamente desconocido para los expertos en salud, ya que fue identificado por primera vez en la década de 1960, pero tampoco se consideró un motivo de alarma, ya que solo se detectaron 26 casos de infección por EV-D68 en los EEUU entre 1970 y 2005. Esto cambió en 2014, con récord de infecciones respiratorias graves causadas por el citado virus.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios