Cuida tu alimentación

Por qué tomar demasiada vitamina D puede ser un riesgo para tu salud

Abusar de estos suplementos puede tener un efecto contrario que muchas personas seguramente no se esperan y puede afectarles considerablemente

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

El consumo de vitamina D se asocia al desarrollo de unos huesos fuertes y sanos gracias a la ayuda que presta al cuerpo para la absorción de calcio. Sin embargo, un nuevo estudio apunta a que tomarla en exceso (algo que puede pasar si nos atiborramos de suplementos alimenticios específicos) podría, en realidad, disminuir la densidad ósea.

Una investigación publicada en el 'Journal of the American Medical Association' revela que consumir más de la recomendada, 200 UI de vitamina D (unidad internacional que equivale a cinco microgramos), podría ser contraproducente. En el estudio, 303 personas (de 55 a 70 años) consumieron 400, 4.000 o 10.000 UI de esta sustancia en forma de suplemento una vez al día durante un período de tres años. También midieron la fuerza ósea y la densidad de la muñeca y el tobillo; y los niveles de vitamina D y calcio.

Durante los tres primeros años tomando en exceso este suplemento, la densidad mineral ósea (DMO) disminuyó en un 1,4% en el grupo que consumió 400 UI por día, 2,6% en el que tomó 4.000 UI por día y 3,6% el que consumió 10.000 UI diarios. Cabe destacar que cada grupo experimentó una ligera disminución en la densidad mineral ósea porque a medida que envejecemos, nuestros huesos comienzan a disminuirla.

Altas dosis de vitamina D se asocian al aumento de un marcador sanguíneo de descomposición ósea y supresión de la hormona paratiroidea

En resumidas cuentas, este estudio apunta a que, al contrario de lo que se podría pensar, tomar más de la cantidad diaria recomendada de vitamina D no fortalece tus huesos. Sin embargo, parece que los debilita.

Según Steven Boyd, coautor del estudio y director del Instituto McCaig para la salud ósea y articular de la Universidad de Calgary, la razón de la pérdida de densidad ósea podría tener que ver con el hecho de que las altas dosis de vitamina D se asocian con un aumento en un marcador sanguíneo de descomposición ósea y supresión de la hormona paratiroidea (PTH).

"La PTH mantiene el calcio en la sangre a un nivel normal. También estimula el mantenimiento óseo, que consiste en la extracción del hueso más antiguo y la estimulación de la formación de nuevo. Por lo tanto, si aumenta la descomposición ósea combinada con una menor estimulación de la PTH del mantenimiento óseo, el efecto neto puede ser una pequeña pérdida", apunta Boyd.

¿Qué implica esto para los deportistas?

"Aunque suficiente vitamina D es importante para mantener los huesos sanos, la carga mecánica también es un factor clave", señala Boyd. "Las cargas generadas al caminar y correr son importantes en los procesos celulares que regulan el mantenimiento óseo", apunta el especialista.

Una rutina de ejercicios puede ayudar a prevenir la pérdida ósea y la dieta también. Para obtener una cantidad suficiente de vitamina D en tu régimen, recurre a alimentos como el salmón, el atún, la leche, el yogur, los huevos y el queso.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios