¿Te vas de viaje? Las mejores formas de ahorrar para que te salga mucho más barato
  1. Alma, Corazón, Vida
exprimir cada céntimo

¿Te vas de viaje? Las mejores formas de ahorrar para que te salga mucho más barato

Si estás planeando tus próximas vacaciones, pero no puedes tirar la casa por la ventana, hay una serie de trucos que te serán muy útiles

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Cuando no tenemos dinero tenemos tiempo y viceversa, pero a veces se alinean los planetas y entonces podemos hacernos ese esperado viaje por el que llevamos todo el año suspirando. Pronto surgen los inconvenientes cuando bajamos a la tierra: tenemos un presupuesto limitado y no podemos endeudarnos a la vuelta, por lo que hay que soñar un poco (menos) a lo grande.

Para viajar barato hay que ser flexible, no tener miedo a negociar precios o confiar en sitios web poco conocidos, pues aunque la frase es conocida por todos; "lo barato sale caro", no necesariamente es así siempre. Aquí van algunos consejos que 'Insider' ha recopilado para que tus experiencias vacacionales (bien merecidas) te dejen un poco de dinero para poder disfrutar de otras el año que viene.

Al buscar vuelos

Hay páginas como 'Skyscanner' que todos conocemos y que sirven para encontrar los vuelos más baratos, aunque a veces es recomendable meterse en la web de la propia compañía y comprobar qué viaje nos sale más a cuenta. El problema es que quizá te ha pasado alguna vez: buscar varias veces el mismo destino, porque te interesa o estás dudoso, y el precio parece elevarse. El precio del billete depende de la fuerza que tenga tu moneda, es decir, podrás reservar un vuelo mucho más barato en países como Reino Unido, Australia o Estados Unidos.

Si planeas quedarte bastante tiempo en una ciudad y ver muchos lugares de interés, lo mejor es que te hagas con una tarjeta de turismo del lugar

El consejo, por tanto, es que ahorres buscando tu vuelo en navegador privado o modo incógnito. No solo eso, apunta también: los martes y miércoles son los días más baratos para volar y el mejor momento para reservar tu billete es entre tres semanas y cuatro meses antes del viaje.

Tarjetas para viajar

En Estados Unidos comprar vuelos por puntos es algo bastante común, pero en España este truco no es tan conocido, aunque si investigamos un poco también tenemos oportunidad: una opción para conseguir estos puntos y volar prácticamente gratis es con la tarjeta American Express Gold, si la contratas te regalan la cuota anual del primer año más 20.000 puntos si gastas 2.000 euros en los primeros cuatro meses, y eso equivale a un vuelo europeo de ida y vuelta con tasas aparte. No obstante, si no crees que vayas a gastar ese dinero quizá esta no sea una opción para ti.

En el mar

Quizá este año no te apetezca esperar en un aeropuerto y acabar con jet lag y has decidido pasar unas vacaciones en algún crucero de lujo, al más puro estilo David Foster Wallace. A diferencia de los viajes aéreos, que hemos visto que deben cogerse con tiempo, los cruceros suelen ser más baratos cuando se compran en el último minuto.

Es una opción particularmente excelente para cruceros más largo (trasatlánticos), y además incluyen comida y entretenimiento, así que quizá lo prefieras antes que un vuelo a las Bahamas.

Tarjetas turísticas

Si planeas quedarte bastante tiempo en una ciudad y ver muchos lugares de interés, lo mejor es que te hagas con una tarjeta de turismo del lugar, que te ofrecerá descuentos y acceso gratuito a las principales atracciones y museos, así como al transporte público. Es una forma de ahorrar dinero estupenda, pero entérate antes de cuánto cuesta en función del sitio en el que vayas a hospedarte.

La comida y la bebida

Quizá te parezca cutre, pero admite que tú también lo has hecho: preparar bocatas durante el desayuno del hotel si estás en un régimen de media pensión. Comer fuera es una de las formas más rápidas de arruinarnos cuando estamos de viaje, pero siempre hay una serie de truquillos que podemos llevar a cabo para no volver con los bolsillos vacíos; toma almuerzos o desayunos que sean casi comidas, tira de los mencionados bocadillos y si te encuentras en un lugar donde el agua se puede beber sin peligro a acabar conociendo todos los retretes del país, llevate una botella reutilizable.

La flexibilidad importa

Lo hemos dicho antes pero no nos cansaremos de repetirlo: si de verdad quieres ahorrar dinero en tu viaje quizá tengas que ser un poco flexible, aguantar una cama más incómoda o usar la función "viajar a cualquier lugar", que quizá te sorprenda.

Foto: Foto: iStock.

Puedes encontrar algunas ofertas increíbles de última hora de esta manera, aunque quizá tengas que levantarte de madrugada para ir al aeropuerto o acabes en una región recóndita al noroeste de Bangkok, lugar que jamás habías pensado que visitarías, pero, al fin y al cabo, viajar es una aventura.

Viajar Viajar barato Vacaciones Social Curiosidades Turismo Viajes
El redactor recomienda