MUCHA INDEPENDENCIA

El lado oscuro de la rica juventud nórdica: por qué hay tantos suecos viviendo solos

En Suecia se suele abandonar la casa familiar antes que en otro cualquier lugar de Europa, pero, irse tan temprano, ¿puede tener algún inconveniente que no imaginamos?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Según datos de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat), los españoles nos emancipamos, de media, a los 29 años. ¿Por qué? La mayoría de los jóvenes tienen miedo a encontrarse en una situación desastrosa de la que no podrán salir. Además, en nuestro país apenas hay políticas públicas de juventud y vivienda que permitan establecer nuevos proyectos. Sin embargo, en otras naciones europeas cuentan con ayudas que sí permiten abandonar el nido mucho antes. Irse de casa y ser independientes requiere mucho esfuerzo.

Este rito de iniciación con el que sueñan muchos adolescentes cada vez parece más difícil. De hecho actualmente en EEUU, viven muchos más hijos con sus padres, una cifra que no se alcanzaba desde 1940.

Pero en Suecia la historia es bastante diferente. La edad en la que los retoños se vuelven independientes y se emancipan es entre los 18 y lo 19 años, en comparación con la media europea que se encuentra en los 26. Y no es que se vayan a compartir piso, no. Están viviendo solos.

Mejor que mal acompañado

Según el estudio, más de la mitad de los suecos que viven en esta situación están solteros. Los datos sugieren que uno de cada cinco de entre 18 y 25 ya vive en su propia casa, pero aseguran que el número podría ser mayor, ya que muchos permanecen censados en la dirección de sus padres. Incluso con las importantes restricciones de vivienda, esta norma de mudarse temprano ha persistido.

Los caros alquileres y la dificultad para encontrar un trabajado estable han producido que la búsqueda de apartamentos asequibles en las principales ciudades sea casi imposible. Lo que ha obligado a algunos a retrasar el abandono del nido. Pero la proporción de jóvenes que se emancipan apenas ha cambiado desde 2011, según Statistics Sweden (SS).

El 16,8% de los suecos de entre 16 a 24 años afirmaron en una encuesta que se habían "sentido solos durante las últimas dos semanas"

"Suecia y los países nórdicos son especiales porque hay mucha menos variación en la edad de salida que en otros lugares", explica Gunnar Andersson, profesor de demografía en la Universidad de Estocolmo, a 'BBC'. "En otras partes de Europa no se considera problemático depender de la familia y en el sur del continente incluso debería considerarse poner como objetivo. El nuestro es crear un individuo independiente. De hecho, parece que algo anda mal si el niño se queda en casa", añade.

¿Qué nos diferencia a los españoles de ellos? El fuerte arraigo familiar que caracteriza a las regiones de cultura mediterránea. Nosotros estamos en contacto casi a diario con nuestros hermanos, padres, abuelos...y en Alemania, EEUU o Suecia, entienden que deben independizarse al empezar la carrera. Sin embargo, nuestros progenitores nos acostumbran a la sobreprotección, lo que dificulta que muchos se lancen al vacío.

Individualismo

Pero este comportamiento sueco no es nuevo. Se remonta desde hace siglos y se origina cuando los adolescentes de comunidades rurales salen de casa para trabajar en alguna granja. Pero no solo esto, además el estado de bienestar de Suecia les permite un acceso asequible a la vivienda, atención médica y educación sin dependencia familiar.

Mientras tanto, Andersson asegura que el stock de viviendas en los pueblos y ciudades suecos, que en gran parte están compuestos por apartamentos compactos, "ayuda a mantener" esta norma. Por el contrario, en los centros urbanos como Londres, París o Nueva York hay numerosos pisos reformados que solo sirven para compartir. ¿Liberador o solitario? Para muchos es perfecto, para otros tiene demasiadas desventajas.

Los españoles se emancipan de media a los 29 años porque tienen miedo a encontrarse en una situación desastrosa de la que no poder salir

Algunos no están listos y puede conducirles a un impacto perjudicial. Hay muchas decisiones que tomar y deben pensarlo todo muy bien: estrés, dinero, facturas, el día a día de la casa, el baño, la compra... La gente no se da cuenta de ello hasta que no está empantanada hasta el fondo. Además de todo esto, deben contar con la soledad emocional. "Si bien la mayoría de los adolescentes tienen una vida social activa y grandes en las redes sociales, algunos pueden tener dificultades para mudarse si no tienen un amigo o pariente cercano para hablar realmente sobre su vida y sus problemas".

Soledad

Aunque desde muy pequeños reciben nociones para criarse así, el experto asegura que lo mejor para ellos es "ofrecerles un apoyo emocional y no tanto práctico" una vez que se muden. Otro estudio de SS realizado en 2017, descubrió que más del 55% de los jóvenes de entre 16 y 24 años no tienen relación con ningún familiar cercano.

No es posible establecer vínculos claros entre la soledad y los diagnósticos específicos de salud mental, pero el número de adultos jóvenes de ese rango de edad que recibieron tratamiento por sufrir enfermedades psiquiátricas en Suecia aumentó casi un 70% en la última década, según las cifras publicadas por la Junta Nacional de Salud y Bienestar del país en 2018.

El Estado de bienestar de Suecia les permite un acceso asequible a la vivienda, atención médica y educación sin dependencia familiar

Y no solo eso. Aunque no ha habido una encuesta nacional de soledad desde 2013, esta estadística asegura que el 16,8% de los suecos de entre 16 a 24 años afirmaron que se habían "sentido solos durante las últimas dos semanas". Solo los mayores de 75 reportaron un nivel más alto que el resto de edades. Pero el panorama general es más complejo porque muchos expertos creen que vivir en estas condiciones es solo un factor para percibir cuánta soledad sienten las personas.

Algunos medios de comunicación aseguran que es nueva epidemia y explican que el gobierno debería encontrar alguna solución. En Suecia oscurece muy pronto durante el invierno y hace mucho frío, lo que provoca que la gente no tenga ganas de salir durante la semana y muchos se sientan aislados. Si vives con otras personas, tienes compañía si te apetece. Si no quieres socializar, puedes cerrar tu puerta. ¿Es el modelo mediterráneo entonces mucho mejor?

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios