¿SE ACABÓ?

Qué hacer si descubres que tu pareja te ha sido infiel durante años

Imagina que has estado con alguien toda la vida y te enteras de que te ha engañado. ¿Debes hacer algo por solucionarlo o es mejor borrón y cuenta nueva?

Foto: Fotograma de la película 'Eyes Wide Shut'.
Fotograma de la película 'Eyes Wide Shut'.

Conoces a alguien, teneis una relación de pareja durante un tiempo, os casáis, os comprometéis para toda la vida y llegas al pacto de no engañar a tu media naranja y ser fiel hasta que la muerte os separe. Pasáis buenos y malos momentos, pero tú siempre has estado al pie del cañón y descubres que te ha puesto los cuernos una larga temporada.

¿Es posible perdonar una infidelidad? Muchos se preguntan si se puede o no superar esta situación tan delicada. ¿Cuál es la respuesta? Depende básicamente del restablecimiento del vínculo de confianza entre ambos y el grado de afectación, ya que en algunos casos el daño puede perdurar para siempre y la separación en la mejor opción para los dos.

Cuando te enteras de algo así hay una auténtica explosión de sentimientos y se inicia un proceso que lleva al replanteamiento de la relación. Traición, rabia, dolor, tristeza, desconfianza, dudas, venganza, incredulidad, vergüenza, impotencia... un torrente de emociones del que pocos están preparados para sentir en sus propios cuerpos.

El duelo

Muchos no tienen claro que la infidelidad depende del pacto que cada pareja haya acordado. Lejos queda el concepto de matrimonio eterno en el que ambos eran esclavos hasta el fin de los días. Con la evolución de la sociedad, muchas uniones han cambiado y los términos y condiciones se han reestructurado. El abanico de posibilidades es inmenso.

La fidelidad, lejos de ser una condición natural de nuestra especie por defecto, se debe más a una cuestión de voluntad, es decir, un propósito que uno se pone y que acuerda con otra persona. A diferencia de otras especies que llevan codificada en su genética toda una serie de conductas a seguir, los seres humanos no tenemos las cosas tan claras. Somos monógamos por cultura y religión, pero no por naturaleza. Así que cuando alguien se va con una tercera persona, sentimos que ha roto ese pacto al que habíamos llegado.

Reprochar es uno de los principales problemas a los que las parejas suelen enfrentarse tras haber vivido estas situaciones

"Cuando alguien se entera de repente se encuentra en una dicotomía entre lo que desea y lo que le conviene. Así que lo primero es tomar un poco de distancia para no precipitarse y no culparse. No es tu responsabilidad", asegura a 'El Confidencial' Jesús Linares, psicólogo de Servicios Sociales en el Ayuntamiento de Colmenar.

Lo mejor que puedes hacer es afrontar la situación desde el principio. Tapar lo que sientes no es bueno en ninguno de los casos. Es normal quedarse anonado con la situación, pero quizá sea la hora de meditar para calmar tus sentimientos y no tomar decisiones precipitadas de las que después puedas arrepentirte. Asumir la realidad es la clave para no regodearse en el dolor y la injusticia de lo que te ha sucedido.

Analiza si ha sido algo puntual o durante años y no busques enemigos donde no los hay. Dedica el tiempo que necesites a gestionar el dolor y busca la ayuda de tus amigos y familiares, un espacio en el que encuentres seguridad. A la pregunta de cómo superar una infidelidad (y da igual si ha sido una vez o veinte), solo hay dos opciones saludables: terminar para siempre o construir desde cero.

¿Soluciones?

Concretad los valores que son básicos para cada uno y combinarlo con espacios individuales, pero también en común. Ambos son necesarios y enriquecen la relación. Valorarse es también muy importante. Dedica tiempo a cosas que te gusten y haz que tu autoestima crezca. "Tomarse un tiempo para uno mismo es importante. No evites las emociones desagradables. Intenta cuidarte y no te pelees con esos momentos de bajón, así entenderás mejor la situación", continúa el experto.

"Las rutinas son muy importantes. Si antes hacíamos determinadas cosas para cuidarnos hay que continuar igual. Es el momento de seguir haciéndolas para distraerse y tomar distancia", explica.

Nosotros mismos sabemos mejor que nadie lo que necesitamos. Se trata de escucharnos

La Universidad de Nevada estudió los factores que empujan a las parejas para salvar su matrimonio y tras analizar a 200 personas concluyó que la decisión estaba enlazada con la presión de su entorno social. No pienses en el resto. No dejes que tus amigos o familiares elijan por ti. Apóyate en ellos, pero no permitas que tengan la osadía de saber qué es lo mejor. Todo depende de ti y de lo que tú quieras hacer. Al final, solo hay una vida, y no estamos aquí para estar sufriendo.

Difícil decisión

Decidir qué quieres hacer y ponerlo en práctica son dos cosas muy diferentes. Lo primero para poder seguir caminando es perdonar, que no quiere decir continuar con tu pareja. Solo es la forma más sana para ti mismo estar bien. Si lo que has elegido es acabar para siempre, deja las cosas claras e intenta acabar de la mejor forma posible. El rencor no es la solución y si hay niños de por medio deberás comprender que de una forma o de otra a ellos les afecta. Un correcto contacto será primordial para que tus hijos no sufran más de la cuenta.

En el caso de que hayas decidido continuar, piensa que vas a crear algo nuevo. Si en un futuro hay una discusión, echar en cara algo que ha sucedido en el pasado y que has decidido perdonar no tiene sentido. Si realmente vas a reconstruir, hazlo bien y sabiendo a qué te enfrentas. Lo necesario ahora es recuperar la confianza y la normalidad. Revisa y habla con él o ella sobre lo que no funcionaba, sin buscar culpables, para cambiar y mejorar.

Somos monógamos por cultura y religión, pero no por naturaleza. La fidelidad es un propósito que uno se pone y acuerda con la otra persona

Acuérdate de que reprochar no es el camino y que las acusaciones son uno de los principales problemas a los que las parejas suelen enfrentarse tras haber vivido este tipo de situaciones. El "perdono, pero no olvido" no es la solución. A partir de ahora será un nuevo viaje en el que la sinceridad debe fortalecer vuestro vínculo. Utiliza una comunicación clara basada en la escucha activa que promueva el respeto y la compresión y recuerda que debéis trabajar ambos. "Nosotros mismos sabemos mejor que nadie lo que necesitamos. Se trata de escucharnos", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios