LA ALIMENTACIÓN ES LA CLAVE

La dieta con la que perdió 37 kilos: su marido solo aguantó 2 semanas

¿Quieres probar un régimen efectivo para perder peso y no sabes cuál elegir? Esta es la historia de una mujer con dos hijos que lo tiene bastante claro y que cuenta su experiencia

Foto: Foto: Instagram.
Foto: Instagram.

Has leído innumerables veces que ninguna dieta es efectiva al 100% porque cada organismo funciona de manera diferente. Seguramente una de las más discutidas sea la cetogénica, que restringe los carbohidratos y aumenta las grasas.

Muchas personas aseguran que es lo único que realmente funciona para adelgazar de verdad, pero otros abandonan el plan a medias porque les resulta verdaderamente duro. Eso lo que les sucedió a Keli Ricci y su marido.

En junio de 2017, ambos hicieron una apuesta para ver quién podría aguantar más tiempo en el régimen keto. Esta madre de dos hijos pesaba 93 kilos en ese momento y su peso le hacía sentir incómoda, por lo que aceptó el desafío sin pensarlo ni un minuto.

Nunca había estado en un punto de mi vida en el que me sintiera cómoda con mi peso, por eso decidí empezar con la dieta cetogénica

Al principio, no siguieron ningún plan específico. Simplemente eliminaron la mayoría de los hidratos de sus comidas, incluidos los almidones y el azúcar. Pero como cualquiera que haya intentado deshacerse de ellos, sabe que no es fácil. Tyler, novio de Keli terminó dejándolo todo solamente dos semanas después de perder cuatro kilos y medio. Ella decidió continuar.

Sin rendirse

"Estaba contenta con lo que había conseguido en poco tiempo, así que decidí seguir adelante", asegura a 'Health'. Pronto, su dieta general baja en carbohidratos se endureció convirtiéndose en un plan más detallado, más fiel al cetogénico original. "Mientras buscaba recetas apropiadas e inspiración alimentaria, seguí informándome y comencé a hacer pequeños cambios", continúa.

Con esta alimentación, el cuerpo entre en "cetosis", produciendo que las reservas de lípidos se conviertan en cetonas, las cuales alimentan los músculos y el cerebro en lugar de los carbohidratos. El resultado es la quema de grasa y pérdida de peso relativamente rápida en comparación con una dieta tradicional. Se estipula que los seguidores de este régimen obtienen del 75% al ​​90% de sus calorías diarias de las grasas, del 6% al 20% de las proteínas y del 2% al 5% de los hidratos.

Para mayo de 2018, Keli adelgazó 37 kilos. Ahora, un año después, ha mantenido su peso porque "la alimentación es la clave". Come principalmente queso, pollo, carne y verduras. Realiza un seguimiento de su ingesta diaria de alimentos en una aplicación para bajar de peso y se mantiene activa haciendo ejercicio y jugando con sus dos hijos.

Esfuerzo y constancia

"Nunca había estado en un punto de mi vida en el que me sintiera cómoda con mi peso, por eso intenté perderlo muchas veces, nunca tuve éxito y me daba por vencida una y otra vez. "Realmente no puedo decir por qué fue más fácil, pero supongo que estaba lista para esforzarme y ser constante. Con esta dieta comencé a disfrutar realmente de mis comidas, y además estaba funcionando porque realmente adelgazaba, lo que me motivó a seguir adelante", explica.

"Estar en cetosis ayuda a calmar la sensación de hambre y los picos de azúcar en la sangre que te hacen querer comer más dulces una y otra vez. Estoy satisfecha, no tomo nada entre comida y rara vez meriendo. Se lo recomiendo probar a todo el mundo que quiera adelgazar, pero hay que tener ganas de cambiar o te acabas rindiendo como mi marido", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios