cambia tu lista de la compra

Los once alimentos que resultan más saludables para todas las mujeres

Hay maneras de prevenir enfermedades, una de ellas es mediante la alimentación. Aquí te dejamos un compendio de los mejores platos para tu paladar y tu salud

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Si eres mujer y estás leyendo esto, estás de suerte. Y si no lo eres, también, porque seguro que conoces a alguna. Hay varios factores de riesgo que hacen que ellas sean más vulnerables a ciertas enfermedades que los hombres. Por ejemplo, en Estados Unidos, la afección cardíaca es la primera causa de muerte en ellas, según un estudio realizado en 2017.

Afortunadamente, hay maneras de defenderse o prevenir estas enfermedades tan graves, protegiendo tu sistema inmunológico. ¿Cómo? Ajustando la dieta con alimentos ricos en antioxidantes, que sirven para promover la pérdida de peso, mejorar la digestión o bajar el colesterol. Son todo ventajas. Si ya los estás comiendo, mejor para ti, porque no tendrás que hacer mucho más, pero si no, es hora de cambiar lo que metes en el carrito de la compra.

Huevos

Ya hemos hablado en otras ocasiones de los beneficios de tomar dos huevos diarios, según los últimos estudios. Hay infinidad de combinaciones, pasados por agua, escalfados, fritos, revueltos... las yemas albergan toneladas de nutrientes esenciales, pero difíciles de obtener, incluida la colina que está vinculada a tasas más bajas de cáncer de mama.

Los alimentos ricos en antioxidantes deben ser vitales en tu dieta para prevenir enfermedades

Sus antioxidantes ayudan además a prevenir la degeneración macular y las cataratas y, como ya se ha comprobado y contrariamente a lo que se creía, comerlo con asiduidad con aumenta el riesgo de ataque cardíaco o hipoplejía. Con hacerte una tortilla con dos huevos ya tienes una cena copiosa y que alimenta.

Salmón

Además de ser uno de los pescados más sabrosos, es tambén una rica fuente de vitamina D y de omega-3. Estos ácidos grasos esenciales tienen una amplia gama de impresionantes beneficios para la salud, previenen enfermedades cardíacas, mejoran el estado de ánimo y ayudan a perder peso. Además, reducen la velocidad de la digestión, lo que hace que te sientas lleno antes, por lo que ingieres menos calorías a lo largo del día.

Leche desnatada

Que sí, que la leche es buena, aunque haya gente que se apoye en que somos el único mamífero que la toma una vez llegado a la adultez. Es cierto, pero también somos el único mamífero que ve la televisión. No hay nada nuevo en decir que los estudios han demostrado en incontables ocasiones que la leche actúa estupendamente en los huesos.

Investigaciones recientes de la Universidad de Tenesse han descubierto que las personas obesas que se sometieron a una dieta baja en calorías perdieron un 70% más de peso si tomaban leche. Es además una fuente estupenda de vitamina D, que reduce el riesgo de enfermedad cardíaca y cáncer, e incluso ayuda a prevenir la depresión. ¿Qué más necesitas?

Nueces

Brevemente: Se ha demostrado que comer nueces diariamente puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes. Son ricas en omega-3, y ayuda a tu salud cardíaca tanto como una taza de té verde. La clave es la moderación, claro, porque son altas en calorías. ¿Lo ideal? Echarlas espolvoreadas sobre el yogur griego (también muy recomendable), las ensaladas o los cereales.

Aguacate

¿Te gustan? Estás de suerte. Los aguacates contienen compuestos que protegen el corazón, como la fibra solubre, la vitamina E, el folato y el potasio. De igual manera, como tienen calorías, asegurate de controlar el tamaño de sus porciones. Eso sí, eligelos antes que el queso, por ejemplo, si quieres hacer una ensalada.

Brócoli

Si comes brócoli, vivirás más. Así por lo menos lo aseguran los estudios hechos con un total de 6.100 personas, que comprobaron que se reduce la posibilidad de morir por enfermedad cardíaca en un 26%. Si lo eliges al vapor, aún mejor, porque libera la cantidad máxima de sulforafano, el compuesto activo en los vegetales crucíferos.

Espinaca y tomate

Te ahorramos los chistes sobre Popeye, pero las espinacas son fundamentales. No solo protegen contra la degeneración macular sino que su luteína puede prevenir los ataques cardíacos al mantener las arterias libres de colesterol.

Los tomates, por su parte, son la fuente más común de licopeno, un antioxidante que puede proteger contra las enfermedades cardíacas y el cáncer de mama. Tómalo más en ensalada y menos con pan, ya de paso.

Arándanos

Si quieres tener la piel de Madonna, come muchos porque están repletos de antioxidantes que desafían los estragos de la edad. Las investigaciones muestran que una dieta rica en arándanos puede ayudar aprevenir la pérdida de memoria, las infecciones del tracto urinario y aliviar la fatiga visual.

Chocolate negro

Un regalo, pero tiene que ser negro. Este chocolate está lleno de antioxidantes flavonoides que evitan que las plaquetas de la sangre se peguen entre sí. Opta por el que tiene más de un 70% de cacao. Una sugerencia: a media tarde, con fresas o bayas frescas, puede brindarte estos beneficios para la salud de los que hemos hablado sin calorías extra.

Ostras

¿No te gusta como se deslizan por tu garganta, de manera viscosa y resbaladiza? Pues, lamentamos decírtelo pero las ostras son las campeonas de la naturaleza en cuanto a zinc se refiere. Además, son una fuente rica en hierro, y cuando no tenemos suficiente podemos sufrir deficiencias en los glóbulos rojos, fatiga, dolores de cabeza y otros problemas, así que a la carga.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios