sigue estos pasos

Has pasado algo por alto: cómo puedes hacer un perrito caliente perfecto

Si tienes invitados y quieres ser el rey de la fiesta (y los fogones) no te lo pienses dos veces y sigue estos sencillos consejos para cocinar un plato de diez

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Es la fiesta de la salchicha. No pienses en nada erótico festivo, simplemente llega un momento genial en la vida de cualquier persona: vas a comerte un perrito caliente porque te apetece darte ese lujo. Ahora bien, si no lo haces apropiadamente, una experiencia de cinco estrellas para tu paladar puede convertirse en una situación francamente olvidable. Como no queremos eso, lo mejor es que aprendas el noble arte de cocinar un perrito caliente como verdaderamente se merece.

Vayamos por partes, solo hay una manera original y genuina de cocinar una salchicha para un perrito caliente: a la parrilla. Si decides hacerlo de cualquier otra manera ten muy claro que harás llorar a uno de esos vendedores que se pasean por Nueva York con sus carritos a cuestas. Una vez que este concepto ha quedado completamente claro y no puede olvidarse, el chef Joseph Rizza, experto en cómo asar la carne, explica en 'Men's Health' los pasos que debes seguir a continuación.

Descongélalo bien

"Es fundamental", señala. Asegúrate de que la proteína que vas a cocinar está a temperatura ambiente antes de calentarla, nunca debes cocinar nada que esté congelado. "Yo recomendaría descongelar las salchichas en la nevera durante la noche y luego dejar que alcancen la temperatura ambiente antes de ponerlos en la parrilla". ¿Por qué? Así se cocinarán uniformemente.

De todas maneras, ¿para qué vas a congelar los perritos calientes? Podrían durar toda la vida en el frigorífico. Una vez que los has congelado y están listos para cocinarse, vamos al siguiente paso.

La parrilla

Ya ha quedado claro que hay que calentarlos en la parrilla para no tener que hacer llorar a nadie. Ahora bien, ¿de gas o de carbón? Rizza prefiere esta última. "El método del carbón vegetal le da mucho más sabor a la comida", apunta. "Cuando las brasas están completamente apelmazadas extiende los carbones planos con unas pinzas largas y vuelve a colocar la rejilla superior. Deja que se caliente durante unos minutos y luego comienza. Eso sí, si estás cocinando solo unas cuantas salchichas, deposita las brasas a un lado de la parrilla para lograr la mayor eficiencia. Si estás de festín, cocinando un montón, distribuye el carbón de manera uniforme".

La parrilla siempre tiene que ser de carbón, y no lo cocines más de seis minutos

Y te preguntarás, ¿y si no quiero o no puedo hacerlo a la parrilla? "Bueno, espero que al menos tengas una estufa que funcione", indica el chef. "No agregues el aceite, de lo contrario no obtendrás el mismo efecto que a la parrilla".

Haz cortes en los perritos

Sin piedad. Haz, aproximadamente, cuatro o cinco pequeñas ranuras en las salchichas con un cuchillo de pelar, antes de ponerlos en la parrilla. Hay un motivo: según Rizza esto evitará que encojan.

Después, asegúrate de que está chamuscado. Llevará alrededor de dos o tres minutos, pero verás claramente las marcas de la parrilla a un lado del perrito caliente. Cuando eso suceda, dale la vuelta a la salchicha y repite. "Pero no te pases, si estás más de seis minutos cocinándola probablemente sepa a algo parecido a un petardo explotado. Una manera de saber que está hecha es cuando puedes ver que sale jugo de la salchicha".

Añade la mantequilla

Porque sí, hay que añadir mantequilla derretida o de ajo, justo antes de sacarlos de la parrilla. Engordarán más, pero Rizza es tajante con esto. "No solo con los perritos, también debes hacerlo en el pan o el bollo en el que vayas a introducirlos. Y colócalos durante unos 20 segundos en la parrilla también para que se calienten un poco, a nadie le gusta el pan frío".

Ahora, ¿qué le pongo?

Vale. Ya sabemos cómo cocinar apropiadamente el perrito, pero ¿qué le ponemos? Si eres de los que se conforman con el pan y la salchicha ya no hace falta que sigas leyendo, pero en caso contrario, Rizza recomienda: "Yo nací y crecí en Chicago, así que voy a recomendar mostaza, cebolla, pepinillo dulce, tomates y apio. Puede parecer mucho pero si nunca te has comido un perrito caliente al estilo Chicago no sabes lo que te estás perdiendo".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios