ENCAJES DE BOLILLOS

Por qué tienes que ganar 270.000 euros al año para llevar una vida de clase media

Tanto en España con en Estados Unidos, los bienes y servicios se han encarecido hasta el punto de que cada vez se habla más de la extinción de este grupo socioeconómico

Foto: Calles de San Francisco. (iStock)
Calles de San Francisco. (iStock)

Seguro que te suena: la hipoteca, el colegio de los niños, la comida, la gasolina, la calefacción, el agua o el pago a la comunidad. A estas alturas de la vida, sobrevivir financieramente parece más y más complicado. A pesar de que varios expertos apuntan que todavía estamos lejos de sufrir una nueva burbuja inmobiliaria, muchas familias de nuestro país tienen que hacer encajes de bolillos para llegar a fin de mes.

Los factores de los que depende el nivel de gasto son variados. Si vives en grandes ciudades como Barcelona o Madrid, has de saber que una parte muy importante de tu dinero irá a parar a la vivienda, aunque también de nuevo vuelve a depender de la zona que escojas. En España no sucede como en otros países, cuyos sueldos si vives dentro de un área metropolitana tienden a ser más altos por el mismo trabajo; de ahí que se diga que nuestro país tiene la prima salarial urbana más baja del mundo, es decir, "la brecha en el salario que se obtiene al comparar pequeñas o medianas ciudades frente a las grandes metrópolis".

Puedes salir adelante ganando menos, como muchos hacen, pero no será tan fácil si tu objetivo es ahorrar para la jubilación

Pero en Estados Unidos este fenómeno parece estar mucho más acentuado. Si vives en ciudades como Nueva York o San Francisco, casi necesitas ser rico para poder permitirte una vida cómoda. Tanto es así que muchos sociólogos se han apresurado a afirmar que la clase media, que antaño deparó tantas promesas de realización y bonanza para los ciudadanos de las sociedades democráticas capitalistas, está desapareciendo en detrimento de una nueva generación de gente adinerada cuyo salario mínimo para poder habitar está en los 300.000 dólares (cerca de 265.863 euros), según informa 'Business Insider'.

"Permite que te cuente una triste historia. Para poder criar cómodamente a una familia en una costosa ciudad costera como San Francisco o Nueva York, debes ganar al menos 300.000 dólaraes al año". Son las palabras de Sam Dogen, todo un experto en lo relativo al dinero que define su profesión como la de un "samurái financiero" en un interesante artículo publicado en el medio norteamericano. "Ciertamente, puedes salir adelante ganando menos, como muchos hacen; sin embargo, no será tan fácil si tu objetivo es ahorrar para la jubilación, si tienes que pagar la educación de tu hijo, si deseas salir del rango de inquilino y pasar a ser propietario o, de hecho, si quieres retirarte a una edad razonable".

Uno de los datos más curiosos a este respecto es que la mitad de la población estadounidense vive en las costas, sobre todo teniendo en cuenta el vasto territorio que ocupa el país. Para saber a ciencia cierta en qué gastan el dinero las familias norteamericanas, Dogen establece una lista aproximada de lo que cuestan los servicios en ciudades como San Francisco o Nueva York.

El cuidado de los niños

Alrededor de 24.000 dólares al año (unos 21.274 euros). La tarifa estándar para los servicios de cuidadora en una ciudad como San Francisco es de 20 dólares la hora. El precio ha ascendido tanto que muchos padres deciden compartir niñera con otras familias para que cueste menos de diez dólares la hora. El precio puede variar o aumentar en caso de tener un segundo hijo. Siempre queda la solución a corto plazo de poder pedir a algún amigo o amiga de confianza que atienda a los pequeños a cambio de una buena propina.

La comida

Unos 25.200 dólares al año (cerca de los 22.344 euros). Además de tener poco tiempo para cocinar, tampoco tendrás hueco en el bolsillo para amortizar el gasto. Lo más llamativo de la comida en sitios como Nueva York es que si quieres comer sano de verdad, tienes que pagar. Otra peculiaridad gastronómica de esta ciudad es que la mayor parte de su población no tiene tiempo, por lo que comer de forma saludable y poseer unos minutos al día para cocinar es todo un distintivo de clase social. De ahí que muchas personas tengan que apañarse con los clásicos perritos calientes callejeros. Según explica Dogen en su artículo, "es de donde hay que rascar para sentirse un poco menos apretados", por lo que es el primer bien sacrificable a la hora de hacer encajes de bolillos financieros.

Una hipoteca

Cerca de unos 46.800 dólares al año (unos 41.485 euros). Evidentemente, depende de qué casa escojas o la zona en la que decidas vivir, pero si estás pensando lanzarte a la aventura y establecer residencia en San Francisco o Nueva York prepárate porque no te va a salir nada barato. A no ser que quieras hospedarte en una casa okupa o ver la ciudad desde los ojos de un "hobo" y depender del metro o de las aceras, mejor cambia de idea y apuesta por un destino de vida mucho más frugal.

Vacaciones

Si vives en una de estas dos famosas ciudades, cuidado porque a lo mejor no puedes permitirte salir de ellas ni para disfrutar de un viaje en familia. "Tres semanas de vacaciones son necesarias para dos padres que trabajan y quieren mantener la cordura", puntualiza Dogen. El gasto que cifra el experto está en torno a los 7.800 dólares (unos 6.915 euros). El economista protesta por el nivel de vida de los neoyorkinos y alaba el sistema económico de Europa, mucho más barato.

El coche

Una de las peculiaridades de un país como Estados Unidos es su fuerte cultura automovilística que hace que disponer de un vehículo familiar propio no sea un gasto tan elevado: apenas unos 7.400 dólares de media (unos 6.560 euros) que, comparado con los países de la Unión Europea, no resulta tan excesivo. Pero el problema surge a la hora de hacer cálculos y sumarlo a todo lo demás.

Artículos para bebés

Si finalmente os habéis decantado por formar una familia bajo las grandes avenidas de Manhattan, os va a salir muy caro solo adquirir el carrito del bebé, los pañales, los juguetes, la cuna y el asiento para el coche: alrededor de unos 6.000 dólares, lo que se traduce en 5.318 euros aproximadamente.

¡Y el ocio!

No puedes tener a los niños todo el día en casa. Necesitan ir al cine, hacer excursiones, jugar a los videojuegos que tienen los demás niños de su edad y, de vez en cuando, descansar en el sofá viendo películas a través de una subscripción a cualquier plataforma de series y películas en streaming. No es moco de pavo, el gasto puede ascender a los 7.200 dólares mensuales (6.382 euros aproximadamente).

Como hemos visto, la llamada clase media parece estar abocada a un final traumático. Así lo atestigua un reciente informe de la OCDE: "Los hogares de ingresos medios han visto su estándar de vida estancarse o empeorar, mientras que los que ingresan más siguen acumulando dinero y riquezas". Además, hay que contar con los profundos cambios que ya se están produciendo en los entornos laborales y los medios de producción. La automatización de los procesos, la robótica y la inteligencia artificial prometen quitar el empleo a todos aquellos trabajadores que antaño conformaron lo que ahora con nostalgia llamamos clase media.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios