cambio radical

La dieta de las lectinas: así se pueden adelgazar 20 kilos

La cantante ha anunciado este año que ha perdidomucho peso, todo gracias a un régimen basado en el libro 'La paradoja vegetal' del cardiólogo estadounidense Steven Gundry

Foto: Kelly Clarkson en el iHeartRadio Music Festival en Las Vegas. (REUTERS)
Kelly Clarkson en el iHeartRadio Music Festival en Las Vegas. (REUTERS)

Los famosos son sin duda los reyes de las dietas. Algunas de ellas son muy poco recomendables. Beber únicamente agua, comer una manzana al día, cocinar alimentos crudos como Gwyneth Paltrow, realizar ritos y aquelarres en un bosque al anochecer... cualquier cosa vale y se pone de moda asegurándonos que perderemos esos kilitos de más.

La última en apuntarse al carro ha sido Kelly Clarkson. La cantante ha anunciado este año que ha perdido 20 kilos, todo gracias a una dieta basada en el libro 'La paradoja vegetal' del cardiólogo estadounidense Steven Gundry. Es una obra un tanto polémica, porque aboga por dejar de comer productos vegetales. Según Gundry, los alimentos que consideramos sanos, ya sean tomates, legumbres, frutas, etcétera, esconden un "secreto oculto" y en realidad son los causantes de muchas enfermedades. Esto se debe a que tienen lectinas (proteínas que se unen a los azúcares).

Las peligrosas lectinas

Kelly cuenta que comenzó la dieta para tratar una enfermedad autoinmune y problemas de tiroides, y que por el camino ha perdido esos kilos de más. Algunas personas con problemas de celiaquía han comenzado a utilizar esta dieta porque, por si no lo sabías, el gluten es una lectina. Todo el revuelo viene además de la creencia de que podrían ser las intermediarias en la adhesión de bacterias y virus a las células. Sea como fuere, la imagen de Kelly Clarkson ha variado mucho:

La artista, en Soldier Field en 2017. (Wikipedia)
La artista, en Soldier Field en 2017. (Wikipedia)

Así aparecía el año pasado en una actuación, y así es como se encuentra ahora tras haber hecho la famosa y polémica dieta...

La diferencia, desde luego, es abismal. El libro señala que las lectinas hacen aumentar de peso porque actúan como la insulina -la hormona que absorbe la glucosa (moléculas de azúcar) de los tejidos periféricos (las células grasas) para el almacenamiento-. Aunque está terminantemente prohibido comer legumbres, quinoa, leche, huevos, tomates, pimientos o patatas todavía hay cosas de las que te puedes alimentar que no son el aire. La carne, el pescado, el aceite de coco y ciertos vegetales como verduras, brócoli, coliflor y coles de Bruselas están permitidos. Algo es algo.

Tienes prohibido comer huevos, leche, quinoa, tomates, patatas o pimientos, entre otros

Las lectinas tienen funciones biológicas en nuestro cuerpo, por ejemplo, regular los niveles de proteínas en nuestra sangre o controlar la adhesión de glicoproteínas a las células, por lo que realmente no se ha comprobado que sean negativas como el libro pretende hacernos creer.

Entonces, ¿por qué ha adelgazado Kelly?

Las lecitinas están en todo. También, como no podía ser de otra forma, en la comida procesada. La dieta estadounidense es conocida por ser alta en grasas saturadas, por lo que paliando el uso de estos alimentos ha sido como Kelly ha adelgazado.

Ni tanto ni tan calvo. Uno debe cuestionarse siempre cualquier dieta que limita las verduras o las frutas, y, como decíamos antes, hasta la fecha no hay datos que refuten verdaderamente que el uso de lectinas promueve el aumento de peso o daña la salud. No obstante, el dejar de consumirlas tampoco tiene que ser forzosamente malo, siempre que se haga con cabeza y de una manera equilibrada. Como todo en esta vida, por otra parte.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios