ella lo sabe todo

¿Cuándo eres infiel realmente a tu pareja? Una experta lo explica

Puedes mentir y engañar a tu cónyuge de muchas formas. Qué es para ti poner los cuernos puede ser diferente de lo que piensa el otro. ¿Dónde están los límites?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Con la temporada de las cenas de empresa y las fiestas en pleno desarrollo, muchas personas se despiertan con algo más que un simple dolor de cabeza después de la borrachera que se cogieron en estos eventos navideños. Una conciencia culpable tarda mucho más en desaparecer que una resaca. "Pero fue solo un beso", te dices a ti mismo. " A todo el mundo le pasa cuando está ebrio... ¿no es así?", te preguntas.

La respuesta a eso depende de quién la formula: un hombre o una mujer. La semana pasada, una encuesta de 'BBC Radio 5 Live' descubrió que el 75% de las féminas que se besan con otro lo consideran infidelidad y solo la mitad de ellos están de acuerdo. En lo que respecta a los cuernos, no solo es este gesto en los que ambos sexos no piensan igual. Tracey Cox, experta en relaciones de pareja, asegura que difieren en todos los tipos de comportamientos indebidos.

Aquí está la opinión de Cox (de ninguna manera es una opinión inamovible) de las posibles traiciones emocionales y físicas.

Masturbación y porno

Foto: Twitter.
Foto: Twitter.

La mayoría de la gente cree que el onanismo simplemente alivia la tensión sexual y pocos lo clasificarían como infidelidad. Pero la experta recibe correos electrónicos de hombres y mujeres que están muy molestos si su pareja tiene sexo en solitario. Algunos hombres dicen que se sienten heridos y "traicionados" si se encuentran con un vibrador. "Claramente nuestras relaciones no son lo suficientemente buenas para ella", asegura uno de sus clientes.

Las mujeres tienden a descubrir que su pareja se masturba cuando "accidentalmente" ven el historial de búsqueda en el ordenador o tablet y, por sorpresa, descubren que ha estado viendo pornografía con regularidad. Los datos sobre este temason claros: el 98% de ellos lo ven regularmente. El cine X puede ser un gran problema si se usa excesivamente o si se utiliza para reemplazar el sexo en la vida real, pero descubrir que tu pareja ve vídeos dos o tres veces a la semana durante cinco minutos es habitual y común para la mayoría.

Pero ellas también lo hacen. Es el nivel de interacción lo que cambia la situación. Ver cámaras web en vivo y hacer comentarios o solicitudes lo convierte en infidelidad para la mayoría de ellas. El 75% considera que el cibersexo está prohibido. Solo el 50% de los hombres encuestados estuvieron de acuerdo con esto y, según otro estudio, el 83% afirma que "a menos que sea físico, no cuenta".

El 77% de los hombres y el 89% de las mujeres consideran que besar es un infidelidad

Mirar pornografía en secreto también es diferente a admitirlo abiertamente. Si ambos lo usan para masturbarse y pueden reírse un poco al respecto, o verlo juntos, claramente no es un problema. "No era que estuviera viéndolo sino que siempre negaba que lo hiciera", asegura una clienta de 34 años. "No soy grosera: ¿por qué pensó que no podía decírmelo? ¿Qué tipo de porno está viendo? ¿Qué más está escondiendo?", añadió.

Fantasear

Casi todos los hombres (el 98%) y la gran mayoría de las mujeres (80%) reconocen haber fantaseado con alguien que no sea su pareja actual al menos ocasionalmente. Muchas veces, esos momentos están en nuestras cabezas mientras que en realidad estamos manteniendo relaciones sexuales con nuestros correspondientes cónyuges.

Como casi todos lo hacen, la mayoría no lo clasifica como engaño. Sin embargo no nos gusta admitirlo ni queremos que nos lo cuenten. "Mi opinión es que hacerlo y ver pornografía son formas seguras de enfrentar la desventaja de la monogamia: aburrirse de acostarse con la misma persona una y otra vez", explica Cox. "Todos anhelamos la variedad sin importar cuánto amemos a nuestro marido o mujer y, para muchos de nosotros, imaginar el sexo con otro es una forma de traer ese mundo lejano", añade.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Pero hay una excepción. Existen evidencias de que fantasear regularmente con alguien conocido y que ves con asidiudad puede aumentar la atracción hacia ellos y la probabilidad de que lo lleves a cabo aumenta considerablemente. "Cuanto más le des vueltas en tu cabeza, más real se volverá", comenta. "Controlamos lo que sucede en nuestra cabeza por lo que si las relaciones con esta persona son bastante perfectas, así que también se incrementa el deseo de hacerlo de verdad. "Si eres culpable de esto y quieres romper con el hábito dale a la fantasía un final malísimo. Imagina la cara de tu pareja cuando descubra lo que has hecho", aconseja Cox.

Club de striptease o tontear

Algunas féminas consideran esta "trampa" si ellos acuden a cualquier lugar de striptease, pero no ven absolutamente nada de malo en ir a un local masculino al estilo de 'Magic Mike'. Hay una diferencia: uno está en el escenario y el otro a una distancia que se puede tocar, incluso si no está permitido, pero el concepto es el mismo. Ambos están mirando lujuriosamente, aunque sin tocar.

La mayoría de ellos aseguran que las visitas a estos clubes, especialmente cuando vas con un grupo de compañeros, tienen más que ver con sociabilizar con amigos que a cualquier cosa que tenga que ver la infidelidad. "Es solo un lugar a los que ir cuando el resto de pubs están cerrados", afirma un cliente. Por el contrario, si ellos se enteran de que su mujer va, no lo ven como una traición porque no implica contacto.

Antes coquetear solía significar que tu pareja se ponía un poco atrevida y cariñosa con tu mejor amigo cuando está borracho o algo que hiciste en la fiesta de la oficina, pero las redes sociales ahora ayudan a que puedas hacerlo las 24 horas del día, los 7 días de la semana, donde el flirteo toma muchas formas diferentes.

"Le pregunté a mi hijastra, Sofía, que tiene 17 años, si ella creía que flirtear es hacer ser infiel. '¡Absolutamente!' respondió ella con los ojos ardiendo ante la mera sugerencia de que no lo valorara. Le pregunté si sus amigos estarían de acuerdo y aseguró que el 100% de ellos pensarían lo mismo. "La mayoría de los millennials tienen un verdadero problema con los celos por el flirteo", comenta.

La gran mayoría de las mujeres (80%) informan haber fantaseado con alguien que no era su pareja actual al menos ocasionalmente


"Si eres de los que se preocupa por sus compañeros de trabajo o eres celoso por naturaleza cuando habla con cualquiera... Ahora las redes sociales cambian las reglas del juego. La competición es mundial. La gente puede coquetear con cualquier persona y en todo el planeta. Nunca puedes relajarte de verdad". ¿Es peor hacerlo en persona o en el movil? Depende del sexo la respuesta es diferente: ellas tienden a pensar que decirle a alguien que le gustaría hacerle cosas groseras son "cuernos", y ellos creen que es solo si se queda cuando se cruza la línea.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Solo el 25% de los varones cree que enviar un mensaje de texto "coqueto" a alguien es ser infiel, pero el 75% piensa que lo es si su pareja lo hace. Una cosa en la que la mayoría está de acuerdo es que el comportamiento secreto es la diferencia entre flirtear inocentemente o hacerlo con intención. Cerrar el ordenador cuando entras en la habitación, ser sobreprotector del teléfono, poner contraseñas en las cuentas de las redes sociales cuando nunca te habían importado son algunas de las señales a las que deberías poner atención.

Caricias o besos

No es lo mismo un abrazo amistoso que uno en el que las manos van 'al pan'. Todos sabemos la diferencia. Abrazar rara vez es una ofensa, pero definitivamente es una bandera roja en ciertas circunstancias.

El 83% de los hombres afirma que a menos que no haya contacto físico, no cuenta


Con un colega, por lo general solo indica afecto, pero si presionas tu pelvis demasiado y el roce de tus pechos con los suyos y se acurruca la cara en tu nuca más tiempo del que realmente es necesario, se convierte en otra cosa. Obviamente con quién te lo das también es crucial. Darlo medio borracho, después de una noche de fiesta a alguien con confianza casi nunca significa nada. Hacer lo mismo con un compañero de trabajo con el que apenas tienes relación es enormemente significativo.

En otro estudio realizado en EE UU, el 77% de los hombres y el 89% de las mujeres consideraron que besar era un infidelidad. Pero cuando se daban en situaciones ebrias con extraños en clubes nocturnos, "no significaban nada", o eran "inofensivos". Lo sentimos, pero eso también es engañar. El hecho de hacerlo no depende de dónde se hizo, del estado en el que te encontrabas o a quién se lo diste. Besaste a alguien que no era tu pareja.

Juegos previos o sexo completo

Algunos varones se esconden detrás de la misma excusa que puso Bill Clinton: "Si no hay penetración, no cuenta", pero ambos sexos coinciden (el 91%) en que no están de acuerdo. Es un contacto sexual íntimo y, en cierto modo, incluso más que la penetración. "Ya sea dar o recibir sexo oral o manos que acarician lugares que no deberían, masturbación, 'petting'... la mayoría de nosotros sabemos y tenemos claro que estamos siendo infieles", comenta.

¿Es tan malo como tener relaciones sexuales? "Si somos nosotros haciendo trampas, claro que no. Si es nuestra pareja, claro que lo es", explica la experta irónicamente. Mantener relaciones sexuales con otro es engañar: sería muy difícil encontrar a alguien que no pensara eso. "¡No hay argumentos y ni siquiera un milímetro de margen de maniobra para una explicación", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios