qué conejitos tan monos

La película de dibujos animados que traumatizó a toda una generación

Se cumplen 40 años de este clásico animado que no es para toda la familia y se reabre el debate sobre si nos hemos edulcorado con el tiempo

Foto: Fotograma de la película 'Orejas largas'.
Fotograma de la película 'Orejas largas'.

Si estás leyendo esto y eres 'millennial' igual no conoces esta película. Y si eres de los que piensa que 'La princesa Mononoke' es una película del chino para niños a lo mejor tampoco. Pero lo cierto es que 'Orejas largas' ('Watership Down' en el original) aterrorizó a una generación entera. Y como eso tiene mérito, vamos a celebrar que el clásico animado cumple 40 años.

'Orejas largas' se estrenó en 1978, con dirección de Martin Rosen basado en una novela británica. La historia podría ser como si George Orwell hubiera escrito el guión de 'Fantástico Sr. Fox': En los prados de Inglaterra vive una comunidad de conejos que logra escapar cuando su madriguera se ve amenazada, teniendo que hacer frente a multitud de desafíos. Aquí va el trailer:

Si ya de por sí las películas en las que los animales hablan -algo muy típico, por otra parte- no inspiran mucha confianza, cuando en la historia los conejos protagonistas se enfrentan al terrible destino de ser enterrados vivos porque su casa es destruida para dar paso a un desarrollo de viviendas, todo ambientado con una música psicodélica, puede dejar cualquier capítulo distópico de 'Black Mirror' a la altura de 'Dora la exploradora'.

La historia podría ser como si George Orwell hubiera escrito el guión de 'Fantástico Sr. Fox'

Pero ¿por qué tendrían que ser las películas para niños oníricas e inocentes? En Alemania es costumbre leer, desde el siglo XIX, una novela de Heinrich Hoffmann conocida en español como 'Pedrito el greñoso' en la que todos los niños protagonistas mueren de las maneras más crueles (quemados, llevados por el viento, con los dedos cortados...). De esta manera se enseña disciplina a los lectores más pequeños. Rosen debe pensar lo mismo, pues en su película aparecen sangre, armas, violencia y muertes altamente traumatizantes.

"El problema es que no es una película para niños" explica, con motivo del aniversario: "Insistí en que el cartel dejara bastante claro que es una película que los niños no deberían ver. Y la historia solo es parte de la naturaleza, que es muy dura". Quizá el problema está en esa idea que solemos tener de que todos los dibujos son para niños, que nos hace poner 'South Park' a nuestros hijos creyendo que es un inofensivo clásico animado.

El debate sobre la película se abrió hace dos años, cuando Channel 5 de Reino Unido lo emitió en horario infantil un domingo de Pascua. Todas las familias se sentaron a ver lo que parecía una historia de conejitos en un bosque y se encontraron con esto. Los estándares de lo que deben o no ver los niños está claro que se han edulcorado, y lo que hace 40 años se consideraba una película para todos los públicos no lo sería a día de hoy. Un debate que se reabrirá próximamente puesto que la 'BBC' y Netflix la adaptarán a la televisión en diciembre.

La mente detrás de todo

Richard Adams, autor del libro en el que se inspiró la película, murió en 2016 a la edad de 96 años. Cuando se le preguntó por la crueldad del cuento contestó: "En mi niñez se me permitió leer cualquier cosa, y por eso mismo he escrito lo que quería".

Además, negó las teorías de que su historia se inspirase en la Alemania nazi o en el Estalinismo. "Mis hijos tenían que escribir un cuento para una asignatura del colegio y así comenzó todo".

En Suecia, de igual manera, la película fue censurada. A Rosen aquello le molestó mucho. Fue a hablar con los censuradores y les dijo: "¿Hay algo sobre la muerte que no queréis que los niños sepan? Porque todos nos vamos a morir tarde o temprano". Con aquel argumento convenció a los suecos y la película se distribuyó de manera general.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios