podría salvarte la vida

Por qué debes dejar siempre la puerta de tu habitación cerrada antes de dormirte

Si pensabas que acostarte en 'modo búnker' era una mala idea, este artículo va a hacerte cambiar de opinión ipso facto

Foto: Foto: IStock.
Foto: IStock.

Apagas la televisión o cierras tu libro, te lavas los dientes porque te dispones a acostarte, y, como es lógico, -a no ser que seas un aprensivo estilo Woody Allen, que duerme con los zapatos puestos "por si acaso"-, no piensas en un plan contra incendios, en caso de que las llamas te despierten de un plácido sueño.

Pero te entra la duda por el artículo que has leído esta mañana, -sí, este mismo que estás mirando ahora-, ¿dejo abierta la puerta de mi habitación o la cierro? No dejes que la incertidumbre pueda contigo y vuelve a echar un vistazo a esto para convencerte.

Probablemente piensas que la primera opción es más segura. No te preocupes, mucha gente lo hace. De acuerdo con una encuesta realizada por la Organización de Ciencias de la Seguridad UL, el 60 por ciento de las personas duermen con la puerta de la habitación abierta. Y, sin embargo, los bomberos aconsejan no hacerlo.

Tenemos más probabilidad de morir en un incendio en el hogar hoy que en 1980

Y es que en caso de que haya un incendio en tu casa, dormir con la puerta cerrada retrasa la propagación de las llamas, mejora los niveles de oxígeno y disminuye las temperaturas. Por eso mismo la campaña "Cerrar antes de dormir" pretende concienciar sobre las puertas cerradas para ayudar a salvar la vida de la gente.

Aunque no lo parezca, hoy en día cerrar las puertas es más importante que nunca. Las evoluciones en el mobiliario, el diseño y la construcción han reducido el tiempo promedio para escapar de un incendio ¡de 17 minutos a tres! Y, sin embargo, un informe de septiembre de este mismo año por parte de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios concluyó que los residentes tienen más probabilidad de morir en un incendio ahora que la que tenían en 1980.

Pequeñas diferencias

Pero una imagen vale sin duda más que mil palabras, y es por ello que la Organización de Ciencias de la Seguridad decidió reunir a un grupo de personas que fueran testigos, mediante una representación, de los daños que se producen en una casa dependiendo de si tenía las puertas del dormitorio abiertas o cerradas. Aquí puedes verlo:

Así que si estás leyendo esto y estás a punto de cerrar los ojos y dejarte ir ya sabes la opción que toca. Igual no te hemos descubierto nada nuevo, puesto que ya eras de los que tienen un alto concepto de la privacidad. Si no era así, quizá sí has aprendido algo (y puedes irte a dormir, entonces, con el deber hecho). Apaga la luz y cierra la puerta, como si estuvieras en un búnker. Recuerda que los pequeños detalles pueden salvar vidas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios