cuídate mucho

Los síntomas que no conoces de que tus arterias están obstruidas

Sufrir un ataque al corazón no siempre ocurre como en las películas, con un dolor agudo en el pecho. Estate atento a estas otras señales no tan comunes

Foto: Fotograma 'Osmosis Jones'.
Fotograma 'Osmosis Jones'.

En España se registran cada año unos 40.000 casos de parada cardíaca, pero la supervivencia es de apenas un 11%, causando en torno a unas 30.000 muertes. Además, según un informe publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre las causas de defunción en nuestro país del año 2014, la enfermedad cardiovascular sigue situándose como la primera causa de muerte representando el 29,66% del total de fallecimientos, lo que la sitúa por encima del cáncer (27,86%) y de las enfermedades del sistema respiratorio (11,08%).

Y no solo eso: "Por encima de los 40 años, la mitad de los españoles tiene el colesterol elevado y, en total, se realizan anualmente unas 5.000 cirugías coronarias", dice Carlos Macaya, cardiólogo en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid y presidente de la Fundación Española de Cardiología.

La prevención de las afecciones del corazón es el objetivo principal, pero la detección temprana es la mejor alternativa. Esto puede conducir a cambios en el estilo de vida y las terapias médicas que pueden retrasar o negar la aparición de un ataque; casi el 80% se pueden prevenir con nuevos hábitos saludables. Muchos de los pacientes del doctor Joel K. Kahn se sorprenden al conocer las siguientes pistas sobre las arterias obstruidas y las enfermedades del corazón subyacentes que pueden aparecer.

Disfunción eréctil

Los hombres tienen un sistema de advertencia incorporado a su organismo cuando padecen una cardiopatía coronaría silenciosa. Si no logran una erección, es difícil o imposible, puede ser un signo de obstrucción de las arterias en la pelvis que se presenta antes de que ocurra un ataque cardíaco. Hay, de media, tres a cinco años entre el inicio hasta que se halla el problema, que es mucho tiempo para detectar y trabajar en la prevención de este tipo de afecciones. Si tú y tu pareja estáis preocupados por vuestra vida sexual, buscad y tratad las causas de las arterias enfermas antes de tomar viagra.

Calvicie

La alopecia masculina está vinculada con un riesgo mayor de enfermedad coronaria, pero solo si la falta de cabello se produce en la coronilla, más que en la parte delantera, según recoge una revisión de estudios que publicó la revista 'British Medical Journal'.

Si te duele la mandíbula, acude a tu médico. Es posible que sea por rechinar los dientes u otros motivos, pero mejor prevenir que curar

Otras investigaciones que comparaban la salud cardiaca de los hombres calvos con aquellos que no lo eran mostraron un panorama similar. Los varones que habían perdido su cabello presentaban un riesgo un 70% más alto de padecer enfermedad cardíaca, y en los grupos más jóvenes esta cifra ascendía hasta el 84%. La intensidad de la alopecia también influía, cuanto más extensa era la calvicie mayor riesgo, pero solo cuando esta se producía en la coronilla.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

Además, otro estudio realizado a más de 7.000 personas (más de 4.000 eran mujeres), la calvicie moderada duplicaba el riesgo de infarto u otras enfermedades del corazón en ambos sexos.

Pliegue del oído

Uno de esos indicadores externos son los pliegues diagonales en los lóbulos de las orejas, conocidos como el signo de Frank, que lleva el nombre de Sanders Frank, un médico estadounidense que describió por primera vez esta señal. Los estudios han demostrado que existe una asociación con esta hendidura y un mayor riesgo de padecer arterosclerosis, una enfermedad en la que se acumula placa entre el interior de las arterias. Se inicia en el borde inferior del conducto auricular externo y se dirige con una ángulo de 45 grados hacia el borde del lóbulo del pabellón auricular.

Si no consigues una erección y no es algo pasajero podría ser una señal de que vas a sufrir un ataque

Más de cuarenta estudios han demostrado una asociación entre esta característica del oído y un mayor riesgo de padecer esta enfermedad coronaria. No está clara cuál es la causa de la asociación, pero algunos han demostrado que se trata de un origen embriológico compartido. Más recientemente, se ha visto que estos pliegues también están implicados en la enfermedad cerebrovascular en los vasos sanguíneos del cerebro.

Problemas de espalda

Una vez más, un infarto no tiene por qué siempre sentirse en el pecho. A menudo, los pacientes pueden notar como si un elefante se hubiera sentado encima de su tórax, pero también podrían padecerlo en la parte superior de la espalda (cervicales), comenta Kahn. Esta podría ser una señal de que lo estás sufriendo.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Dolor en la pantorrilla

Si al caminar sientes molestias, puedes tener un problema más grave. Esto se conoce como claudicación. La aterosclerosis puede bloquear las arterias de las piernas, particularmente en los fumadores, antes de que se diagnostique la enfermedad coronaria. Este síntoma requiere una evaluación por parte de un profesional. Tu médico examinará los pulsos en tus piernas y realizará mediciones simples de la presión sanguínea de las extremidades inferiores y del flujo sanguíneo para confirmar un diagnóstico de mala circulación.

Estos síntomas también pueden ser causados por algo benigno. Acude a tu médico para ver de dónde viene el problema

Es fundamental que la enfermedad cardíaca se diagnostique lo antes posible porque hay muchos tratamientos dietéticos y médicos que pueden ayudar a revertir el problema. Algunos de los pacientes de Kahn pudieron comprobar estas señales. "Les aconsejé que llevaran una alimentación a base de verduras y menos productos de origen animal y que comenzaran un programa en el que caminaran mucho. Su dolor en la pantorrilla se resolvió por completo en cuestión de semanas y no se repitió durante años", asegura.

Mandíbula dolorida

Este síntoma de arterias obstruidas ocurre más a menudo en ellas, aunque ellos también deben conocerlo. Según la Escuela de Medicina de Harvard, los dolores y molestias en la mandíbula y el cuello son síntomas comunes de la angina de pecho, que es la incomodidad que se produce como resultado del flujo sanguíneo deficiente a una parte del corazón.

El dolor se produce porque el nervio principal que transmite las señales de dolor del corazón, el nervio vago, está en contacto constante con el cuello, la mandíbula, la cabeza y el brazo izquierdo. Visita a tu médico para averiguar si las molestias en esta zona son el resultado de algo benigno como el rechinamiento de los dientes, o si es algo que querrás controlar con precaución.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios