PODRÁ SALVAR VIDAS

El nuevo sistema para predecir infartos con mucha antelación

Oxford pone en marcha una nueva técnica que permite detectar a los pacientes con mayor riesgo de sufrir un accidente cardiovascular inminente

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Siete millones de personas al año fallecen en todo el mundo a causa de los infartos. Las enfermedades cardiovasculares causan el 31,2% de las muertes en España, y entre estas, la mitad son provocadas por el infarto de miocardio, según la Fundación Española del Corazón. Los ataques del corazón se producen cuando se obstruyen las arterias coronarias, lo que provoca un riego sanguíneo insuficiente, y en pocos minutos, puede causar una muerte súbita.

La buena noticia es que pueden revertirse, sobre todo si logramos prevenirlos. Esto es precisamente lo que han conseguido unos científicos de la Universidad de Oxford a través de un nuevo sistema tecnológico que alerta de un próximo ataque al corazón, llamado Fat Attenuation Index (FAI), presentado en el congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, que tendrá su sede en la ciudad alemana de Múnich.

Por primera vez, disponemos de un conjunto de biomarcadores para medir lo que llamamos "el riesgo cardiovascular residual"

"Esta nueva tecnología puede transformar la prevención primaria y secundaria de los infartos", explica el profesor Charalambos Antoniades, líder del estudio, en 'The Independent'. "Por primera vez, tenemos un conjunto de biomarcadores que se derivan de una prueba de rutina que mide lo que llamaos el 'riesgo cardiovascular residual' que actualmente no se deteca en todas las evaluaciones de riesgo y las pruebas no invasivas".

Una herramienta más precisa

La técnica predictiva busca señales químicas de cambios en la estructura de la grasa a partir de señales químicas que son liberadas por las placas arteriales más peligrosas. Al analizar imágenes de tomografía computerizada (TC) de las arterias que rodean la grasa, los científicos también pudieron advertir a los pacientes en riesgo de ataque cardíaco mortal años antes de que ocurrieran.

Esta técnica permite detectar a los pacientes que corren un riesgo severo de sufrir un infarto. Puede salvar muchas vidas

El estudio, publicado en la revista médica británica 'The Lancet', monitoreó el progreso de 3.900 pacientes cardíacos de Alemania y Estados Unidos durante 10 años después de que se hubieran sometido a una tomografía computerizada coronaria o angiograma. Así, el dispositivo FAI predijo ataques cardíacos fatales muchos años antes de que estos ocurriesen. Los pacientes con una lectura anormal de FAI tenían hasta diez veces más probabilidades de sufrir un infarto fatal en los próximos cinco años que aquellos con lecturas normales, según mostró la investigación.

"Saber quién tiene un riesgo mayor de sufrir un ataque cardíaco podría permitirnos intervenir lo suficientemente pronto como para evitarlo. Espero que estos biomarcadores se conviertan en una parte esencial de la angiografía coronaria por la tomografía estándar en los próximos años", analiza Antoniades.

"La mayoría de los escáneres cardíacos son buenos para detectar bloqueos causados por placas grandes, pero no para las placas más pequeñas y de alto riesgo que se pueden romper y causar un infarto", asegura el profesor Metin Avkiran, director médico asociado de la British Heart Foundation. "Esta nueva técnica podría cambiar las reglas del juego, permitiendo a los médicos detectar a los pacientes que corren un riesgo severo de padecer un accidente cardiovascular y llevarlos a un tratamiento intensivo. Sin duda, esto podría salvar muchas vidas", sentencia.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios