Es noticia
Menú
Cómo pedirle un favor por 'email' a alguien que no ves desde hace mucho
  1. Alma, Corazón, Vida
consejos profesionales

Cómo pedirle un favor por 'email' a alguien que no ves desde hace mucho

A veces hay que recurrir a un contacto con quien no hablamos con frecuencia. Una ejecutiva te explica cómo hacerlo con éxito y sin que te dé vergüenza

Foto: A veces es difícil retomar el contacto, pero hay trucos para ello. (iStock)
A veces es difícil retomar el contacto, pero hay trucos para ello. (iStock)

En algún momento de la vida profesional, incluso de la personal, nos damos cuenta de que necesitamos ayuda. Puede ser para contactar directamente con un ejecutivo, para obtener información de un cliente o para conocer una nueva rama de negocio. Sea para lo que sea, en ese momento nos damos cuenta de que quién nos puede solucionar el problema o facilitar el acceso a un tercero pertenece a esa parte de nuestra red de contactos...con la que hemos perdido el contacto desde hace años. Así que si ya de por sí pedir ayuda no es un plato de gusto, encima hay que hacerlo a alquien de quien no nos hemos acordado en siglos. ¿Cómo podemos retomar la relación con esa persona con la que ni siquiera hablamos desde hace décadas?

La ejecutiva de cuentas Rebecca Zucker, en 'Harvard Business Review', nos da unos cuantos consejos para mandar ese correo de auxilio sin quedar fatal. Alimentar y construir una red de contactos y cuidarla es esencial para nuestra carrera profesional: nos dará mejores oportunidades laborales, ascensos más rápidos y una situación más cómoda en la empresa. Cuando tengas que recurrir a alguien a quien perdiste la pista hace siglos, no te sientas avergonzado. Simplemente, sigue estos consejos.

La culpa de no haber mantenido la relación es de ambos, tener eso claro puede ayudar a que no sea tan violento

Cambia de perspectiva. Lo último que nos apetece es que nos vean como alguien que solo acude a otra persona cuando lo necesita para algo. Nadie quiere ser esa clase de persona. Así que hay que cambiar el punto de vista. Por ejemplo, recordando que ellos tampoco se han puesto en contacto con nosotros en más de diez años. También que todo ese tiempo transcurrido puede hacer que el otro individuo sienta ilusión de volver a saber algo de nuestra vida. La culpa de no haber mantenido al relación es de ambos, tener eso claro puede ayudar.

Reconocer la falta de contacto. Recordar lo evidente puede ser una buena manera de quitar hierro al asunto. Si el contexto de vuestra relación en el pasado era más informal, por ejemplo un compañero de colegio o universidad, puedes usar en el asunto del correo electrónico un poco de humor: "Una visita desde el pasado". Si la relación era más formal, como un antiguo cliente o un exjefe, puedes recurrir al más contenido: "Reconectando". Según Zucker, si se usa esta manera tan directa de recuperar la relación te responderán en más de un 90% de los casos. También en algún momento al principio del texto del email puedes recordar que hacía una temporada que no sabíais nada el uno del otro, además de hacerle un breve resumen de qué ha sido de tu vida en ese tiempo. Esto, además, tiene la ventaja de contextualizar la ayuda que le vas a pedir.

Ponerlo fácil

Atento al tono que usas. Pedir ayuda de un modo desesperado o imperativo no solo puede ser infructuoso, sino que además perjudicará la visión que tiene de ti esa persona. La idea es que el tono sea seguro y se transmita que esa persona puede decir sí o no en confianza a lo que se le está pidiendo. También conviene transmitir que eres consciente de que tu interlocutor está muy ocupado con otros asuntos y que lo respetas. En ese sentido, se lo puedes poner más fácil diciendo algo como "cuéntame de qué modo puedo hacerte más sencillo echarme una mano con este tema". El otro te puede responder que le mandes un email ya redactado para un tercero o que le des más información, por ejemplo.

Déjales una salida. Reconociendo que sabes que andan muy ocupados, déjales una salida para que puedan decirte que no es posible ayudarte sin que les resulte violento. Puedes decir algo como: "Sé que estás muy ocupado, así que si no te viene bien en este momento o crees que no es oportuno hacerlo, lo entiendo perfectamente".

Dejar claro que aprecias su atención y que te alegras de volver a saber de él puede dejar un buen sabor de boca

Ofrece reciprocidad. Cuando nos centramos solo en nuestras propias necesidades, corremos el riesgo de parece interesados. Enmarcando la petición en un contexto más amplio de relación de ayuda mutua y ofreciendo esta de manera explícita, evitaremos ese riesgo. Por ejemplo, expresándolo de esta manera: "Por favor, dime como te puedo ayudar yo a ti, tanto ahora como en el futuro".

Muestra agradecimiento. independientemente de si tu contacto te puede echar un cable o no, dejando claro que aprecias su atención y que te alegras de volver a saber de él puede dejar un buen sabor de boca. Si te pueden ayudar, mandar una nota de agradecimiento e incluso un pequeño detalle (una botella de vino, por ejemplo) es una buena idea.

Un café o una comida

Mantén el contacto. Una vez has hecho lo más difícil, que era retomar la relación epistolar después de tantos años, es tu oportunidad para recuperar el contacto. Por ejemplo, puedes incluir a esta persona en tu lista de felicitaciones navideñas o buscarle en alguna red social adecuada al tipo de relación. También invitándole a tomar un café o a comer cuando estéis por la misma zona.

Con esta lista de consejos no debería ser difícil mandar ese correo.

En algún momento de la vida profesional, incluso de la personal, nos damos cuenta de que necesitamos ayuda. Puede ser para contactar directamente con un ejecutivo, para obtener información de un cliente o para conocer una nueva rama de negocio. Sea para lo que sea, en ese momento nos damos cuenta de que quién nos puede solucionar el problema o facilitar el acceso a un tercero pertenece a esa parte de nuestra red de contactos...con la que hemos perdido el contacto desde hace años. Así que si ya de por sí pedir ayuda no es un plato de gusto, encima hay que hacerlo a alquien de quien no nos hemos acordado en siglos. ¿Cómo podemos retomar la relación con esa persona con la que ni siquiera hablamos desde hace décadas?

Correo electrónico Social
El redactor recomienda