debes intentarlo

Cuatro remedios caseros para aliviar el reflujo y la acidez estomacal

Los pacientes que lo sufren no quieren depender de la medicación para siempre. Quizá puedan encontrar alivio con estos métodos. Te contamos cuáles son

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La mayoría de las personas sufren acidez estomacal de vez en cuando, una sensación de ardor y dolor en el pecho y la garganta después de haber tomado alguna comida rica en grasas. También es conocido como reflujo y aparece cuando el esfínter esofágico inferior, válvula que controla el paso de contenido del esófago hacia el estómago, está alterada o se relaja de forma inadecuada, permitiendo que el contenido vuelva al esófago e irritando la mucosa.

Si lo tienes un par de veces a la semana, es posible que estés entre el 15% de la población española que presenta síntomas de reflujo gastroestofágico (ERGE). Los pacientes que lo padecen suelen tomar inhibidores de la bomba de protones que te recetan y que bloquean la producción de ácidos estomacales. Si no quieres depender de los medicamentos, los expertos aseguran que hay remedios naturales que pueden proporcionarte alivio. Pero antes de explicarte cuáles son, debes tener en cuenta que si al probarlos no funcionan, tendrás que pedir cita a tu médico para ver qué está pasando realmente.

"Puede ser causado por varias razones", asegura Kevin Ghassemi, gastroenterólogo y director asociado de programas clínicos en el Centro de Trastornos Esofágicos de la Universidad de California en Los Ángeles. El sobrepeso u obesidad puede crear una "presión abdominal" que obliga a los alimentos a volver al órgano que conecta tu garganta con el estómago o tomar medicamentos como analgésicos, antihistamínicos, antidepresivos o bloqueadores de calcio puede provocar el mal funcionamiento de la válvula que une ambas partes del cuerpo, según el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y del Riñón.

Es recomendable realizar la última comida al menos dos horas antes de irte a dormir

"La gente piensa que su acidez es solo eso, pero puede tener consecuencias muy graves. Es el factor de riesgo número uno para el cáncer de esófago, así como para problemas respiratorios como asma o pérdida del esmalte dental", advierte Bruce Greenwald, gastroenterólogo y profesor de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland.

Bebe zumo de aloe vera

Ya sabes que esta planta puede ayudar a calmar una quemadura solar, pero algunas personas que sufren esta enfermedad estomacal aseguran que el aloe calma sus síntomas. "Varios pacientes comentan en consulta que su zumo los ayuda. Tiene muchas propiedades curativas por lo que tomarlo puede ayudar a proteger el tracto gastrointestinal", explica Ghassemi.

Endúlzalo un poco. (iStock)
Endúlzalo un poco. (iStock)

Este doctor, junto con Greenwald, comenta que la evidencia que respalda su consumo está lejos de ser concluyente. Sin embargo, un estudio reciente descubrió que beber una cuchara al día podría aliviar los síntomas de reflujo.

Identifica el porqué

Comienza a escribir o tomar fotos de los alimentos o bebidas que parecen instigar tus síntomas de acidez. En algunos casos es posible que puedas reducir algunos de ellos sin hacer grandes sacrificios dietéticos. "Durante años se advirtió a los pacientes que evitaran los alimentos ácidos o grasos como los que tienen base de tomate, picante, cafeína, bebidas carbonatadas o chocolate, pero ahora sabemos que esa precaución no es necesaria", asegura el doctor.

"Mucha gente no padece ningún síntoma relacionado con ese tipo de comida. Cada persona tiene un desencadenante diferente. Si restringes todos esos alimentos, estás privando a tu cuerpo de nutrientes necesarios. No es necesario para controlar el reflujo", añade.

Come menos (y nada por la noche)

Lo que ingieres es tan importante como la cantidad. Hacerlo en exceso puede causar o empeorar los síntomas de reflujo. Tomar porciones más pequeñas y con mayor frecuencia puede ayudar. Para asegurarte de que no te engordan, ten cuidado y presta atención al consumo total de calorías y a la calidad de lo que comes. En otras palabras, el hecho de que sean pequeñas cantidades no te permite tomar comidas sea de alto nivel calórico como galletas o patatas fritas.

Si quieres que todo lo que tienes en el estómago fluya, la gravedad ayuda a que eso suceda. Si te acuestas, costará mucho más que puedas vaciar ese contenido. Para asegurarte de que no te estés acordándote de lo que has tomado todo el rato, el doctor Ghassemi recomienda disfrutar de la última comida o refrigerio al menos dos horas antes de irte a dormir.

El reflujo es el factor de riesgo número uno para el cáncer de esófago, el asma o pérdida del esmalte

Además, si tiendes a sufrir esta enfermedad por la noche, también debes poner algunos almohadones firmes y delgados debajo de la parte superior de tu colchón para inclinar toda la cama en un ligero ángulo hacia abajo. "Asegúrate de no hacerlo solo en la parte superior del cuerpo porque eso puede comprimir el abdomen y empeorar las cosas", asegura.

Toma vinagre de manzana

Los jugos digestivos contienen ácido clorhídrico y enzimas esenciales para la descomposición adecuada de los alimentos. Este elemento ayuda a mantener bajo el nivel de azúcar en sangre y, por tanto, a perder peso. "Es un líquido muy ácido y no sabría explicar por qué ayuda pero multitud de pacientes confirman que así es", asegura Ghassemi.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Al contrario que el aloe vera, no existen investigaciones que respalden esta idea, pero un estudiante de la Universidad Estatal de Arizona que lo comparó con un antiácido y un placebo no encontró diferencias entre los tres.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios