una enfermedad muy común

Las señales de que tienes cáncer de estómago

Dado que es una de las enfermedades más difíciles de identificar, es importante conocer cuáles son sus síntomas, enmascarados en otras dolencias más comunes

Foto:

A pesar de que el cáncer de estómago es una de las enfermedades más dolorosas del mundo, es difícil identificarla: en la mayoría de casos, este daño no se encuentra entre los primeros signos de advertencia de la dolencia. De hecho, "la característica más común en las primeras etapas es que no causa ningún síntoma", asegura Umut Sarpel, profesora asociada y oncóloga quirúrgica en Mount Sinai Health System de Nueva York.

"A todos nos da dolor de estómago de vez en cuando, pero eso no significa que padezcamos este cáncer", añade la experta a 'Prevention'. Por ello, no hay que ser dramáticos, pero sí realistas. Si sabemos cuáles son los síntomas de esta enfermedad, podremos actuar a tiempo.

Estabas hambriento cuando te sentaste a comer. Pero después de algunos bocados, tu apetito se esfuma. Puede indicar que padeces cáncer

Según la Sociedad Americana contra el Cáncer, aproximadamente 1 de cada 111 adultos desarrollarán cáncer de estómago (gástrico) en algún momento de su vida, y la enfermedad es más común entre los hombres. Sarpel apunta que el riesgo de contraer la enfermedad aumenta a medida que envejece. En España se registran 24 casos por cada 100.000 habitantes.

Cabe señalar que estos cánceres no son hereditarios. "La mayoría son esporádicos o causados ​​por mutaciones aleatorias de ADN", asegura. Y, aunque hay una mutación genética muy poco común asociada con la enfermedad, la experta afirma que no vale la pena comprobarlo, a menos que tengamos muchos familiares que hayan sufrido esta enfermedad.

Las causas exactas del cáncer gástrico no se conocen, según la Sociedad Americana contra el Cáncer, aunque existen ciertos factores de riesgo, o agentes que aumentan las probabilidades de tener una determinada enfermedad, que favorecen su aparición. Existen diversos factores implicados: pueden ser nutricionales (si llevamos una dieta muy rica en sal, en ahumados, y baja en en frutas y verduras fresca), ambientales (resultado de una mala preparación de los alimentos, de conservarlos sin refrigerar y del consumo de agua en mal estado), el consumo de tabaco (como ya sabes, fumar incrementa el riesgo de desarrollar muchas enfermedades, como el cáncer de estómago), y en el hecho de padecer ya ciertas enfermedades benignas o premalignas (aumentan el riesgo de padecer cáncer gástrico; las más destacadas son la cirugía gástrica previa, la gastritis crónica atrófica, la anemia perniciosa o los pólipos gástricos).

En su etapa inicial, como hemos señalado, pocas veces causa síntomas, por eso es tan difícil de detectar tempranamente. No obstante, hay ciertos signos y síntomas que son reconocibles, y son los siguientes:

1) Sangre en las heces o en los vómitos

Tanto la diarrea como la enfermedad de Crohn pueden provocar heces con sangre, pero también pueden ser un signo de cáncer. "Si es así, se requiere una visita a un médico especialista en gastroenterología", asegura la doctora Sarpel. Si está relacionado con el cáncer, es probable que la sangre de tu materia fecal sea de color marrón o negro alquitrán. Si la sangre se encuentra en el vómito, es más probable que sea rojo brillante, y puede tener una textura áspera de "café molido" porque ha sido parcialmente digerido.

2) Pérdida de apetito

Estabas hambriento cuando te sentaste a comer. Pero después de algunos bocados, tu apetito se esfuma y la comida ya no te apetece nada. Es lo que los expertos conocen como "saciedad temprana", y podría indicar que padecemos cáncer de estómago. "Especialmente si de pronto comienzas a sentirte lleno muy rápido", añade Sarpel.

Tanto la diarrea como la enfermedad de Crohn pueden provocar heces con sangre, pero también pueden ser un signo de cáncer

3) Pérdida de peso inexplicable

Muchas afecciones, incluida la diabetes tipo 1, la enfermedad de Addison y la de Crohn, pueden provocar una pérdida de peso inexplicable. Pero también es resultadio del cáncer de estómago. "Si estás perdiendo peso y no estás a dieta, es algo a lo que hay que prestarle atención", explica. Ten en cuenta que la pérdida de peso puede ser gradual. Si bien es posible que no notes una bajada repentina, de repente podrías pesarte y descubrir que has perdido cinco kilos durante los últimos seis meses. No te asustes, pero acude al médico.

4) Acidez estomacal continua

La acidez estomacal, la indigestión y otros síntomas comunes que pueden ser signos de advertencia temprana de la enfermedad, aseguran los expertos en cáncer de la Universidad de Texas. Aunque es probable que sea algo diferente a un cáncer, si se mantiene lo mejor es acudir al especialista.

5) Hinchazón, diarrea y/o estreñimiento

Tiene sentido que un cáncer que crece en el estómago haga que te sientas hinchado. Si es una situación constante y no varía, lo mejor es que el médico te haga una exploración y determine si es cáncer u otra afección.

Ante cualquier sospecha o anomalía, acude al especialista.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios