Social: Lo peor que puedes hacer en una entrevista de trabajo (y sueles caer)
es fácil de evitar

Lo peor que puedes hacer en una entrevista de trabajo (y sueles caer)

Una encuesta ha demostrado que el hecho de que te den el trabajo no siempre depende de lo que realizas durante la entrevista, sino más bien lo que haces antes de que comience

Foto:

Hay pocas cosas en la vida más estresantes que una entrevista de trabajo. Aunque uno está perfectamente cualificado para el puesto y sabe todo lo que hay que saber, siempre existe la posibilidad de que diga o haga algo incorrecto, desaprovechando sus posibilidades de ser seleccionado.

Sin embargo, un nuevo estudio ha demostrado que el hecho de que te den el trabajo no siempre depende de lo que haces durante la entrevista, sino más bien lo que haces incluso antes de que comience..

El portal de búsqueda de empleo Simply Hired ha realizado una encuesta entre 850 directores de recursos humanos, lo que ha permitido determinar sus requisitos a la hora de evaluar a los candidatos.

Llegar tarde a la entrevista de trabajo es lo peor que puede hacer un candidato, según el 93% de los encuestados

¿Qué es, pues, lo peor que puede hacer una persona que opta a un trabajo? La respuesta ha sido clara: llegar tarde a la entrevista. Eso es lo que ha respondido el 93% de los encuestados.

"Es un acuerdo entre tú y yo. Si no puedes siquiera mantener ese primer pacto, de estar a una hora en un lugar, especialmente cuando intentas impresionarme, me dice que probablemente no podrás cumplir ningún otro encargo que te encomiende si estuvieras en mi equipo", puntualiza William Vanderbloeman, CEO de la empresa.

¿Qué hacer si vemos que nos va a ser imposible llegar a tiempo al encuentro? Fácil: llamar por teléfono y avisar de que lo sentimos mucho pero que no vamos a poder llegar a la hora acordada.

Hay formas de prevenir daños y salir airoso si llegamos tarde como, por ejemplo, llamar lo antes posible para avisarles de que no llegaremos a tiempo. Después de todo, los retrasos del transporte público y los atascos de tráfico no son exactamente culpa de uno.

Lo peor que se puede hacer en una entrevista

Más allá de llegar tarde. hay otros factores que pueden ir en contra del candidato que aspira a un trabajo. Estas son las diez peores cosas que alguien puede hacer cuando intenta conseguir un nuevo trabajo, según la citada encuesta.

1) Llegar tarde a la entrevista (93% eligió esta respuesta).

2) Dudar en las respuestas (92%).

3) Mostrar falta de preparación (89%).

4) Criticar a un exjefe (88%).

5) Criticar a una empresa anterior (87%).

6) Cometer errores gramaticales en una carta de presentación (86%).

7) Expresarse incorrectamente en la entrevista (84%).

8) Tener requisitos de compensación económica poco realistas (84%).

9) Falta de preparación (80%).

10) Contestar preguntas incorrectamente (77%).

Truco de experto

Como ya sabes qué es lo que no hay que hacer, vamos a decir lo que sí has de hacer si quieres que te contraten, y es tan sencillo como efectuar preguntas a tu entrevistador. A medida que la entrevista llega a su fin, una de las preguntas finales que se te formularán es: "¿Tienes alguna pregunta?". Tu entrevistador esperará que tenga algunas dudas que quieras resolver. Si no haces ninguna pregunta, puede parecer que no estás preparado o que estás desinteresado, así que tómate tu tiempo para plantear algunas cuestiones al gerente de recursos humanos.

Hacer preguntas también puede darle la oportunidad de resaltar aún más algunas de tus cualidades, habilidades y experiencia. Además, si realizas las adecuadas, podrás impresionar a tu entrevistador con tu conocimiento e interés en la industria.

Tu entrevistador esperará que tengas algunas dudas que quieras resolver. Si no haces ninguna pregunta, puede parecer que no estás preparado

Para no pifiarla en este punto, que al fin y al cabo es la guinda del pastel, has de preparar con antelación lo que quieras preguntar. No solo estás tratando de obtener este trabajo, sino que también estás entrevistando al de recursos humanos para evaluar si esta empresa y el puesto son adecuados para ti.

Hacer preguntas es una buena manera de profundizar en la cultura de la empresa y las responsabilidades diarias específicas del trabajo, y evitar así que tu puesto llegue acompañada de grandes (y desagradables) sorpresas.

Las mejores preguntas para hacerle al entrevistador son las siguientes:

  • ¿Cómo describirías las responsabilidades del puesto?
  • ¿Cómo describirías un día y una semana típica en este puesto?
  • ¿Cuál es el estilo de gestión de la empresa?
  • ¿Cuántas personas trabajan en esta oficina o departamento?
  • ¿Cuánto se espera que tenga que viajar?

  • ¿Es la reubicación una posibilidad?
  • ¿Cómo es una semana típica de trabajo? ¿Haré horas extra?
  • ¿Cuáles son las perspectivas de crecimiento y avance?
  • ¿Cómo se asciende en la empresa?
  • ¿Te gustaría que te diera una lista de referencias?
  • Si al final me contratáis, ¿cuándo comenzaría?
  • ¿Qué puedo aclararte sobre mi experiencia y formación?
  • ¿Cuándo puedo esperar para saber de la oferta?
  • ¿Qué es lo que menos te gusta de de trabajar aquí?

¡Ánimo y mucha suerte!

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios