Dieta: Los trucos para que la edad no se note en tu pelo (y parezcas joven)
según tres expertas

Los trucos para que la edad no se note en tu pelo (y parezcas joven)

La decadencia comienza a partir de los 25 años, cuando uno de cada cuatro hombres empieza a sufrir calvicie. Veamos cómo podemos mitigar los efectos de la edad en el cabello

Foto:

El paso de los años no se nota solo en las arrugas, los michelines y el cansancio. También notamos el paso del tiempo en el cabello, o en la ausencia de él, en el caso de muchos hombres. La decadencia comienza a partir de los 25 años, cuando uno de cada cuatro hombres comienza a sufrir de calvicie; con más de 50 años, el 50% de ellos es calvo, y en la vejez, la cifra aumenta hasta un 98%, según el 'ranking' mundial elaborado por Tripadvisor.

Ojo, el problema no es solo la pérdida de pelo o la aparición de las canas, pues el deslucimiento del cabello también juega un papel fundamental en la llegada de la vejez.

Para que esto no nos pase, o para que podamos mitigar los efectos de la edad, hemos de prestarle tanta atención al pelo como a la cara. Es decir, si dedicamos tiempo y dinero a limpiar, tonificar e hidratar nuestro rostro a diario, ¿por qué pasamos tanto del cabello?

Sigue una dieta rica en frutas y verduras frescas de colores brillantes, especialmente en la remolacha, los pimientos, la calabaza y los tomates

Esto es lo que se preguntaron Susan Curtis, directora de salud natural de Neal's Yard Remedies, Tipper Lewis, herborista naturópata, y Fiona Waring, nutricionista. Al no encontrar respuestas, decidieron escribir un libro, 'Eat beautiful', en el que se describe con detalle cómo la dieta influye de manera notable en la apariencia del pelo.

A continuación, detallamos algunos de los consejos que aparecen en el libro, recogidos por 'Femail'.

Cinco esenciales para un cabello joven

♦ Antioxidantes

Se encuentran abundantemente en frutas y verduras frescas de colores brillantes, especialmente en la remolacha, los pimientos, la calabaza y los tomates. Estos compuestos protectores ayudan a fortalecer los pequeños capilares que hay cerca de la superficie de la piel, lo que a su vez promueve una circulación saludable en el cuero cabelludo, nutre la raíz del cabello y mantiene el pelo brillante y fuerte.

♦ Ácidos grasos

Los omega-3 y omega-6 ayudan a equilibrar la producción de sebo (aceites naturales de la piel), manteniendo el cuero cabelludo saludable.

Puedes añadir semillas de lino, calabaza y/o girasol a las ensaladas, que deberían incluir aguacates y nueces. No te olvides de las algas marinas, que están repletas de ácidos grasos buenos, ni de comer pescado azul al menos una vez a la semana.

Ojo, no vale todo el omega-6, pues el que procede de fuentes menos saludables, como la carne y los cereales, puede tener un efecto inflamatorio, aumentar el sebo y dejar el cabello graso.

♦ Vitaminas B y C

Aumenta tu consumo de vitamina B, que se encuentra en cereales integrales y legumbres, ya que juega un papel importante en el aumento de la elasticidad del cabello. Tampoco pierdas de vista la vitamina C, que es esencial para formar colágeno, la proteína estructural que mantiene el cabello unido.

La falta de vitamina C puede hacer que el pelo se vuelva quebradizo, así que come muchos cítricos, kiwi, brócoli y col rizada.

♦ Minerales

Hay dos minerales vitales para construir un cabello saludable.

  • El azufre, que se encuentra en el repollo, la coliflor, el brócoli, la cebolla y el ajo, es esencial para la producción de queratina, la proteína principal que se encuentra en el cabello, y también se ha demostrado que alivia la caspa y el eccema.
  • El zinc ayuda a equilibrar la producción de sebo y estimula el crecimiento: comer muchos granos y nueces, lentejas, semillas de calabaza y, ocasionalmente, cordero.

Los omega-3 y omega-6 ayudan a equilibrar la producción de sebo (aceites naturales de la piel), manteniendo el cuero cabelludo saludable

♦ Agua

Mantenerse hidratado es esencial para tener un cabello sano y sin encrespamiento. Además del agua, prueba a beber zumos de vegetales ricos en minerales.

Lo que debes comer según tu edad

Ahora que conoces los principios básicos de la dieta del cabello sano, puedes ser más específico y tomar lo adecuado dependiendo de la década en la que te encuentres:

♦ A los 40

El cabello comienza a volverse más fino: perdemos alrededor de 100 cabellos por día y, a medida que el rebrote se ralentiza, esto puede afectar al volumen del pelo. La producción de colágeno disminuye, lo que debilita aún más el cabello, y el color puede comenzar a cambiar y volverse gris.

En la década de los 40 podemos comer alimentos ricos en cobre, como almendras, piñas y moras, que pueden ayudar a mantener el color natural del pelo. Las proteínas saludables y los alimentos ricos en vitamina C, como el kiwi, el brócoli y la col rizada, lo mantienen con un aspecto juvenil.

♦ A los 50

A medida que las glándulas sebáceas se encogen con el tiempo, el cabello se vuelve más seco y más quebradizo, mientras que el color se vuelve gris. Para algunos, los problemas de tiroides pueden provocar cambios en la textura, adelgazamiento del cabello y ralentización del crecimiento. El colágeno continúa disminuyendo, lo que puede debilitar aún más la raíz del pelo.

¿Qué comer? Alimentos como las semillas de lino y el pescado azul proporcionan tanto grasas omega-3 saludables como proteínas para hidratar y fortalecer el cabello. Incluye frutas y verduras para obtener todo tipo de vitaminas.

Alimentos como las semillas de lino y el pescado azul proporcionan tanto grasas omega-3 saludables como proteínas para hidratar y fortalecer el cabello

♦ A partir de los 60

El cabello continúa adelgazando: cada hebra se vuelve más pequeña a medida que alcanzamos los 60 años. La tasa de rebrote también disminuye, lo que significa que puede haber menos cobertura del cuero cabelludo. En otras palabras: que nos vamos quedando calvos.

El cabello pierde cada vez más elasticidad, lo que puede dificultar el peinado. El cabello gris puede ser extenso ahora y gradualmente puede volverse más blanco.

¿Qué comer? Alimentos con vitamina B y biotina, que ayudan a fortalecer el cabello y estimulan el crecimiento, como huevos, salmón y nueces. Come alimentos ricos en hierro, como lentejas, y muchas frutas y verduras frescas.

Qué comer para evitar la calvicie

Aunque la calvicie es, en la mayoría de los casos, inevitable, hay ciertos alimentos que pueden retrasar su aparición o mitigar su proceso. Son los que contienen flavonoides antioxidantes, que pueden fortalecer los folículos capilares; los alimentos ricos en hierro, ya que aumentan los glóbulos rojos, y los ricos en proteínas y sílice fomentan el crecimiento del cabello. Debes comprar:

Huevos: repletos de proteínas, ayudan a aumentar la producción de colágeno, que rodea los mechones de cabello, haciéndolos más robustos.

Mango: esta colorida fruta proporciona el mineral de sílice, un componente del tejido conectivo que ayuda a fortalecer el cabello y promueve el crecimiento.

Algas: los nutrientes de las algas marinas, incluido el hierro y el aminoácido lisina, afectan directamente el crecimiento del cabello. El hierro garantiza una producción de glóbulos rojos saludable, mientras que la lisina facilita la absorción de hierro. Una deficiencia en ambos puede aumentar la pérdida de cabello.

Higos: son una gran fuente de hierro, y aumentan el crecimiento y el brillo del cabello. Otra buena fuente de hierro son los frutos secos y bayas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios