de frutos secos a alimentos con grasa

Adelgazaron y ahora revelan sus trucos: estos son los snacks que debes tomar

Unos dicen A y otros B, y ya no sabes qué comer entre horas. No te preocupes: la respuesta la tienen unas mujeres que han perdido muchos kilos picoteando sano y bien

Foto: Olvídalo, mejor toma unas nueces. (iStock)
Olvídalo, mejor toma unas nueces. (iStock)

Por muy bien que lo hagamos en las comidas principales, si la pifiamos en los tentempiés estaremos echando a perder nuestra dieta. Picar entre horas es el gran enemigo de los regímenes. Cada vez que acudimos a la nevera o la máquina de vending estamos ingiriendo unas calorías que nos ahorraríamos si llevásemos una alimentación mejor planificada.

Los snacks parecen inofensivos, debido al reducido tamaño de las raciones, pero siguen siendo una bomba para tu salud, con grasas nada saludables y mucha sal. Esos pequeños pecados calóricos son los más culpables de que no te deshagas de esos kilos de más. De hecho, los hombres entre 20 y 39 años consumen el 32% de las calorías diarias entre el desayuno y la comida, lo que supone un récord de picoteo respecto a otros rangos de edades.

Los snacks parecen inofensivos, debido al reducido tamaño de las raciones, pero siguen siendo una bomba para tu salud, con grasas y mucha sal

Entonces, ¿qué como entre horas si me muero de hambre?, te estarás preguntando. La respuesta la tienen los que han adelgazado picoteando sano y bien. Mujeres reales han revelado a 'Prevention' qué toman a media tarde y media mañana para perder peso. Atento:

1) "Que sea inferior a 300 calorías"

"Para mí es muy importante hacer tentempiés para evitar tener demasiada hambre en la siguiente comida, lo que puede provocar que coma en exceso. Tomar un refrigerio cada tres o cuatro horas también ayuda a acelerar mi metabolismo. Trata de que cada aperitivo no pase de las 300 calorías, y que sea una combinación saludable de proteínas, grasas y carbohidratos", asegura Christina R., de Palm City (Florida), que perdió siete kilos en seis meses.

Ella recomienda el yogur griego, los anacardos, las palomitas de maíz, el requesón, las almendras, las manzanas y las nueces. Entre su selección, nosotros recomendamos el yogur griego. Tiene calcio, proteínas y nos ayuda a cuidar la flora intestinal. Decántante por los desnatados, los 0% y los que no están edulcorados previamente para no añadir calorías de más a tu dieta. Puedes tomarlos en cualquier momento, incluso el yogur batido puede ser más cómodo. Si quieres puedes añadirle algún fruto seco, cereales o trozos de fruta, pero sin pasarte.

2) "No temas a la grasa"

"Todas las mañanas tomo medio limón exprimido en agua tibia, con una cucharadita de vinagre de manzana y una pizca de pimienta de cayena. Hago tres comidas grandes diarias que incluyen proteínas, frutas y verduras, y tres tentempiés en medio. Mis snacks favoritos siempre contienen una grasa saludable, como requesón y una pieza de fruta, hummus o una manzana con mantequilla de almendras. La grasa me ayuda a mantenerme saciada y con energía entre las comidas. He estado haciendo esto desde finales de mayo, bajé 9 kilos y perdí muchos centímetros", cuenta Michelle K., de Washington.

Lo que asegura Michelle está apoyado por numerosas investigaciones, que han llegado a la conclusión de que las personas que evitan el abuso de carbohidratos y comen grasa no solo pierden más peso, sino que tienen menos riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. El encargado de su financiación es el National Institutes of Health, dependiente del departamento de salud y servicios humanos del gobierno de los Estados Unidos.

En este estudio, publicado en Annals of Internal Medicine, participaron 150 personas. A cada uno se le asignó durante un año un tipo de dieta que regulaba la cantidad de carbohidratos o de grasas ingeridad, pero nunca el contenido calórico total absorbido. Tras un año de estudio y con este nuevo enfoque, los resultados fueron reveladores: los participantes que siguieron una dieta baja en hidratos de carbono perdieron una media de tres kilos y seiscientos gramos menos que aquellos que se vieron obligados a prescindir de la grasa.

3) "Toma comida de verdad"

"En lugar de comer alimentos procesados (galletas o cereales), intento asegurarme de que mis snacks incorporen los nutrientes que necesito en mi día para completar mi dieta. Por ejemplo, suelo comer una ensalada gigante a media tarde, y alrededor de las cinco de la tarde como nueces y fruta, seguido de una cena a las ocho de la tarde", cuenta Leah W., de Texas, quien perdió más de 45 kilos en 2 años.

Los hombres de entre 20 y 39 años consumen el 32% de las calorías diarias entre el desayuno y la comida, lo que supone un récord de picoteo

La fruta, tal y como asegura Leah, es buena idea. De hecho es el mejor snack, pues es un cóctel de vitaminas, minerales, fibra y compuestos antioxidantes, que además de dejarte lleno no añadirá calorías innecesarias a tu cuerpo. Una alternativa es preparar una macedonia. Si vas con prisas puedes optar por la deshidratada, aunque no abusar de ella porque tiene un elevado aporte calórico. En los tiempos que corren, el no poder comer fruta ya no es una excusa, existen hasta bolsitas con fruta recién cortada en el supermercado que podrás coger para sustuir la típica bolsa de patatas o galletitas saladas.

4) "Fibra y más fibra"

Marcie M., de Minnesota perdió 27 kilos en un año y medio incluyendo en su dieta agua y fibra. "Tomar aperitivos me mantenía saciada y reducía mis antojos de dulcs y comida basura", asegura. Lo cierto es que la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece en 25 gramos la cantidad mínima de fibra que cada persona debe consumir a diario.

Los alimentos ricos en fibra tienen una serie de propiedades imprescindibles para el correcto funcionamiento del organismo, como mejorar la hidratación, regular el tránsito intestinal o quemar el exceso de grasas. Además, está recomendada para las personas que realicen algún tipo de dieta de adelgazamiento porque prolongan la sensación de saciedad.

Para picar, los frutos secos son ideales. Su alto contenido en fibra y su ingesta produce un tránsito rápido de alimentos por el tracto intestinal. Está demostrado que una dieta rica en frutos secos previene el estreñimiento y las enfermedades intestinales. La fibra tiene como misión retrasar la absorción de azúcar, lo que permite disponer de la energía progresivamente y durante más tiempo sin que sea convertida en grasa. Los más recomendados son las almendras (12% de fibra), seguidas de las nueces (9%).

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios