sí a los hidratos de carbono

La experta que explica cómo tomar hidratos y azúcar y no engordar

Tienes tanta información contradictoria sobre nutrición que ya no sabes qué comer. Te sientes culpable a cada bocado porque crees que lo estás haciendo mal. Una experta nos saca de dudas

Foto: Se te quedará cintura de avispa. (iStock)
Se te quedará cintura de avispa. (iStock)

Que si no comas después de las 18, que si no mezcles carbohidratos con proteínas, que si es mejor no desayunar o que tienes que comer cada tres horas. Tienes tanta información contradictoria sobre nutrición que ya no sabes qué hacer. Te sientes culpable a cada bocado que ingieres porque crees que lo estás haciendo mal.

"Vivimos en un mundo donde todos están obsesionados con la composición nutricional de los alimentos. Que si sin gluten, paleo, vegano, sin lácteos, sin azúcar, crudo y súpersano ", asegura la nutricionista Lee Holmes a 'The Daily Mail'. La experta desmonta los mitos acerca de alimentación que nos cuentan. Recogemos los cuatro más importantes:

1) ¿Se puede adelgazar tomando hidratos?

A los hidratos de carbono se les ha acusado de ser los culpables de hacernos engordar, pero numerosos nutricionistas creen que esto es una exageración. Solo hay que saber elegir bien y encontrar el momento adecuado para su ingesta.

Los alimentos cargados de azúcar que provienen de fuentes 'reales', como frutas y verduras, no deben ser temidos. Al revés

En general, lo mejor es dar mayor peso a los carbohidratos en los momentos del día en los que los niveles de actividad son más altos. Y para la mayoría de la gente estos se suceden a lo largo del día. Así, la pasta, el pan y los cereales no son la cena apropiada si queremos adelgazar. El cuerpo utiliza los carbohidratos como combustible para recargar la energía durante el día, y si los ingerimos cuando vamos a estar en reposo lo más probable es que en lugar de ayudarnos a quemar las grasas que hemos ingerido permitan que se vayan acumulando en el abdomen, muslos y trasero.

"A menudo, cuando las personas están tratando de perder peso, deciden cortar uno de los tres macronutrientes importantes: los carbohidratos. Al hacerlo, como en la dieta cetogénica, perdemos beneficios importantes para nuestra salud intestinal y sistema inmunológico", apunta Holmes, quien asegura que los carbohidratos ayudan al funcionamiento del intestino.

Además, como todo en esta vida, la clave es elegir bien: "Si comes carbohidratos sin refinar, como fruta, verduras almidonadas y algunos granos como la avena, no tienes por qué temer un aumento de peso. De hecho, la fibra en realidad puede ayudarte a mover los alimentos por el cuerpo, por lo que no vas a ganar peso".

2) ¿Puedo comer después de las 19:00h?

Los horarios que tenemos en España son tardíos. Comemos a las 14-15, y solemos cenar más tarde de las 21. Unas horas que están altamente alejadas del resto de Europa. Al respecto, hay una creencia popular que asegura que si no ingerimos nada a partir de las 19, adelgazaremos. Tiene sentido, ya que es a partir de esta hora cuando el metabolismo se ralentiza. Pero lo cierto, según la experta, es que no es tan relevante el cuándo sino el qué se coma.

"He oído a mucha gente hablar sobre cómo perdieron cierto número de kilos cuando dejaron de cenar y lo increíble que se sienten (...) Creo que necesitamos prestar atención en lo que dejaron de comer, en lugar de cuándo. Después de un largo día, tendemos a asaltar la cocina en busca de helado o dulces, y eso no está bien".

No es necesario que eliminemos los hidratos de carbono de nuestra dieta: solo hay que saber elegir bien e ingerirlos en el momento adecuado

El mensaje de la nutricionista es claro: si tienes hambre después de la cena, puedes comer. Solo has de asegurarte de que sea algo saludable; y nada de bocadillos.

3) ¿El zumo de fruta me engorda?

Aunque es cierto que muchos zumos de frutas de supermercado están cargados de azúcar, el jugo recién exprimido no se salva. Ojo, eso no quiere decir que nos engorde. "¿Cuándo el zumo de naranja se convirtió en el diablo? Los alimentos que provienen de fuentes reales, como frutas y verduras, no deben ser temidos", dijo Lee.

Eso sí, todo con precaución: "No recomiendo tomar litros de esta bebida al día, pero es mucho mejor disfrutar de un vaso de zumo de vez en cuando es vez de una bebida carbonatada llena de azúcar".

4) ¿El azúcar me impide adelgazar?

Si hay un producto alimentario que se encuentre en el punto de mira es el azúcar. Al respecto, el divulgador científico Gary Taubes ha publicado su último libro, 'The Case Against Sugar' (Random House), en el que asegura que el problema no el total de calorías del azúcar, sino que causa una larga lista de problemas de salud modernos, desde asma hasta hipertensión pasando por los accidentes cardiovasculares o algunos tipos de cáncer. Asimismo, el experto señala al azúcar como el principal causante del síndrome metabólico, una condición médica que ocasionan problemas cada vez más frecuentes como la diabetes o las enfermedades coronarias.

No obstante, y pesar de su mala fama, Holmes asegura que todo depende de la procedencia del azúcar. Afirma que es normal que la gente que corta su consumo adelgace, pues además de verduras y frutas también deja de consumir pasteles, bollos, refrescos, etc. "Aunque es bueno observar tu consumo de azúcar y reducir el consumo de alimentos procesados, no creo que sea bueno para nosotros no tomar azúcar en absoluto. La moderación es clave para una dieta saludable", concluye Holmes.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios