ESCENARIO DE CRISIS

Procesos de selección 'exprés': así va a contratar KPMG

La multinacional KMPG se ha lanzado a reducir los tiempos de contratación debido a la demanda de los jóvenes de métodos que no les mantengan a la expectativa

Foto: El paro juvenil es alarmante en varios países de la Unión Europea. (iStock)
El paro juvenil es alarmante en varios países de la Unión Europea. (iStock)

Vivimos en un mundo en el que todo requiere cada vez más rapidez. Los procesos de producción, la generación de información o la necesidad de encontrar un empleo son procesos cada vez más acelerados.

Sin embargo y pese a que la tasa de paro juvenil en aproximadamente la mitad de los países de la Unión Europea es ciertamente preocupante, el comportamiento de las generaciones más jóvenes a la hora de buscar empleo conlleva unas exigencias que están dando lugar a una modificación de los comportamientos de las empresas a la hora de desarrollar los procesos de selección.

Las grandes compañías suelen llevar a cabo procesos de selección en el que los candidatos pasan por algunas pruebas, donde se va descartando gente hasta que, tras varias semanas, se elige al candidato. Ahora, la multinacional KPMG, ha conseguido concentrar todo este proceso en un solo día.

Los jóvenes buscan que un trabajo ofrezca la posibilidad de promocionarse dentro de la empresa más que una alta remuneración

Durante un día se llevarán a cabo las pruebas necesarias para elegir al candidato más válido para el puesto y la empresa se compromete a tomar una decisión en un plazo de 48 horas, reduciendo así el tiempo del proceso drásticamente. Lee Biggins, director general de la web laboral CV-Library, explicó a ‘Daily Mail’: 'los millennials han nacido y se han criado en un mundo digital y, por tanto, esperan ver los resultados rápidamente”.

¿Cuánto hay que esperar hasta que nos llamen?

Probablemente todos nos hayamos visto envueltos en algún proceso de selección con mayor o menor suerte. En algunas ocasiones es el propio entrevistador quien te dice el plazo en que te llamarán en caso de ser seleccionado, pero en otras simplemente hay que esperar un tiempo muy impreciso que puede abarcar de los dos días al mes y medio (según la paciencia de cada cual), lo que deja al aspirante en una situación algo incierta. Ha sido llamado a la entrevista, así que la empresa ya ha mostrado su interés, pero no tiene una respuesta concreta, ni seguridad de que le vayan a responder, de manera que, en esos casos, no se sabe muy bien si seguir buscando otras ofertas o esperar a ver si la empresa se pronuncia.

KPMG UK encuestó a 400 jóvenes en busca de trabajo. El resultado reveló que a más de un tercio le parecía inoportuno lo largos que eran los procesos de contratación y, después, aun más, la espera hasta recibir respuesta. Pero lo que más molesta a los jóvenes es la falta de interacción con los candidatos no seleccionados. Se puede imaginar que los responsables de recursos humanos tendrán una gran cantidad de trabajo, pero si se le ha hecho una entrevista a alguien y se le ha comunicado que se mantenga a la espera hasta tomar una decisión, ese tiempo de espera debería acabar en algún momento, y esos candidatos que fueron seleccionados deberían recibir una notificación de que el proceso de selección ha terminado para que no permanezcan a la expectativa.

Nuevos escenarios, nuevas prioridades

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Por su parte, un estudio realizado por CV-Library concluye que los jóvenes buscan que un trabajo ofrezca la posibilidad de mantenerse a la larga y promocionarse dentro de la empresa, más que una alta remuneración. En un tiempo en el que el trabajo bien remunerado es un bien escaso puede sorprender, pero uno de los mayores problemas de los jóvenes es su dificultad para conseguir independizarse, algo que difícilmente pueden conseguir de no tener un trabajo estable, que les asegure que van a poder mantenerse a largo plazo.

El estudio mencionado muestra que casi un 80% de los jóvenes espera, tras una entrevista de trabajo, recibir noticias de la empresa en un plazo menor a cinco días. También refleja que son menos leales a la empresa que generaciones anteriores; si encuentran una oferta mejor, rápidamente irán a por ella.

"Los procesos de selección largos son cada vez menos aceptables y, a menudo, esto supone para las marcas perder a los mejores talentos"

Para el presidente de KPMG UK, Simon Collins, reducir los tiempos de contratación no solo es bueno para los aspirantes, sino para las propias empresas, ya que considera que conseguir rápidamente a los mejores cerebros “es crucial para el éxito del negocio a largo plazo”.

En la actualidad, y aunque solo se haya implantado en Reino Unido, KPMG España ha manifestado su intención de avanzar también hacia procesos de selección de tiempo reducido, a fin de hacer más eficiente la contratación.

Contratación 2.0

“Los procesos de selección largos son cada vez menos aceptables y, a menudo, esto supone para las marcas perder a los mejores talentos, porque ya han sido arrebatados por otros competidores más veloces. Las empresas que tardan más de una semana en decidirse por un candidato están perdiendo a más de la mitad de los aspirantes”, afirma Beggins.

El modo de elegir a los candidatos está cambiando no solo en la velocidad, sino también en la forma. Empresas como Deloitte escogen a sus trabajadores sin saber de qué universidad vienen, para evitar prejuicios, y Goldman Sachs, lleva a cabo las entrevistas vía videollamada en lugar de en persona, lo que hace más eficiente todo el proceso, ahorrando mucho tiempo tanto para el que contrata como para el aspirante.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios