Sonríen y asienten

La última moda en China: las 'compañeras complacientes' para mejorar la productividad

Sin datos sobre qué empresas tienen pensado introducir estos 'perfiles' en su plantilla ni cuántas lo han adoptado hasta el momento, la polémica sobre las nuevas empleadas en China está servida

Foto: Conocidas como 'cheerleaders de la programación' las empresas chinas las contratan para que mantengan contentos a los trabajadores varones. (Facebook Trending in China)
Conocidas como 'cheerleaders de la programación' las empresas chinas las contratan para que mantengan contentos a los trabajadores varones. (Facebook Trending in China)

Si en los años 90 aquel chico que bebía coca cola light se convirtió en el icono de muchas mujeres trabajadoras que ansiaban la idea de que por sus oficinas también se pasase un muchacho fortachón y de buen ver para entretenerlas a media mañana, en pleno siglo XXI el concepto de animadores laborales sexuales parece cobrar vida.

Aquello no era más que una fantasía en la que un cachas asomaba por la ventana. No podían tocarle ni hablarle y simplemente se limitaban a mirar su fornidas curvas bajo el sol de mediodía. Pero, como se suele decir, la realidad supera la ficción y ahora no se trata de un deseo figurado: los animadores sexuales son de carne y hueso y forman parte del equipo de trabajo.

Mientras en occidente continúan los intensos debates en torno al problema y las graves consecuencias de la generalizada cosificación u objetivación sexual de las mujeres, en el otro extremo del planeta viven completamente ajenos a estas realidades sociales. Tanto es así que algunas compañías tecnológicas chinas están contratando a jovencitas físicamente atractivas para que motiven a sus empleados varones.

Protagonistas de conversaciones con los compañeros, jugadoras de ping pong y responsables de comprar y llevar los desayunos a sus atareados compañeros. Así son las trabajadoras chinas cuya labor no es otra que mantener a la plantilla masculina motivada.

Falda corta y tacones: el uniforme de las 'cheerleaders de la programación'. (Facebook Trending in China)
Falda corta y tacones: el uniforme de las 'cheerleaders de la programación'. (Facebook Trending in China)

Trabajadores motivados, mejores beneficios

Apodadas como las 'cheerleaders de la programación', las empresas informáticas chinas que han puesto en marcha la iniciativa defienden que su labor no es otra que la de mantener al equipo entretenido y crear un “ambiente de trabajo divertido” para los hombres. Contentos y productivos, porque un gerente de recursos humanos de una de las compañías que han contratado a tres de estas cheerleaders aseguraba que los nuevos fichajes “han mejorado enormemente su eficiencia y unidad de trabajo”.

Las dificultades para mantener un mínimo de contacto social entre hombres y mujeres es una de las grandes lacras de la sociedad china. Pero magia: el gerente explica que las recién llegadas ayudan a los empleados “a superar su terrible problema de socialización”.

Entre sus tareas está la de jugar al ping pong con los empleados. (Facebook Trending in China)
Entre sus tareas está la de jugar al ping pong con los empleados. (Facebook Trending in China)

Una polémica forma de motivar

En las imágenes difundidas a través del perfil de Facebook del sitio web Trending in China, se pueden ver a las jovencitas –vestidas con falda y tacones– cumpliendo con sus quehaceres: charlando y riendo con los empleados mientras estos trabajan, participando en lo que parece un momento de ocio y canciones en la oficina, y llevando a cabo otras actividades para las que han sido contratadas, como jugar al ping pong con los empleados.

Fotografías que ya han dado la vuelta al mundo generando un debate a nivel internacional sobre la explotación de estas jóvenes como objetos de entretenimiento para los trabajadores varones, de un lado, o sus beneficios para la socialización entre hombres y mujeres y el impulso económico de las principales empresas de Internet del país.

Sonreír, charlar e incluso cantar. El día a día de las animadoras laborales en China. (Facebook Trending in China)
Sonreír, charlar e incluso cantar. El día a día de las animadoras laborales en China. (Facebook Trending in China)

La respuesta en las redes sociales a las imágenes ha sido de todo menos positiva. “¿Qué pasa con las programadoras? ¿Contratarán para ellas 'motivadores' masculinos?” se preguntaba una usuaria mientras otro insistía en la idea de que “esto es degradante, tanto para las 'cheerleaders' como para los programadores”.

No son pocos los que, contrariados, preguntan si se trata de una noticia falsa. “Podrían contratar a algunas mujeres que sepan programar. Oh, espera, eso sería demasiado intimidante para los hombres-niño que trabajan allí, ¿verdad?”, ironiza otra usuaria. “Apuesto a que estas chicas trabajarían mejor que los chicos de esta empresa, y sin necesidad de ningún material pornográfico. Esto es ridículo”, critica uno de los comentarios al post.

Un grupo de estas jóvenes animadoras toman notas sobre sus quehaceres en la empresa: animar a los varones para que sean productivos. (Facebook Trending in China)
Un grupo de estas jóvenes animadoras toman notas sobre sus quehaceres en la empresa: animar a los varones para que sean productivos. (Facebook Trending in China)

También los hay que defienden la libertad de las jóvenes para escoger ese puesto si es el que desean así como otros que aseguran que la tasa de mujeres en universidades y escuelas especializadas en nuevas tecnologías es de apenas un 5%, “de ellas sólo el 20% de las estudiantes completan los estudios así que es muy raro que pueda haber mujeres trabajando como profesionales en el sector”.

Aún se desconocen las empresas que tienen pensado introducir estos nuevos 'perfiles' en su plantilla ni cuántas lo han adoptado hasta el momento, pero la polémica está servida.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios