Alimentación: ¡Cuidado! No son todas light: las cuatro verduras que te hacen engordar
lo verde no siempre es sano

¡Cuidado! No son todas 'light': las cuatro verduras que te hacen engordar

'Acábate la verdura' es una frase que todos hemos escuchado de pequeños. Pensar que comiendo verde estamos llevando una alimentación saludable es real, menos cuando las comes preparadas así

Foto: A la vista está que no adelgazan tanto como pensabas... (iStock)
A la vista está que no adelgazan tanto como pensabas... (iStock)

Te pones a hacer dieta y la sigues a rajatabla, pero no consigues perder peso. ¿Qué estás haciendo mal? Algunos regímenes abogan por comer carne, otros por eliminar los carbohidratos y los hay incluso que incentivan el consumo de grasas para adelgazar. Sigas el que sigas, lo que está claro es que los alimentos que siempre estarán presentes en una dieta porque no engordan y sacian nuestro apetito son las frutas y verduras. ¿O no?

Todos sabemos que existen verduras que tienen más calorías que otras y, por tanto, sus beneficios en los procesos de pérdida de peso son menores. Pero de ahí a que engorden… Como que no nos entra en la cabeza. Para que seamos conscientes de que no todo lo verde es sano ni adelgaza, en Yahoo Health han seleccionado las cuatro formas de preparar verduras que, según los expertos en alimentación de Eat This, Not That!, es mejor que evitemos comer por su alto contenido en grasas.  

Si, como en esta imagen, ves en el 'brick' de tu zumo cantidad de vegetales super coloridos y bonitos, recuerda: es sólo una foto. (Corbis)
Si, como en esta imagen, ves en el 'brick' de tu zumo cantidad de vegetales super coloridos y bonitos, recuerda: es sólo una foto. (Corbis)

Tempura de verduras

Las verduras están más sabrosas, es un plato completo que sacia el hambre durante horas y después de comerla te dices a ti mismo que qué sano has comido, (‘¡hoy solo verduras!’). Error. La tempura se prepara empanando los vegetales –normalmente pimiento, calabacín, zanahoria, berenjena… al gusto de cada uno– en harina para después freírlos en aceite.

Una ración de judías verdes hervidas tiene 22 calorías y 0 gramos de grasa, pero, amigo, si preparas la misma cantidad en tempura entonces podemos estar hablando de un plato de 230 calorías y 11 gramos de grasa. Aunque no la comas usando un mazacote de harina (que, a veces, se nos va de las manos y parecen más bien palitos de pescado) y las verduras tengan tan solo una fina capa crujiente, no te engañes, te estás metiendo aproximadamente 10 veces más calorías que si las comieses cocidas o a la parrilla.  

'Chips' de verduras

Seguro que las has visto en el supermercado o te las han servido como guarnición en algún bar o restaurante. Esas verduras crujientes que se presentan igual –en forma y preparación– que las patatas fritas de bolsa. Es más, quizás incluso las tomas como aperitivo para picar entre horas porque ¡son sanísimas! Igual no tanto.

“Qué inteligentes son los vendedores de alimentos”, ironizan los nutricionistas de Eat This, Not That!, “que supieron darle la vuelta al concepto de patatas fritas: ‘si la gente piensa que las chips son malas para la salud… vamos a empezar a freír otros vegetales y ¡seguro que no se dan cuenta de que son lo mismo!’”. Pero no, lamentablemente, aunque sean de calabacín, berenjena o calabaza, son tan malas –o peores– que las patatas fritas envasadas.

Aunque nos guste pensar que estamos consumiendo un aperitivo de lo más saludable, original y totalmente diferente a las grasientas patatas de bolsa, no te engañes: una porción de estas chips vegetales de no patatas tienen más calorías y grasas saturadas que una de patatas fritas normales.   

'Qué sanas mis verduritas'. ¿Perdona? ¡Pero si están empapuzadas en harina y refritas! (iStock)
'Qué sanas mis verduritas'. ¿Perdona? ¡Pero si están empapuzadas en harina y refritas! (iStock)

Zumos y batidos de verduras

Claramente, no hablamos del zumo de tomate o el batido de remolacha y espinacas que te puedas preparar en casa sino de los envasados que todos consideramos de lo más sanos y consumimos masivamente cuando estamos haciendo dieta. Nos han convencido de que ayudan a adelgazar y de que aportan la energía y nutrientes suficientes para llevar una alimentación saludable, pero va a ser que nos la han colado.

Este tipo de productos, tan verdes que parecen, se caracterizan por aportarnos mucha fibra –lo cual es cierto– pero nadie habla de la cantidad de calorías y azúcares que nos echamos al cuerpo al beberlos. Un vaso de algunos de los preparados para hacer batidos que podemos encontrar en tiendas especializadas contiene la friolera de unas 400 calorías y cerca de 50 gramos de azúcar. El equivalente a bebernos tres latas de un refresco azucarado. Ahí es nada. “En pocas palabras: beber verduras es la forma menos sabrosa y efectiva para conseguir adelgazar”, comentan los expertos.

'Si la gente piensa que las chips son malas para la salud… vamos a empezar a freír otros vegetales y ¡seguro que no se dan cuenta de que son lo mismo!'

Cremas o salsas de vegetales para untar

Una vez más, los expertos ponen el punto de mira en los alimentos preparados supuestamente saludables para demostrar que los botes de salsas de hortalizas y verduras que después untamos en pan o rebañamos con palitos de zanahoria o apio no son tan buenos como parecen en las fotos de sus envases.

Dos cucharadas de una de estas cremas de espinacas con crema o de variados de verduras contienen alrededor de 100 calorías. “Podrías comer dos cucharadas de mayonesa directamente del frasco y estarías consumiendo menos grasas y calorías que con este snack ‘vegetariano’”, aseguran los nutricionistas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios