Lo que buscan las 19 grandes empresas españolas en su personal
  1. Alma, Corazón, Vida
EL CANDIDATO 360 GRADOS

Lo que buscan las 19 grandes empresas españolas en su personal

Los responsables de recursos humanos de las grandes empresas siguen insistiendo en las dificultades que enfrentan para cubrir ciertos puestos

placeholder Foto: La falta de habilidades comunicativas y la carencia en el manejo de idiomas dificultan la inserción laboral de los desempleados. (Corbis)
La falta de habilidades comunicativas y la carencia en el manejo de idiomas dificultan la inserción laboral de los desempleados. (Corbis)

Con la tasa de desempleo juvenil rondando máximos históricos (un 55% según la última encuesta de la EPA), los responsables de recursos humanos de las grandes empresassiguen insistiendo en las dificultades que enfrentan a la hora de cubrir determinados puestos de trabajo. “Hay perfiles profesionales que nos cuesta mucho encontrar, aun con el paro actual, y esto no puede permitirse”, apunta Margarita Álvarez, secretaria general del Observatorio de la Innovación Empresarial (OIE), impulsado por Adecco y conformado por 19 de las más grandes empresas implantadas en España.

Las nuevas exigencias y tendencias del mercado laboral han obligado a una reinvención de los trabajadores, a los que se demandan nuevas competencias y actitudes. Unos requisitos que, según los informes de este neonato lobby, no forman parte del currículo universitario. “El principal problema es que en la universidad tienes cero orientación al mundo laboral. El currículo es tan teórico que se pierde el enfoque profesional, sin preparar a los estudiantes para entrar en el mundo laboral. Además, es demasiado generalista, por lo que acaban sus estudios sin conocer el funcionamiento real de las áreas concretas de una empresa”, lamenta Álvarez.

El currículo es tan teórico que se pierde el enfoque profesional, sin preparar a los estudiantes para entrar en el mundo laboral

El denominado ‘candidato de 360 grados’ es el perfil más buscado, al menos por estas 19 grandes empresas, entre las que se encuentran Ikea, Coca-Cola, McDonald’s, Seur o Acciona. Se trata de un trabajador que, según enumera Álvarez, además de contar con conocimientos específicos en su área de potencial contratación, “maneja idiomas, conocimientos informáticos, formaciones complementarias y, cada vez más, competencias transversales”. Estas últimas, añade, no son teóricas y, por tanto, no se enseñan en las universidades a pesar de la creciente importancia que les están dando desde los departamentos de selección de personal.

Las actitudes más demandadas y menos extendidas

“Son competencias individuales que no sólo valen para la vida profesional, sino también para el día a día, como es la iniciativa, la adaptabilidad, la flexibilidad, la capacidad para trabajar en equipo y, sobre todo, para comunicar”, apunta la secretaria general del OIE. Muchas de estas habilidades pueden irse desarrollando a medida que se va adquiriendo experiencia en una empresa, pero hay algunas, como es la comunicación, que se resisten más. Ya no sólo se trata de hablar en público, sino de “saber trasmitir puntos de vista y convencer”, una de las materias pendientes de los trabajadores con experiencia.

Las principales carencias de los desempleados para volver al mercado laboral son la falta de habilidades comunicativas y de idiomas

Otras de la carencias más patentes de los trabajadores con experiencia, además de las falta de habilidades comunicativas, son los idiomas. Si no se manejan uno o dos idiomas,los parados de larga duración tienen una fuerte desventaja a la hora de volver a reinsertarse en el mercado laboral, según reconocen desde el observatorio empresarial. Esto es porque, como apunta Álvarez, las empresas tienden cada vez más a la internacionalización: aumentan las relaciones con las centrales ubicadas en otras capitales, la expatriación de trabajadores, y hasta las pymes se abren a nuevos mercados en el exterior, por lo que necesitan trabajadores con conocimiento de otras culturas e idiomas.

Los primeros análisis del OIE sobre el sistema educativo diferencian entre módulos de formación profesional, universidades privadas y públicas. Estas últimas son las peor paradas, tanto por su enfoque menos profesional como por la carencia en la enseñanza de idiomas. Unas problemáticas con las que están dispuestos a acabar las empresas participantes en este observatorio, pues como matizaron durante su puesta en largo: “El observatorio nace como un espacio no de reflexión, sino de acción sobre los principales problemas del mercado laboral en España”.

Lejos aún de la ansiada eficiencia laboral

Crítica con la última reforma universitaria del denominado Plan Bolonia, cuya filosofía “era buena, pero no ha tenido ningún efecto ni resultado”, la secretaria general de esta plataforma aboga por una mayor participación de las empresas en el sistema educativo para reorientarlo al mundo laboral. Un objetivo, indica, que sería positivo tanto en términos de responsabilidad social como empresarial. “Si el sistema permite a los jóvenes orientarse al mundo laboral disminuirá el paro porque las empresas podrán cubrir huecos y captar talento, además de que los trabajadores serán eficientes desde el minuto uno sin tener que perder tiempo en formación”.

En definitiva, la actitud es lo primero en lo que se están fijando hoy en día los responsables de recursos humanos, según confiesa Álvarez. “Podemos decir que ahora se contratan actitudes, por lo que se deberían enseñar habilidades”. Entre las que tienen más peso específico se encuentran las capacidades comunicativas y la iniciativa, “lo único que te diferenciará del resto”.

Trabajo Expatriados Pymes Estudiantes Internacionalización Sistema educativo Innovación Idiomas Recursos humanos Mercado laboral Paro Entrevista de trabajo Plan Bolonia
El redactor recomienda