VENDIDO UN ÁTICO DE 700 METROS POR 12,5 MILLONES

Se busca rico con más de 5 millones de euros para piso de súper lujo en la Milla de Oro

De las 44 viviendas de Lagasca 44 ya se han vendido la mitad. Entre ellas, un ático dúplex de 700 metros por más de 16.000 euros el metro cuadrado. El precio medio, 4,8 millones

Estaba llamada a convertirse en la promoción de viviendas de lujo más exclusiva de Madrid capital y va camino de conseguirlo. Hasta que otro proyecto le quite dicho honor, Lagasca 99 puede presumir de haber vendido el ático más caro de España. Un dúplex de 700 metros cuadrados -al que habría que sumar varias plazas de garaje- por el que se ha pagado la friolera de más de 12,5 millones de euros, o lo que es lo mismo, en torno a 18.000 euros el metro cuadrado.

Un precio que, sin duda, ha roto las mejores previsiones que en su día se hicieron la socimi Lar España y el fondo norteamericano Pimco cuando, a principios de 2015, compraron a Eurosazor, promotora de Rafael Ortiz, y el empresario naviero Fernando Fernández Tapias, el solar situado en Juan Bravo 3 por 120 millones euros (en la operación estaba incluido el edificio de Claudio Coello 108 vendido posteriormente a los alemanes de Patrizia Inmobilien). De aquel sueño inmobiliario no queda nada, excepto el arquitecto, Rafael de la Hoz, cuyo estudio ha partido de cero para un proyecto en el que trabajan a diario unas 70 personas y que estará completamente terminado a mediados de 2018.

Por el ático de 700 metros se han pagado en torno a 18.000 euros el metro cuadrado, una cifra récord

El precio pagado por el metro cuadrado de este ático también ha pulverizado todas las previsiones del mercado si bien, tal y como explica Ignacio Ramírez, director de operaciones del Grupo Lar, "el precio medio se mueve entre los 10.000 y los 14.000 euros el metro cuadrado, con lo que el ticket medio de una vivienda se mueve en torno a los 4,8 millones de euros. El hecho de que se hayan superado incluso los 16.000 euros se debe a que, a día de hoy, se trata de una vivienda única en el mercado residencial de Madrid, completamente exterior y con vistas a tres calles diferentes".

No obstante, de lo que no cabe duda es que marcará camino a seguir a sus más directos competidores, entre ellos, los pisos del famoso Complejo Canalejas, donde el propio Villar Mir, impulsor del mismo, llegó a decir que se venderían los pisos más caros de Madrid. Entonces, el empresario fijó el precio en 12.000 euros el metro cuadrado. Por lo pronto, esas cifras van a permitir, según reconocen desde la socimi del Grupo Lar, superar el 12% en esta inversión.

La mitad de la promoción, vendida

El proyecto cuenta con más de 26.000 metros cuadrados que albergarán 44 viviendas de entre 330 y 700 metros cuadrados distribuidos en ocho plantas más áticos, 154 plazas de aparcamiento y dos locales comerciales. Del total unidades ya se han vendido 22, el 50% a compradores nacionales -muchos de los cuales vivían a las afueras de Madrid y quieren volver a disfrutar de la capital-, y el otro 50% a latinoamericanos (venezolanos, mexicanos y colombianos, principalmente), cuyo radio de acción se circunscribe a un puñado de calles del barrio de Salamanca.

De las 44 viviendas, ya se han vendido la mitad a compradores españoles y latinoamericanos

Entre sus reclamos, unas viviendas de enormes dimensiones y todo tipo de servicios y 'amenities'. No falta, por ejemplo, un gimnasio, una piscina cubierta climatizada o un jardín en el tejado con piscina exterior, al alcance de muy pocos bolsillos.

Tras un año en el que la venta se ha realizado 'off the market', los impulsores del proyecto han decidido poner toda la carne en el asador y llevar a cabo la comercialización directa, que realizan a través de la consultora Colliers International Spain. "A mediados de 2018 se entregan las llaves y esperamos tener todo vendido para esa fecha, cerrando en torno a un par de operaciones al mes", señala Antonio Pan de Soraluce, managing director de esta firma. También se han vendido los dos locales comerciales de la promoción a Banca March y a la empresa especializada en muebles de diseño, si bien no ha facilitado el precio de venta de los mismos.

La promoción se levanta entre las las calles de Juan Bravo, Lagasca, Claudio Coello y Maldonado, a las puertas de la denominada Milla de Oro de Madrid. En el barrio más solicitado entre las grandes fortunas que se han encontrado con la falta de producto de obra nueva en la zona y con las limitaciones que ofrecen algunos proyectos de rehabilitación actualmente en marcha, con grandes patios interiores o enormes pasillos que se traducen en un peor aprovechamiento del espacio.

Estado de las obras en Lagasca 99.
Estado de las obras en Lagasca 99.


"Precisamente uno de los grandes atractivos de estas viviendas es la ausencia de muros de carga en el interior de las casas. Se ha utilizado un sistema que de construcción que permite espacios mucho más diáfanos. Lo mismo que sucede en el garaje con las plazas de aparcamiento. No hay columnas que rompan el espacio", ha explicado el arquitecto Rafael de la Hoz.

Uno de los pocos edificio de nueva construcción en pleno centro de la capital, donde predominan los proyectos de rehabilitación. que romperá con la aparente y tradicional monotonía del barrio de Salamanca. "Es un proyecto valiente en cuanto a su arquitectura y aspira a convertirse en referente", reconoce De la Hoz. "Este proyecto rompe con la aparente homogeneidad de la zona, con un diseño moderno pero que se integra en el entorno".

En él se pueden observar, por ejemplo, esquinas en chaflán típicas de la arquitectura de principios del siglo XX, ‘aletas de tiburón’ en las ventanas, que permiten el acceso de luz natural a las viviendas al tiempo que garantizan la privacidad, viviendas en diferentes alturas -hay varios dúplex- e inmensos ventanales.

Viviendas ‘a medida’

El edificio se distribuye en cinco tipologías de viviendas, entre las que destacan dúplex con techos de más de cinco metros y áticos dúplex que incluyen terraza y piscina privada. Además, las residencias se configuran como ‘trajes a medida’.

Así, cada propietario tendrá la oportunidad, hasta septiembre de 2017, de participar en la personalización, diseño y elección de acabados, materiales y funcionalidades dentro de las diferentes opciones disponibles. Cada vivienda incluye dos o tres plazas de garaje en el parking del edificio.

El inmueble dispondrá de servicios y amenities diferenciales como una espaciosa zona común con un jardín inglés iluminado con luz natural, un gimnasio, una piscina cubierta climatizada, wellness center sólo para propietarios y un British club de acceso privado. También albergará un roof garden con piscina exterior y cubierta ajardinada que ofrecerá unas inmejorables vistas desde donde disfrutar de la puesta de sol de Madrid.

La construcción de la estructura finalizará este mes de abril y se prevé que las viviendas se entreguen en verano de 2018.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios