australia y japón buscan un 'plan b'

El sector del automóvil de EEUU alaba "el valor de Trump" por retirarse del TPP

El sector del automóvil se declara "animado" por las políticas adelantadas por Trump y aplaude la retirada del TPP. Australia y Nueva Zelanda quieren abrir la puerta a China

Foto: Un opositor al TPP se manifiesta contra el acuerdo ante la Casa Blanca, en Washington, el 3 de febrero de 2016 (Reuters).
Un opositor al TPP se manifiesta contra el acuerdo ante la Casa Blanca, en Washington, el 3 de febrero de 2016 (Reuters).

"Apreciamos el valor del presidente en retirarse de un mal acuerdo comercial". La declaración es obra del presidente de Ford, Mark Fields, tras la reunión que mantuvieron este martes en la Casa Blanca los directivos de General Motors (GM), Fiat Chrysler (FCA) y Ford con Donald Trump. El sector estadounidense del automóvil se declara "animado" ante las políticas adelantadas por el nuevo inquilino de la Casa Blanca.

"Estamos muy animados por el presidente y las políticas que está adelantando. Me gustaría destacar la decisión del presidente de retirarse del TPP. Hemos sido muy claros como industria y como compañía y, en muchas ocasiones, hemos dicho que la madre de todas las barreras es la manipulación de divisas. Y el TPP no se enfrentó a eso de forma significativa", declaró Fields tras el encuentro con Trump, que duró algo menos de una hora. Mientras, la consejera delegada de GM, Mary Barra, afirmó que la colaboración del sector con la nueva Administración supone "una enorme oportunidad" para "mejorar el ambiente, la seguridad, la creación de empleos y la competitividad del sector manufacturero".

Ford canceló a principios de enero una inversión de 1.600 millones de dólares en la localidad mexicana de San Luis de Potosí, donde planeaba construir una nueva planta de montaje de vehículos y producir la nueva generación del Ford Focus. En cambio, la compañía invertirá 700 millones en su fábrica de Flat Rock (Míchigan), que crearán 700 puestos de trabajo directos. Durante un acto en la planta de Flat Rock, Fields afirmó que las políticas que "buscan el presidente electo y el nuevo Congreso" habían jugado un papel clave en la decisión. Trump había amenazado reiteradamente con impuestos adicionales a las empresas que inviertan fuera de EEUU. Y, aunque GM sugirió que no le intimidaban las advertencias sobre la imposición de aranceles sobre la producción mexicana de sus modelos Chevy Cruz, una semana después anunció una inversión de 1.000 millones en territorio estadounidense.

En busca de un 'plan B'

Australia y Nueva Zelanda esperan salvar el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica incorporando a China y a otros países asiáticos después de que Donald Trump haya retirado a EEUU del TPP, el acuerdo con once países que su antecesor, Barack Obama, convirtió en el eje central de su giro hacia Asia. Los líderes de los países 'afectados' intensificaron anoche los contactos para buscar un 'plan B' tras la salida de Estados Unidos. Su respuesta pasa por seguir adelante sin Washington o abrir la puerta a China.

El primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, ha analizado la posibilidad de continuar el acuerdo sin Estados Unidos en conversaciones con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, el primer ministro de Nueva Zelanda, Bill English, y el de Singapur, Lee Hsien Loong. "Que EEUU salga del TPP es una gran pérdida, no hay duda. Pero no estamos dispuestos a tirar la toalla... Definitivamente hay posibilidades de que China se sume al TPP", dijo hoy Turnbull a la prensa.

Entre el resto de miembros, Nueva Zelanda, Singapur, Chile, México y Perú se han mostrado dispuestos a dar una nueva forma al acuerdo, mientras que otros como Malasia o Vietnam ya buscan alternativas como avanzar en la integración económica de la Asociación de Naciones del Sudeste de Asia (ASEAN).

Para Japón, hasta ahora el único que ha ratificado el pacto y que sigue empeñado en convencer a Trump de las ventajas del TPP, un eventual acuerdo sin Washington es "un sinsentido, porque se desequilibra la balanza entre intereses fundamentales". Desde el punto de vista de Tokio, el TPP no solo era un eje fundamental en su plan de crecimiento (Abenomics), también ejercía como contrapeso al creciente poder económico y comercial de China en la región. Incluir a China en el Acuerdo Transpacífico conlleva un enorme riesgo para Japón porque cabe la posibilidad de que Pekín reformule las reglas comerciales según sus intereses. Analistas japoneses sostienen que Tokio intentará negociar un acuerdo bilateral con EEUU.

'Trump ha entregado a China su mejor oportunidad hasta la fecha de inclinar la balanza geopolítica de Asia a su favor'Pekín ha evitado especificar si se sumaría o no al TPP. El Gobierno chino ha subrayado que seguirá impulsando las negociaciones para la Asociación Económica Regional Integral (RCEP) y el Acuerdo de Libre Comercio para Asia Pacífico (FTAAP), los proyectos de integración económica que China promueve desde hace años como alternativa al TPP. El RCEP agrupa a los países de la Asociación de Naciones del Asia Pacífico (ASEAN), Australia, Corea del Sur, India, Japón, Nueva Zelanda y China. La estrategia de Pekín se basa en ampliar el RCEP hasta que desemboque en un área de comercio aún mayor, como el mencionado FTAAP, que Pekín impulsó especialmente cuando fue anfitrión de la Cumbre Asia-Pacífico, en el año 2014.

"China ha estado abogando por acuerdos en el comercio abiertos, transparentes y de beneficio mutuo, y creemos que las reglas del comercio deben pactarse mediante consultas como iguales. Estamos preparados para trabajar con todas las partes sobre la base de tener en cuenta las diferencias económicas y la diversidad en esta región", declaró hoy la portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Hua Chunying.

Un think-tank adscrito al Gobierno chino, el Instituto de Estudios Internacionales de China (CIIS), sí señala el posible interés de Pekín en unirse al TPP. "Si se producen nuevas negociaciones sobre el TPP, no creo que haya ningún obstáculo que impida que China se sume", dijo hoy Teng Jianqun, director de Estudios Americanos del CIIS, un comité de analistas que pertenece al Ministerio de Asuntos Exteriores.

¿Ocupará China el vacío de EEUU?

El proteccionismo del presidente Trump ha dado, por tanto, impulso a la versión china del Acuerdo Transpacífico, que excluye a EEUU. El exprimer ministro de Nueva Zelanda, John Key, ya lo advirtió en la cumbre Asia-Pacífico celebrada en Perú el pasado noviembre: "El TPP se trataba de Estados Unidos mostrando liderazgo en la región de Asia-Pacífico. Y nos gustaría que EEUU siguiese en la región, pero si no está ese vacío debe llenarse, y será ocupado por China", dijo.

Mientras, medios estadounidenses opositores a Trump recuerdan que el TPP era la piedra angular de la estrategia de Obama para reafirmar la influencia de EEUU en Asia y contrarrestar la expansión del poder de China. Aliados tradicionales de Washington, como Japón y Australia, eran entusiastas defensores del acuerdo. Ahora, tras la retirada de Estados Unidos, "Trump ha entregado a China su mejor oportunidad hasta la fecha de inclinar la balanza geopolítica de Asia a su favor", señala 'The Washington Post'.

Desde China, un alto cargo diplomático, Zhang Jun, director del Departamento Económico Internacional del Ministerio de Exteriores, ha afirmado que el país no pretende asumir el papel de líder mundial, pero que Pekín podría verse obligado a ello "si quienes estaban en primera línea dan un paso atrás dejando un espacio para China". "Si China es requerida para jugar el papel de líder, entonces el país asumirá sus responsabilidades", declaró Zhang.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios