MESA DE DEBATE EL CONFIDENCIAL - AXESOR

"Se puede perder mucho dinero invirtiendo ahora en bonos del Estado"

La renta fija se ha convertido en uno de los activos más peligrosos para invertir por las expectativas de subida de tipos. A la inversa, las empresas deben darse prisa para emitir

Foto: Mesa redonda organizada por El Confidencial y Axesor. (Foto: Jorge Álvaro Manzano)
Mesa redonda organizada por El Confidencial y Axesor. (Foto: Jorge Álvaro Manzano)

La renta fija ha pasado de ser el activo conservador por excelencia al gran perdedor del nuevo escenario que se abre tras la victoria de Trump en EEUU. Y las fuertes caídas que han sufrido los bonos desde entonces pueden no ser más que el comienzo, porque las perspectivas de mayor inflación provocarán nuevas subidas de las rentabilidades que, a su vez, darán lugar a mayores salidas de fondos en un efecto bola de nieve. Así se ha puesto de manifiesto en la mesa de debate "La renta fija a examen: diagnóstico de la situación y perspectivas del mercado" celebrada por El Confidencial y Axesor.

"El activo libre de riesgo es el bono soberano, que es el que está corrigiendo con mucha fuerza y la gente está viendo que puedes perder mucho dinero invirtiendo en bonos del Estado. Está asociado a que viene la inflación: cuando viene la inflación, cae el precio de los bonos. Y eso tiene consecuencias muy evidentes: provoca salidas fuertes de flujos en los fondos de renta fija", explica Ignacio de la Torre, economista jefe de Arcano y colaborador de El Confidencial.

"Se puede perder mucho dinero invirtiendo ahora en bonos del Estado"

En esa situación, ¿qué pueden hacer los inversores más conservadores? Los expertos participantes en la mesa de debate ofrecen sus recetas. Gustavo Caballero, profesor de ISDE, sostiene que "hay que intentar salir de la deuda pública por todo lo que pueda conllevar una vez que se acaben los estímulos del BCE e irse a gestión alternativa de renta fija. Mirar 'high yield', que es interesante por el diferencial que va a ofrecer frente a la deuda pública, y acortar duraciones para hacer que la gestión sea más eficiente y conseguir una buena rentabilidad el próximo año".

Esta última idea -entrar en bonos con vencimiento a más corto plazo- es compartida por David Ardura, subdirector de gestión de Gesconsult. A su juicio, "cuando un inversor tiene unas expectativas de rentabilidad bajas, lo que tiene que hacer es intentar que ese riesgo sea bajo. En ese sentido, nosotros hemos apostado por mantener duraciones bajas, es decir, posicionarnos muy a corto plazo, y por meter instrumentos en cartera que te puedan permitir ganar dinero si los tipos suben, como bonos de cupón flotante (cuando suben los tipos, la rentabilidad del bono aumenta) o bonos ligados a la inflación".

Las empresas deben darse prisa para emitir

Por tanto, los inversores deben protegerse todo lo posible. Pero, ¿y los emisores? Es decir, las empresas que quieren emitir deuda para financiarse. Pues si los tipos van a subir, lo mejor es aprovechar la oportunidad actual antes de que se acabe: "Estamos claramente en una oportunidad histórica para que las empresas emitan deuda a medio y largo plazo, y lo tienen que hacer cuanto antes, mejor . Creo que en nuestras vidas no hemos visto los tipos más bajos, y estamos claramente en un punto de inflexión donde los tipos en EEUU parece que empiezan a subir, que tarde o temprano va a afectar a España y Europa", sostiene Adolfo Estévez, director de rating de Axesor.

Mesa redonda organizada por El Confidencial y Axesor. (Foto: Jorge Álvaro Manzano)
Mesa redonda organizada por El Confidencial y Axesor. (Foto: Jorge Álvaro Manzano)

En la mesa ha participado una de las empresas que ha aprovechado esta oportunidad para emitir deuda en el MARF, Teknia Group. Su director financiero, Antonio Miralles, explica que "el mayor beneficio que nosotros hemos tenido es la diversificación de las fuentes de financiación. Por el momento podemos bajar los costes de financiación tradicionales con las entidades financieras, debido a que tenemos una alternativa. Y segundo, a medio plazo, esperamos tener alternativas en caso de que venga algún tipo de crisis u otras circunstancias parecidas a las que pasamos en 2008", es decir, una crisis bancaria que cierre el grifo del crédito.

Finalmente, el mercado de renta fija privada AIAF detecta "bastante interés en volver a arrancar un mercado como el de pagarés, que estaba un poco deprimido. Los grandes bancos han renovado los programas de emisión y están preparados para un posible repunte de tipos que facilite su colocación", explica Julio Alcántara, su consejero director general, que también aprecia interés en los bonos de proyecto y los 'bonos verdes'.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios