su ponderación baja al 45% del índice

Santander, Telefónica, BBVA, Iberdrola y Repsol pierden la mayoría absoluta en el Ibex

El histórico dominio de la vieja guardia del índice bursátil se modera por la debilidad de sus títulos en los últimos meses y el empuje no solo de Inditex, sino también de Amadeus, Ferrovial o IAG
Foto: Imagen del interior de la Bolsa de Madrid. (EFE)
Imagen del interior de la Bolsa de Madrid. (EFE)

El habitual orden de las cosas no solo está cambiando en la vida política española. También lo ha está haciendo en la bursátil. La vieja guardia del Ibex 35, conformada por el Santander, Telefónica, BBVA, Iberdrola y Repsol, está perdiendo peso e influencia en el índice de referencia de las bolsas españolas por su propia debilidad y por el empuje de otras compañías. Actualmente, la ponderación conjunta de esos cinco valores se limita al 45%, cuando su peso medio entre 2000 y 2015 se ha situado cerca del 60%, con momentos en los que ha llegado a superar el 65%.  

Desde el año 2000, el primero completo tras las grandes fusiones bancarias del Santander con Central Hispano y BBVA con Argentaria, esos cinco valores del Ibex han concentrado un dominio aplastante. Al comienzo de cada uno de los años vividos desde entonces, los 'pesos pesados' del Ibex han registrado una ponderación acumulada superior al 50%, una norma que se ha quebrantado en el arranque de 2016. Según los datos que recoge Bloomberg, ese 45% supone 6,6 puntos porcentuales menos que a comienzos de 2015 y prácticamente 10 puntos porcentuales menos que en el inicio de 2000, 2002 y 2010. En otros años, como 2006 y 2014, recularon hasta tasas ligeramente superiores al 50%, pero siempre se mantuvieron por encima de esta cota. 

Actualmente la ponderación conjunta de esos cinco valores se limita al 45%, cuando su peso medio entre 2000 y 2015 se ha situado cerca del 60%

Esta tradición se ha roto en 2016 por la combinación de dos motivos. El primero, la debilidad que acompaña a la mayoría de estos valores en los últimos meses, hasta el punto de que cotizan en niveles mínimos de varios años. Telefónica y BBVA están en zona de mínimos de 2013; Santander, de 2012; y Repsol, desde los años 90. Solo Iberdrola escapa a esta tendencia. 

Esta realidad provoca que su peso en el índice esté menguando. La ponderación del Santander, que hace un año superaba el 18%, no llega ahora al 14%; la de Telefónica ha pasado del 11,5 al 10,6%; la de BBVA, del 10,1 al 9%; y la de Repsol, del 4,1 al 3%. Iberdrola es la excepción, puesto que su peso en el Ibex ha crecido en el último año del 7,4 al 8,7%. Cada vez más lejos quedan los tiempos en los que solo Telefónica acaparaba el 33% de la ponderación del índice.

Inditex abre el camino

El presidente de Inditex, Pablo Isla. (EFE)
El presidente de Inditex, Pablo Isla. (EFE)

El segundo motivo es el empuje de otras empresas cotizadas. Aunque esta tendencia se ha intensificado a lo largo de 2015, lo cierto es que lleva años 'cociéndose'. La primera en desafiar el orden establecido fue la textil Inditex. Desde su debut en bolsa en 2001 se convirtió en uno de los grandes valores del Ibex, y ahora es de largo la mayor cotizada española, con una capitalización de 94.000 millones de euros, casi 33.000 millones más que el Santander y cerca de 45.000 millones más que Telefónica.

Solo su reducido free float -parte de la empresa que cotiza en bolsa- le impide ser el valor con más peso en el Ibex. Como la empresa textil tiene menos del 40% de sus acciones en bolsa, para el cálculo del Ibex solo se toma el 60% de su capitalización -ahora, 56.400 millones-, puesto que en el cálculo del índice español se ajustan las ponderaciones en función del capital libre que cotiza en bolsa. Este ajuste conduce a que su ponderación actual se sitúe en el 12,1%, con lo que es la segunda cotizada con más influencia en el índice, aunque ya lleva un lustro entre los cuatro valores con más peso en el índice. 

Pero Inditex no es la única cotizada que desafía el poder establecido. Otras empresas de la 'clase media' suman cada vez más credenciales para opositar a la 'clase alta'. Sobresalen Amadeus, con un peso del 3,7% en el Ibex; IAG, con una ponderación del 3,6%; y Ferrovial, que alcanza ya el 3,2%. Las tres han aumentado su peso en el índice entre 0,5 puntos y 1 punto porcentual en el último año. Y las tres, junto con CaixaBank -3,2%- han relegado a Repsol a la décima posición por ponderación del Ibex. 

Más allá de ser una anécdota, contar con más o menos peso en el índice es importante para las compañías y los inversores. Primero, por el impacto en los productos que replican el comportamiento del Ibex. Un gestor de un fondo de inversión que replica al Ibex tendrá que rebajar el peso en su cartera de la 'vieja guardia' y aumentar el de los valores que ganan peso.

En segundo lugar, porque en la medida en que un valor -o una serie de valores- tenga mayor peso en el índice, mayor será la influencia del comportamiento de sus acciones en la marcha del Ibex en su conjunto. En este sentido, y aunque la 'vieja guardia' aún acapara un 45% de la ponderación total del indicador, el Ibex ya no depende tanto de ella como hace unos años. Y tercero, porque la ponderación es una consecuencia de cómo se comporta la cotización  y la capitalización de las empresas, con lo que una pérdida de ponderación es reflejo de una menor influencia y de una débil evolución en bolsa

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

La Gran Vía de Madrid: cerrado por Navidad
Ivy Queen - Yo Quiero Bailar ORIGINAL [!!!]
Jesse & Joy - "No Soy Una de Esas" ft. Alejandro Sanz (Video Oficial)

ºC

ºC