a favor de la empresa waiter music

La UCO acorrala a otro exconsejero de Aguirre por el amaño de un concierto

Un informe de la Guardia Civil incorporado al sumario atribuye a Santiago Fisas, que llevó el área de Cultura y ahora es eurodiputado, los delitos de prevaricación y malversación
Foto: Santiago Fisas.
Santiago Fisas.

Los tentáculos del caso Púnica vuelven a agarrar con fuerza a otro exconsejero de Esperanza Aguirre. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil atribuye a Santiago Fisas Ayxela, actual eurodiputado del PP y titular de la Consejería de Cultura del Gobierno regional entre noviembre de 2003 y junio de 2009, los delitos de prevaricación, tráfico de influencias y malversación de fondos públicos en un reciente informe incorporado al sumario que analiza el presunto amaño de un concierto de música a favor de una de las empresas de la trama, Waiter Music. Por este concierto ya está investigada (la nueva figura jurídica de la imputación) Carmen Plata Esteban, exconcejala del PP y exgerente de la Fundación Arpegio. 

Santiago Fisas asegura tener la conciencia tranquila: "No he cometido ninguna irregularidad. No sé lo que es la Púnica, no recuerdo ese concierto y estoy seguro de que en mi etapa como consejero todo se hizo dentro de la legalidad. Yo firmé los contratos que tenían los informes pertinentes de la Intervención y de los técnicos". Dentro de la pieza 7 (el juez Eloy Velasco ha troceado la instrucción en 12 partes), los investigadores han encontrado "indicios de delito" en el concierto que la Comunidad de Madrid organizó el 31 de marzo de 2007 y que se bautizó como 'The night of the proms', que trajo al Palacio de los Deportes de la capital artistas como Mike Oldfield, Tears for Fears, Gipsy Kings y Ana Torroja.

La Guardia Civil ve "indicios de delito" en el concierto 'The night of the proms', celebrado el 31 de marzo de 2007 en el Palacio de los Deportes de Madrid

El 15 de noviembre de 2006, el dueño de Waiter Music, el imputado José Luis Huerta Valbuena, firmó con la sociedad GPE (que tenía los derechos del concierto) un contrato para que el espectáculo viajara a España. GPE recibió de Waiter 522.000 euros. Un mes después, en diciembre de 2006, la Comunidad de Madrid creaba la Fundación Arpegio, presidida por el presidente de Arpegio (la empresa pública de suelo), que en esa época era Francisco Granados, el principal dirigente político imputado en el caso. Carmen Plata fue elegida directora gerente de la fundación.

El 15 de febrero de 2007, Waiter Music y Santiago Fisas, como consejero de Cultura, formalizaban el contrato de actuaciones artísticas por valor de 225.000 euros. Este contrato tenía como objeto la realización del concierto 'The night of the proms'. La UCO destaca en su informe "que la fórmula elegida para la contratación de este espectáculo incumple la Ley de Contratos del Sector Público, ya que si la Administración autonómica quería contratar este concierto, debería haberlo hecho con el empresario titular de los derechos y no con la empresa Waiter Music". Es más, los agentes creen que la fecha del contrato pudo ser manipulada.

Fechas que no cuadran

Un mes después, en marzo de 2007, Waiter Music firma un convenio de patrocinio con la Fundación Arpegio también para este concierto. El convenio obliga a la fundación a pagar a Waiter 139.200 euros por publicidad en el espectáculo (por ejemplo, las entradas llevarían el logo de la fundación). A los investigadores no les cuadra que este convenio tuviera firma de 12 de marzo de 2007 y que el 29 de marzo, dos semanas después, Carmen Plata enviara un correo a Huerta en el que le insta a firmar el convenio adjuntándole un borrador del mismo.

Francisco Granados.
Francisco Granados.

El concierto se realizó y Waiter Music recibió por la venta de entradas 103.206 euros. Para la UCO, "no fue un negocio para Waiter", ya que tuvo que pagar 522.000 al empresario que poseía los derechos. José Luis Huerta reconoció en sede judicial que todo surgió "tomando una copa con Granados", que le propuso la idea del concierto y que al político le gustó. Se firmó entonces el contrato con la comunidad, pero llegó un momento "en el que la venta de entradas no cumplió las expectativas" y Huerta pidió ayuda a Granados para no perder dinero. Llegó entonces el patrocinio de Arpegio y otro de 180.000 euros a cargo del Instituto Madrileño de Desarrollo. Huerta reconoció que al final perdió 75.000 euros.

La UCO concluye que en 2007 la empresa Waiter Music recibió un total de 364.200 euros de fondos públicos "relacionados directamente con el concierto", en una actuación "contraria al interés público". La Guardia Civil atribuye delitos de prevaricación, malversación, fraude y tráfico de influencias a Granados, Huerta, Carmen Plata y Santiago Fisas. Los tres primeros ya están imputados. La investigación también ha revelado que la esposa de Granados, Nieves Alcorcón, utilizó fondos públicos de Arpegio para hacer regalos de Navidad en el año 2007 a familiares y amigos. 

Fisas, por su parte, es eurodiputado, por lo que está aforado y su imputación sería competencia del Tribunal Supremo. La causa ya ha dejado imputados a tres exconsejeros de Esperanza Aguirre: Francisco Granados, Salvador Victoria y Lucía Figar. "Estoy tranquilo y dispuesto a colaborar con el juez", asegura Fisas.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Jesús Ángel García Bragado, el otro abanderado español en Río
Bob esponja episodio el garabato musical
Green Beret

ºC

ºC