contrato con waiter music

Púnica: imputan a una técnico de Arpegio que ha hecho el portal de transparencia

Se trata de Carmen Plata, exconcejala del PP y exgerente de la Fundación Arpegio. Declaró el 14 de enero en la Audiencia Nacional. La fundación pagó 139.200 euros a una empresa de la trama

Foto: Fotografía de archivo del exsecretario general del PP Francisco Granados. (EFE)
Fotografía de archivo del exsecretario general del PP Francisco Granados. (EFE)

La trama Púnica crece y crece. El caso ya suma más de un centenar de imputados y sigue salpicando a Arpegio, la empresa pública de la Comunidad de Madrid que gestiona suelo. El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco citó el pasado 14 de enero en calidad de investigada (la nueva denominación jurídica de la imputación) a Carmen Plata Esteban, exgerente de la Fundación Arpegio, exconcejala del PP en el Ayuntamiento de Getafe y actualmente técnico de Arpegio que, entre otras funciones, ha estado desarrollando el portal de transparencia del ente público.

El magistrado la interrogó en relación con el contrato que la fundación que ella dirigía firmó en marzo de 2007 con una de las principales empresas de la trama, Waiter Music, que se dedicaba a eventos culturales y conciertos. La Fundación Arpegio, un ente jurídico distinto a Arpegio creado por Francisco Granados en diciembre de 2006, pagó 139.200 euros a Waiter Music por patrocinar un concierto de música. Según el sumario judicial, en este convenio intermedió Granados, exconsejero del Gobierno regional y principal político implicado en la trama. Según fuentes jurídicas, Plata no colaboró mucho con el magistrado en su declaración.

Carmen Plata fue gerente de la Fundación Arpegio; según el juez, no colaboró mucho en su declaración

Los investigadores creen que Francisco Granados se llevaba comisiones a cambio de conseguir para Waiter Music todo tipo de contratos de ayuntamientos gobernados por el PP y de entes públicos bajo la influencia de la Comunidad de Madrid. José Luis Huerta, el dueño de Waiter y también imputado en la causa, reconoció en sede judicial "que, tomando una copa con Granados", se le ocurrió traer a España un espectáculo que había visto en otros países europeos que combinaba música rock y clásica. El concierto iba a costar 525.000 euros. Se firmó un contrato con la Comunidad de Madrid pero llegó un momento "en el que la venta de entradas no cumplió las expectativas" y Huerta pidió ayuda a Granados para no perder dinero con la organización del concierto.

Según declaró Huerta ante el juez, Granados le puso en contacto con la "directora de Arpegio", con la que llegó a un acuerdo. Se refiere a la Fundación Arpegio y a Carmen Plata. A cambio del patrocinio, la fundación solicitó 2.000 entradas para repartir en conservatorios y locales similares. Huerta reconoció que al final perdió 75.000 euros por un concierto en el que participaron Mike Oldfield, Tears for Fears, Gipsy Kings y Ana Torroja, entre otros. En la contabilidad de Waiter aparece que ingresó 139.200 euros de la Fundación Arpegio.

"Actuación singular"

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ya preguntó al actual secretario general de la empresa pública, Francisco Esquivias Ferriz, si este tipo de contratos eran normales en la Fundación Arpegio. "Fue una actuación muy singular, ya que la fundación financia actividades ambientales y de formación, pero no actuaciones de tipo pop". Francisco Granados fue presidente de Arpegio entre abril de 2005 y diciembre de 2007.

Carmen Plata Esteban ya no es gerente de la Fundación Arpegio, un puesto que era de confianza. Ahora trabaja como técnico en Arpegio, "asignada a las labores normales de su plaza", señala un portavoz de la Consejería de Medio Ambiente, de quien depende el ente público. Los trabajadores de Arpegio son personal laboral. El Confidencial ha sabido que Plata ha formado parte del equipo que ha elaborado el portal de transparencia de la empresa pública.

Carmen Plata, exgerente de la Fundación Arpegio.
Carmen Plata, exgerente de la Fundación Arpegio.

Carmen Plata fue concejala del PP en Getafe entre 1995 y 2014, hasta que su relación con Juan Soler, exalcalde y hoy diputado en la Asamblea de Madrid, se deterioró. En la última legislatura (2011-2015), Plata ocupó en el Consistorio de Getafe las delegaciones de Vivienda, Medio Ambiente, Deportes y Personal. La prensa municipal llegó a publicar en abril de 2015 que Plata había incluso denunciado a Soler porque este le quitó el despacho, el telefóno móvil y el ordenador tras una agria disputa personal y política.

Arpegio es uno de los tentáculos del caso y supone una de las 12 piezas en las que se ha troceado la instrucción. Como ya publicó El Confidencial, el principal imputado en la causa, el empresario David Marjaliza Villaseñor (socio y amigo del exconsejero madrileño Francisco Granadospactó su colaboración con la Fiscalía a cambio de una reducción en su previsible futura condena. En esa colaboración mencionó el nombre de Jaime González Taboada, consejero de Medio Ambiente, y la empresa Arpegio. A raíz de su declaración, la UCO investiga ocho contratos por valor de 11,7 millones de euros que Arpegio y la Fundación Arpegio firmaron con tres empresas de la trama.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios