MAYER DESTITUYE A LOS PROGRAMADORES

Ahora Madrid ve una "sátira" y no un delito en la actuación de los títeres

La última polémica en una función de títeres abre otra brecha en Ahora Madrid que se suma a la retirada de "monumentos franquistas", incluida una placa que conmemoraba a ocho frailes fusilados
Foto: La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (EFE)

Las polémicas en torno a la aplicación de la Ley de Memoria Histórica avivaron una nueva crisis interna en Ahora Madrid con todas las miradas dirigidas a la responsable del área de Cultura, Celia Mayer. Y la semana no ha podido tener un desenlace peor: la aparición de un letrero con mensajes que rezaban consignas como 'Gora Alka ETA' en pleno Carnaval infantil del distrito de Tetuán, en un espectáculo en el que también se representaba el ahorcamiento de un juez, el apuñalamiento de un policía y la crucifixión de una monja. Todo ello ha terminado por poner a la concejala del equipo de Manuela Carmena contra las cuerdas, mientras los partidos de la oposición reclamaban "depurar responsabilidades" de inmediato.

Este sábado, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha asegurado que el ayuntamiento de la capital dará "las explicaciones que sean necesarias" por el espectáculo. En declaraciones a los periodistas, Carmena ha sostenido: "En el Ayuntamiento de Madrid se están produciendo ahora una serie de noticias, y allí será donde continuaremos el diálogo y las explicaciones que sean necesarias". Y la reacción de Ahora Madrid no se ha hecho esperar. A última hora, la formación ha emitido un comunicado en el que califica la actuación de los titiriteros de "sátira", que además considera "un elemento cultural útil y enriquecedor en muchos contextos".

No obstante, entienden que la libertad de expresión "debe ejercerse de forma responsable y que lo sucedido este viernes en un espacio con mayoritaria presencia de niñas y niños resultó muy grave". Y continúa: "nos preocupa enormemente que la sátira contenida en la actuación pueda ser entendida como delito de enaltecimiento del terrorismo", un señalamiento que, observan, no ha hecho propiamente el Consistorio en ningún momento. 

Por otra parte, han criticado "el uso partidista que se está haciendo de la polémica", algo que tachan de "profundamente antidemocrático e irresponsable", porque responde "a una estrategia de desvío de la atención sobre los gravísimos casos de corrupción que pesan sobre el partido que gobierna, en funciones, el Estado". El texto concluye rechazando "la sistemática petición de dimisiones por quienes jamás han dado siquiera explicaciones por asuntos gravísimos" que afectan a Madrid.

Mayer en la encrucijada

Mayer también ha comparecido en la mañana del sábado ante los medios para anunciar que cesará "con carácter inmediato" a los programadores que contrataron esta obra infantil. No ha aclarado, sin embargo, si ella misma dimitirá por el incidente:  "Mi responsabilidad política ahora mismo es tomar las decisiones que hemos tomado de manera contundente y rápida: la paralización inmediata de la obra, en segundo lugar la demanda que hemos interpuesto en los juzgados, y en tercer lugar el cese de quien tiene la responsabilidad política directa de esa contratación, que son los programadores", ha señalado.

La pancarta exhibida durante el espectáculo.
La pancarta exhibida durante el espectáculo.

Mayer ha señalado que están "absolutamente indignados" con lo ocurrido en la representación infantil de Tetuán, que mostró "contenidos de carácter inapropiado para el público infantil. Se ha cometido un error en la programación que ha ofendido a gente y nosotros hemos tomado las decisiones políticas que teníamos que tomar", ha señalado. Por su parte, la portavoz de Cultura del PP en el Ayuntamiento, Isabel Rosell, ha tildado de "inadmisible" que Mayer no dimita o Carmena no la cese. También la portavoz de Ciudadanos en el consistorio, Begoña Villacís, ha reclamado la dimisión de Mayer y del director de contenidos de Madrid Destino, Santiago Eraso. "Que los niños vean cómo se ensalza a ETA o se viola a una bruja no es aceptable", ha dicho. En el mismo sentido se ha pronunciado Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid: "El Ayuntamiento de Madrid pide perdón y cesa al director artístico del Carnaval. ¿Y las responsabilidades políticas?", ha escrito en su cuenta de Twitter.

Títeres y policía

Durante la celebración de los carnavales en Tetuán, dos actores contratados por el consistorio madrileño desarrollaron una obra de teatro y aprovecharon el descanso para desplegar el mensaje con alusiones a ETA. Agentes de brigadas de Seguridad Ciudadana y de Información de la Policía Nacional intervinieron los mensajes y detuvieron a los dos hombres. Según consta en la nota policial a la que ha tenido acceso este diario, las declaraciones espontáneas de los arrestados confirman que la concejalía dio el visto bueno a la representación. El PSOE-M ha criticado duramente al consistorio por haber firmado un contrato con una compañía "sin tener suficientes referencias fiándose de gente que les lleva al desastre absoluto".

El desafortunado altercado ha tenido lugar en una semana especialmente complicada para el Ayuntamiento y para su concejala Mayer. La memoria histórica ha terminado por abrir una brecha en el seno de la institución municipal, cuyo equipo de Gobierno debe resolver un nuevo frente abierto. La repentina retirada de "monumentos franquistas" en varios puntos de la ciudad, en contra del acuerdo plenario del 22 de diciembre en el que los grupos municipales acordaron la elaboración de un plan integral para cumplir la normativa aprobada en 2007, ha causado malestar en las filas de Ahora Madrid e indignación en los partidos de la oposición, que pedirán responsabilidades el próximo viernes 12 de febrero en la Comisión de Cultura cuyo único punto del día tratará este asunto.

Memoria histórica, nuevo frente

El concejal del PP, Pedro Corral, que en el último pleno municipal sacó los colores a la concejala de Cultura, Celia Mayer, desmontando muchos de los criterios con los que Ahora Madrid pretende aplicar la ley en colaboración con la cátedra de la Universidad Complutense, presidirá la comisión, cuya celebración ha sido refrendada por PSOE-M Ciudadanos. Todos los partidos pedirán previsiblemente responsabilidades políticas a Mayer sobre los acontecimientos que han tenido lugar esta semana e incluso algunos barajas exigir su dimisión "por la gravedad de lo ocurrido".

 

El pasado viernes 29 de enero, operarios del consistorio retiraron una placa conmemorativa del fusilamiento de ocho frailes carmelitas en el cementerio parroquial de Carabanchel Bajo sin previo aviso al propietario ni al propio párroco. El grupo dirigido por Esperanza Aguirre reaccionó a lo que denominaron como "tropelía histrórica" elaborando una denuncia penal para interponerla en los juzgados de Plaza de Castilla y que finalmente pararon después de que Ahora Madrid reconociera el error y procediera a su restitución.

El lunes siguiente empleados municipales derribaron el monolito en recuerdo del Álférez Provisional, situado en el barrio de los Jerónimos, el cual permanecía ahí desde 1960, así como la lápida en recuerdo al sindicalista falangista José García Vara de la calle Arrieta 4, que también fue eliminada. La semana anterior Celia Mayer había anunciado que el Ayuntamiento comenzaría a retirar "placas y monumentos relacionados con el régimen de Franco", siguiendo lo pactado el último pleno del mes de diciembre.

El monumento a a Enrique de la Mata Gorostizaga en la glorieta de Rubén Darío. (Google)
El monumento a a Enrique de la Mata Gorostizaga en la glorieta de Rubén Darío. (Google)

De hecho, a lo largo de las próximas semanas, el Ayuntamiento tenía pensado quitar dos lápidas en recuerdo del diputado de Renovación Española José Calvo Sotelo, asesinado antes del comienzo de la guerra, y situadas en plaza de Castilla y en la calle Velázquez. También procederían a desmontar la lápida a los Caídos en Chamartín de la Rosa (en la plaza del Duque de Pastrana); el monumento a los Mártires de la Sacramental (cementerio de San Isidro); y la placa a los Hermanos Falcó y Álvarez de Toledo (barrio de Barajas).

Sin embargo, la oposición en bloque denuncia la pretensión: el acuerdo alcanzado fue únicamente elaborar la primera fase del plan integral en un plazo de cuatro meses y Ahora Madrid reveló las 30 primeras calles que desaparecerían del callejero madrileño. Por otro lado, el área de cultura aseguró que estas primeras actuaciones se amparaban en un informe técnico de la Comisión de Patrimonio de 2013... que todavía no ha mostrado públicamente ni lo ha entregado a los grupos de la oposición pese a haberlo solicitado. Fuentes internas del consistorio aseguran que ese informe era en realidad una nota informativa interna del anterior consistorio del PP, que en ningún caso contaba con un certificado técnico.

La última polémica la descrubrió el grupo popular al anunciar este jueves que también había desaparecido el monumento a Enrique de la Mata Gorostizaga (ex ministro de Adolfo Suárez y primer presidente de la Cruz Roja española) situado en la glorieta de Rubén Darío junto a una boca del metro. La portavoz consisorial, Rita Maestre, aseguró que el Ayuntamiento retiró el homenaje de granito por motivos de conservación, ya que había sufrido importantes daños y decidieron restaurarlo para después reubicarlo. En el PSOE-M mostraron un profundo malestar por la actuación del Gobierno municipal contra este monumento, que además fue colocado por el exalcalde socialista Juan Barranco.

Una de las calles previstas para su desaparición en aplicación a la Ley de Memoria Histórica (Efe)
Una de las calles previstas para su desaparición en aplicación a la Ley de Memoria Histórica (Efe)

 

Vaivenes de Cultura, malestar en Ahora Madrid

La situación interna actual en Ahora Madrid es complicada. Según fuentes consistoriales, una gran parte del equipo de Gobierno está molesto con la actuación de la concejala Mayer ante lo que consideran una irresponsabilidad. La presión ha ido aumentando al solicitar la comparecencia de la delegada de Cultura en la Comisión del próximo viernes, donde deberá explicar detalladamente por qué y cómo procedió a la retirada de los monumentos de la capital saltándose la normativa de Patrimonio. Prueba de la división que hay en torno a Mayer es el tuit que ella misma escribió desde su cuenta "admitiendo el error" y que únicamente apoyó su antecesor, Guillermo Zapata. El resto del equipo de Ahora Madrid no dio una muestra de defensa hacia su delegada.

La institución municipal presidida por Manuela Carmena anunció a mitad de semana que paralizaba de forma temporal la eliminación de vestigios relacionados con el franquismo hasta que se desarrollara una nueva normativa municipal que indique el modo apropiado de aplicar la Ley de Memoria Histórica. El Ayuntamiento insistía en que al no haberse aplicado todavía, "no existen procedimientos ni normativas municipales de rango inferior a la ley para proceder a su aplicación". Además, esos procedimientos deberán ir acompañados siempre de un informe técnico, que Mayer no solició antes de proceder al derribo de los primeros monumentos.

El área maldita: siete meses de polémicas

Ahora Madrid se estrenó el mes de julio del año pasado con una fuerte polémica en torno a su concejal titular del área de Cultura. Guillermo Zapata se veía envuelto en una durísima polémica por una serie de tuits escritos en el pasado que lo llevaron directamente a la Audiencia Nacional por humillación a las víctimas del terrorismo. El delegado del nuevo Gobierno, sometido a una enorme presión social, optó por echarse a un lado y Celia Mayer ocupó su cargo. Sin embargo, la situación no mejoró demasiado.

En noviembre los grupos de la oposición se levantaron contra la concejala reprochando la inactividad del área. Concretamente, la concejala de Ciudadanos, Sofía Miranda, arremetió contra Mayer por tener "olvidada y dormida" la actividad turística de la capital española. En aquel pleno solicitó la comparecencia de la responsable municipal de Cultura, que trató de justificar los planes trazados desde el inicio de la legislatura anunciando una revolución en Madrid Destino, empresa municipal que cuenta con un presupuesto de 56 millones para 2016.

Un mes y medio más tarde llegaba otra de las polémicas más sonadas: la posible retirada del belén navideño en el Ayuntamiento -que finalmente sí tuvo lugar- y la cabalgata de Reyes, con 'reinas magas' incluidas en la de San Blas-Canillejas y Puente de Vallecas, que alcanzó incluso las portadas de los medios internacionales como 'Financial Times'. Los particulares trajes seleccionados para sus Majestades, la exclusión de elefantes, camellos y las míticas ocas amaestradas de Palencia, como guiño a los defensores de los animales y las reacciones como la de Cayetana Álvarez de Toledo situaron la 'fiesta de los niños' en la diana de las críticas de la opinión pública y de la oposición, que acusó al nuevo consistorio de querer acabar con las tradiciones de la ciudad.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
93 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC