la número dos salva a rajoy de su primer problema

Cospedal reafirma su compatibilidad de cargos en el PP con la gestión del Yak-42

La ministra de Defensa se coloca por delante de Mariano Rajoy para pedir perdón "en nombre del Estado" a los familiares de los 62 militares víctimas del accidente del Yak-42

Foto: La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, en el Congreso, para informar del dictamen del Consejo de Estado sobre el accidente del Yakovlev 42. (EFE)
La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, en el Congreso, para informar del dictamen del Consejo de Estado sobre el accidente del Yakovlev 42. (EFE)

María Dolores de Cospedal superó su particular 'lunes de pasión' con nota, al menos según los diputados del Grupo Popular que vieron cómo lidiaba en el Congreso con el caso del Yak-42. Por la mañana, en la reunión del comité ejecutivo del PP preparatorio del XVIII Congreso, nadie sacó el problema de la incompatibilidad o acumulación de cargos y Luis Bárcenas no se metió con ella en los juzgados, aunque eso le refuerza. Por la tarde, en la comisión de Defensa, descolocó después a toda la oposición al pedir perdón "en nombre del Estado" a los familiares de los 62 militares muertos en el accidente.

La secretaria general del Partido Popular sigue los avatares del debate (interno y discreto) sobre su continuidad en el puesto con la distancia que le permite ser al tiempo ministra de Defensa, una misión que obliga al partido a cerrar filas en su apoyo y a la oposición a tratarla con respeto institucional.

Cospedal reafirma su compatibilidad de cargos en el PP con la gestión del Yak-42

Ante la dirección del partido abrió la ceremonia de exaltación de la unidad del PP que luego remató Mariano Rajoy, para agradecer el apoyo que había recibido de toda la organización en el pasado año de parálisis política. Nadie intervino después para plantear las dudas o quejas que sí figurarán en algunas enmiendas a los textos del congreso aplicables al empeño de Cospedal en seguir como número dos de la organización y al tiempo como ministra de un departamento, como es Defensa, "de Estado".

La respuesta oficial del PP sobre la secretaría general consiste en recordar que es Rajoy quien debe decidir si incluye o no a Cospedal en su equipo. Pero a menos de cuatro semanas del congreso nacional, el jefe del Ejecutivo no da muestras de plantearse el cambio ni la interesada en dar un paso atrás.

Cospedal reafirma su compatibilidad de cargos en el PP con la gestión del Yak-42

Además, como apuntan en fuentes del partido y del Gobierno, en sus primeros pasos al frente de Defensa, la secretaria general se ha reforzado en el gabinete, y de rebote, en la dirección del aparato. Se refieren básicamente a la respuesta de la ministra a la resurrección del caso del Yak-42, primera operación organizada por el PSOE en la legislatura para intentar desgastar al Ejecutivo.

Ante el informe del Consejo de Estado sobre el caso, movido y 'filtrado' por exministros socialistas cuando Federico Trillo preparaba su vuelta como letrado al órgano porque iba a ser relevado de la embajada en Londres, Cospedal ha mostrado reflejos, autonomía e influencia sobre Rajoy, según reconocen en el Grupo Popular. Y ese es un dato que se analiza también en el orden interno ante la gran asamblea de los populares de febrero.

Cospedal reafirma su compatibilidad de cargos en el PP con la gestión del Yak-42

La ministra se puso en el Congreso por delante de Rajoy para pedir perdón "en nombre del Estado" por el maltrato moral que han recibido los familiares de las víctimas del accidente del Yak-42. Y 14 años después puso más datos contrastados del caso sobre la mesa que todos los tres ministros socialistas anteriores del departamento.

Los portavoces de la oposición, como Antonio Hernando, Albert Rivera, Pablo Iglesias o Gabriel Rufián, se atascaron con la reacción de Cospedal, siempre volcada con esos familiares. Se habían quedado en las preguntas sobre las últimas informaciones de prensa y no sabían cómo responder. Se limitaron a reclamar que sea Rajoy quien pida perdón en el Congreso, se supone que en pleno.

La dirección del Grupo Popular al completo, en principio territorio de Soraya Sáenz de Santamaría, asistió a la sesión parlamentaria. El portavoz de Defensa, Ricardo Tarno, se deshizo en elogios a la intervención de la ministra ("rigurosa, precisa y esclarecedora de cualquier duda") y sumó a todos los diputados del PP a la petición de disculpas y al empeño de la ministra en zanjar un asunto que se remonta a 2003, cuando ella era subsecretaria en el Ministerio del Interior.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios