los accionistas están en su derecho de demandar

Emilio Saracho: "Intenté evitar la adjudicación de Popular al Santander"

El expresidente del Banco Popular ha hecho estas declaraciones tras la junta de la aerolínea IAG, en la que ha sido reelegido consejero pese a las críticas de algunos accionistas

Foto: Emilio Saracho
Emilio Saracho

Una semana después de la intervención del Banco Popular, Emilio Saracho, ha hablado y lo ha hecho poniéndose en los zapatos de los miles de accionistas minoritarios que han visto evaporarse su inversión. En este sentido, el ya expresidente de la entidad ha asegurado que intentó evitar que la entidad fuera intervenida y adjudicada por el precio simbólico de un euro al Banco Santander, con la consiguiente amortización de las acciones.

No en vano, según el máximo responsable del Banco Popular en la última etapa de su historia, los afectados que preparan demandas para intentar recuperar su inversión, "están en su derecho" de hacerlo e ir contra el consejo de administración que él mismo presidía o contra los gestores anteriores capitaneados por Ángel Ron y artífices de la polémica ampliación de capital en junio de 2016 a la que acudieron los propios empleados de la entidad con préstamos "ventajosos" para ello.

El expresidente del Banco Popular ha hecho estas declaraciones tras la junta de la aerolínea IAG, en la que ha sido reelegido consejero a pesar de las críticas de algunos accionistas.

Emilio Saracho llegó a la presidencia del Banco Popular el pasado febrero con la idea de reconducir la maltrecha situación de la entidad, para lo que barajaba la venta de activos improductivos, una nueva ampliación de capital para sanear el balance y la venta a un competidor.

Esta última opción parecía la más probable hasta finales de mayo, aunque algunos de los potenciales compradores -Banco Santander, BBVA o Bankia- mostraban ciertas reticencias mientras Popular era incapaz de cifrar las provisiones que necesitaba para cubrir su riesgo inmobiliario.


Al final, y tras fuertes batacazos en Bolsa, el pánico se apoderó de muchos clientes que optaron por la retirada masiva de fondos del Banco Popular, lo que, a pesar de su solvencia, puso en entredicho su liquidez y precipitó la intervención por parte de Europa.

Santander se da dos meses para la ampliación

Y mientras los accionistas de Popular se encuentran en pie de guerra para tratar de recuperar su dinero, el Banco Santander se ha dado dos meses para comenzar el procedimiento de suscripción preferente dirigido tanto a minoritarios e inversores institucionales para acometer una ampliación de capital de 7.000 millones de euros que cubra el capital de Popular.

[Siga la cotización del Banco Santander]

Así lo indica la presidenta de la entidad, Ana Botín, en una carta remitida a los accionistas de Santander después de que se llevara a cabo el proceso de resolución y posterior venta de Popular.

Emilio Saracho: "Intenté evitar la adjudicación de Popular al Santander"

En la carta, Botín señala que la operación permite a Santander recuperar el "liderazgo financiero" en España en créditos y en recursos de clientes y calcula una rentabilidad sobre inversión del 13% o el 14% para 2020.

Además, prevé un impacto positivo en el beneficio por acción desde 2019, así como "importantes sinergias en costes", que la entidad cifró en 500 millones de euros a partir del año 2020. De hecho, desde la compra hasta el cierre de ayer, las acciones han reflejado una evolución positiva con una subida de más del 4% hasta los 6,05 euros en los que acabó la sesión del miércoles.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios