ampliación del centro de nuevos ministerios

El Corte Inglés ultima con Carmena la luz verde al mayor gran almacén del mundo

La compañía y el Ayuntamiento ultiman la propuesta definitiva que permitirá al gigante de los grandes almacenes tener este mismo año todas las autorizaciones para ampliar el centro de Castellana

Foto: Terrenos donde El Corte Inglés ampliará su actual centro de Nuevos Ministerios. (Google Maps)
Terrenos donde El Corte Inglés ampliará su actual centro de Nuevos Ministerios. (Google Maps)

La guerra por el control de Azca está a punto de escribir un nuevo capítulo. Apenas un mes después de que la todopoderosa Zara haya abierto en esta altura del elitista Paseo de la Castellana su mayor tienda del mundo, el histórico emperador de la zona, El Corte Inglés, negocia con el Ayuntamiento de Madrid los últimos flecos para poder hacer lo propio con su cuartel general, el centro de Nuevos Ministerios.

[El Corte Inglés pierde su batalla legal... contra una web de ocultismo]

Según ha confirmado El Confidencial con fuentes oficiales, la compañía presidida por Dimas Gimeno está ultimando su propuesta definitiva para poder aprobar un plan especial en los antiguos terrenos de Adif que El Corte Inglés adquirió a la empresa pública hace dos años por 136 millones de euros. Los trabajos están muy avanzados y, de hecho, la compañía ya presentó un borrador que ahora está mejorando con los puntos debatidos con el consistorio dirigido por Manuel Carmena.

Aunque el gigante de los grandes almacenes aspiraba a poder tener todas las bendiciones el próximo verano, el ritmo de las conversaciones parece apuntar a que será complicado cumplir este hito, pero sí permite confiar en dejar todo listo este mismo 2017, lo que abre la puerta a que el próximo año empiecen las obras y a que en 2019 el centro comercial de Nuevos Ministerios cuente ya con una extensión sobre el Paseo de la Castellana que promete convertirlo en el mayor gran almacén del mundo.

Los puntos que quedan por terminar de definir afectan a aspectos como la edificabilidad, volúmenes, alturas y las conexiones subterráneas, ya que se trata de una zona muy compleja, que acoge tanto estaciones de metro como de cercanías. Una vez El Corte Inglés presente su última propuesta corregida, y gracias a que el Ayuntamiento considera que no deberá pasar por la Comisión de Patrimonio, el plan se someterá a un periodo de información pública tras el cual se aprobará el proyecto de urbanización.

Aunque la compañía siempre se ha mostrado discreta respecto a sus planes para el nuevo edificio, que conectará con el ya existente, el planeamiento urbanístico del terreno establece una edificabilidad total de 35.192 metros cuadrados repartidos en tres alturas sobre rasante y cuatro bajo rasante. En el sector es un secreto a voces que los planes de la compañía pasan por destinar todo este nuevo espacio a grandes firmas de lujo, y ampliar así la elitista oferta que el grupo ya ha multiplicado en la planta baja de su actual centro.

La privilegiada ubicación de este gran almacén, en el corazón de financiero de Madrid, junto a uno de los principales núcleos de transporte de la capital y a pocos metros del estadio Santiago Bernabéu es vista por la compañía como una oportunidad única para atraer al cliente internacional de lujo, especialmente latinoamericanos y asiáticos, que ven en el grupo de Dimas Gimeno la versión castiza del Harrods británico.

La otra área de la capital preferida por este tipo de visitantes para ir de compras, el eje de Serrano, también cuenta con dos centros de El Corte Inglés que en los últimos años han sufrido una profunda transformación. Por una parte, el ubicado en el número 52 de la citada calle reabrió sus puertas en noviembre de 2015 como un centro exclusivamente para hombres y dedicado a grandes firmas de este mercado. Medio año después, la compañía lanzó una apuesta similar en Serrano 47, pero dedicada en exclusiva a la mujer.

A esta reorganización de su oferta comercial se suma la optimización de espacios que está llevando a cabo El Corte Inglés en los últimos años, con la venta de algunos inmuebles y la finalización del alquiler de otros, una estrategia que en el caso del área de Azca marcó un punto de inflexión el pasado septiembre, cuando vendió sus bajos comerciales del Paseo de la Castellana a Monthisa, movimiento que se sumó al contrato de alquiler firmado con EY en noviembre de 2015 y que permitió a la firma de servicios profesionales instalarse en el edificio de oficinas que El Corte Inglés levantó sobre los cimientos del antiguo Windsor en Nuevos Ministerios.

La metamorfosis de Azca continúa.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios