DIMISIÓN EN CADENA DEL ESTABLISHMENT

Juan Luis Cebrián y Antonio Navalón salen en desbandada de Star Petroleum

Apenas han durado seis meses en el consejo de administración de la compañía de Farshad Zandi, un empresario de origen iraní, ya que fueron nombrados el 6 de julio de 2015

Foto: Farshad Zandi, propietario de SP Mining y Star Petroleum. (EFE)
Farshad Zandi, propietario de SP Mining y Star Petroleum. (EFE)

En la exclusiva urbanización madrileña de La Finca, en el municipio de Pozuelo de Alarcón, tienen viviendas desde los principales jugadores del Real Madrid y del Atlético, como Cristiano Ronaldo y Fernando Torres; ex futbolistas, como Fernando Hierro y Guti; pilotos, como Carlos Sáinz; cantantes como Alejandro Sanz; millonarios como Nuria March y habituales de la prensa rosa como Cristina Tárrega y Gonzalo Miró. Allí también tiene una mansión Farshad Zandi, un empresario de origen iraní, un hombre discreto, seguido en su día por las Fuerzas de Seguridad del Estado y con unas excelentes relaciones con el establishment que gobernó España en las dos últimas décadas.

[Lea aquí: Cebrián acuerda pagar 14,69 millones a una 'offshore' de Zandi en un banco suizo]

Zandi creó en 2012 dos sociedades, SP Mining y Star Petroleum, domiciliadas en Singapur y Luxemburgo, respectivamente, para explotar minas y campos petrolíferos en África, en países como Chad y Sudán del Sur, de nueva creación tras una cruenta guerra civil. Para estas aventuras se rodeó de personajes con mucha influencia como Alberto Cortina, uno de los hombres más próximos al rey emérito Juan Carlos I; Miguel Ángel Remón, ex directivo de Repsol; Javier Merino, empresario y marido de la exmodelo Mar Flores, y de algún banquero de la prestigiosa firma Rothschild.

Pero la aventura africana no ha terminado de salir como esperaba Zandi, que cuando anunció los proyectos aseguró que “los españoles necesitan ahora más que nunca a sus empresarios. Hay que compartir los triunfos de las compañías con el pueblo”. El primer escollo que tuvo que superar Star Petroleum fueron las acusaciones de la ONG Global Witness, que cuestionó que la empresa tuviera “competencia técnica, suficiente experiencia, historial de cumplimiento de los estándares éticos y capacidad financiera” para producir petróleo. Además, advertía sobre la trayectoria profesional de varios de sus socios, como Javier Merino y Joaquín Arespacochaga, hijo de un alcalde de Madrid durante la transición y detenido por cobrar 21 millones de subvenciones ilícitas para reindustrializar Cádiz en la operación 'Bahía Competitiva'. Además, señalaba que el registro de las sociedades en Luxemburgo y Singapur solo perseguía pagar menos impuestos.

Juan Luis Cebrián. (EFE)
Juan Luis Cebrián. (EFE)

Star Petroleum siempre negó las acusaciones de Global Witness, pero lo cierto es que los influyentes amigos de Zandi han huido en desbandada. El último capítulo del safari ha sido la dimisión en bloque de tres de los cinco consejeros de la sociedad, entre los que estaban hombres del 'establishment' que hasta ahora habían mantenido su relación en el anonimato. Según el registro mercantil de Luxemburgo, entre ellos destacan Juan Luís Cebrián, presidente del Grupo Prisa, presionado ahora por sus accionistas por llevar a la acción a mínimos históricos mientras mantiene uno de los sueldos más altos del Ibex 35.

Otro de los destituidos ha sido Antonio Navalón, uno de los comisionistas que más dinero hizo en los noventa con Mario Conde o los Ruiz-Mateos, íntimo amigo del propio Cebrián y de su anterior patrón, Jesús de Polanco, hoy en la lista de morosos de Hacienda. Ambos coinciden en su relación de gran proximidad con Felipe González, el expresidente del Gobierno que sigue siendo palabra sagrada en el PSOE a la vista de los últimos acontecimientos. El último en salir del barco es Brian Matthiew McKinley, un banquero americano que, según Bloomberg, estuvo muy involucrado en el proceso de concentración del sector eléctrico en España.

Antonio Navalón. (EFE)
Antonio Navalón. (EFE)

Los tres apenas han durado seis meses en el consejo de administración de Star Petroleum, ya que fueron nombrados el 6 de julio de 2015 y en teoría su mandato no expiraba hasta la junta general de accionistas de 2018. La compañía no ha respondido a la petición de información de El Confidencial para conocer su versión sobre esta desbandada de sus hombres de confianza ni para consultar si a Juan Luis Cebrián, pese a su dimisión, le ha sido ofrecida la presidencia de la petrolera. Fuentes próximas al Grupo Prisa desconocían la presencia de su presidente en esta sociedad y su vinculación con Zandi.

De hecho, tras estas salidas y algunas anteriores, como la del abogado Ignacio Lacasa, el consejo de administración apenas queda formado por Massoud Zandi Goharrizi, con residencia en el Word Trade Center de Dubai (Emiratos Arabes), y Miguel Ángel Remón. Por lo tanto, se da por hecho que el empresario iraní próximamente tendrá que nombrar nuevos consejeros.

En la compañía tampoco están ni Joaquín Arespacochaga ni Javier Merino.

"Si seguimos el plan de negocio, en 7 años estaremos produciendo en África 500.000 barriles diarios", explicó durante el lanzamiento el inversor iraní, que aún está ofreciendo a varios fondos entrar en la compañía para financiar la explotación de los pozos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios