¿Dónde están las gasolineras más baratas del país? Aquí sus trucos para tirar los precios
  1. Economía
mapa interactivo

¿Dónde están las gasolineras más baratas del país? Aquí sus trucos para tirar los precios

Las estaciones de servicio convencionales deben reaccionar ante el desembarco de las 'low cost' en nuestro país. Hay hasta 15 céntimos de diferencia por cada litro de carburante

El Centro Comercial Isla Azul en Carabanchel (Madrid) cuenta con dos gasolineras a menos de 100 metros. Una es la británica BP (British Petroleum), que vende el litro de gasolina 95 a 1,269. A 200 metros está la única gasolinera low costde Madrid Centro. Pertenece al supermercado Eleclerc y el litro está a 1,189. Ochocéntimos de diferencia y además te regalan cincoeuros de compra en el centro comercial. Una está a reventar y la otra, medio vacía…es la ley de la oferta y la demanda en su máxima expresión.

La epidemia del low costafecta a todos los sectores: desde la comidahastala aviación, pasando por el periodismo y ahora… las gasolineras. En el tercer país con la gasolina más cara de Europa (0,590 euros/litro de gasolina 95 libre de impuestos, según la CNMC), lo raro es que hayan llegado tan tarde.
“Ya no recuerdo la última vez que pasé por una gasolinera Repsol, la diferencia de precio se nota mucho y la de calidad nada” asegura un usuario mientras espera para repostar.

Las low costsuponen una competencia salvaje para las estaciones de servicio de toda la vida. La diferencia de precio con una gasolinera Repsol en el sur de Madrid se va a 15 céntimos por litro, como indican los datos oficiales [acceda aquí] reflejados en el mapa que encabeza esta información.Y eso está creándoles enemigos.

Contra ellas se argumenta que el carburante es de peor calidad, que no cuentan con suficiente personal o que sus trabajadores no están bajo el mismo convenio quelas gasolineras tradicionales. “Aceptamos la libre competencia, pero pedimos igualdad, que se nos apliquen las mismas normas”, reclama Álvaro Mazarrasa,director general de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos, que representa a Repsol, BP, Cepsa, Galp, Saras y Shell.

Llegados a este punto conviene advertir que no todas las low costson iguales. En primer lugar están las llamadas gasolineras desatendidas, que consiguen precios irrisorios a cambio de no tener personal físico, y por otro están aquellas que simplemente son mucho más baratas, como las de “marca blanca” (Petroprix o Ballenoil), las de los supermercados, o las cooperativas.

De todas ellas, las únicas cuya legalidad puede discutirse son las desatendidas. De hecho, estas estaciones de servicio han sido prohibidas en varias comunidades como Castilla y León, Andalucía o Murcia por no respetar la normativa autonómica de protección de consumidores. En muchas partes de España son completamente legales.

“No hay nadie que atienda a los discapacitados, que controle que se apagan los teléfonos y las luces o vigile que nadie se lleva la gasolina. Además, hay que tener en cuenta que se están manejando productos peligrosos y muy inflamables y no se puede estar sin personal formado”, denuncia Víctor García Nebreda, secretario general de AEESCAM(Asociación de Empresarios de Estaciones de Servicio de la Comunidad Autónoma de Madrid).

Sin embargo, no todas las estaciones de servicio baratas carecen de personal.Las de lossupermercados cuentancon tantos empleados como las de toda la vida y consiguen precios incluso más bajos. “Aquí trabajamos cinco. Estamos abiertos 24 horas y siempre hay alguien de guardia”, explica uno de los empleados de la gasolinera Eleclerc del Isla Azul. Entonces, ¿cómo consiguen esos precios tan bajos?

No parece que esté relacionado con la calidad del carburante. “Nuestra gasolina es Cepsa”, asegura uno de los empleados de la gasolinera Eleclerc. Incluso desde AOP se reconoce que la gasolina de estas estaciones de servicio “es de buena calidad” y “no supone un riesgo para el coche”. De acuerdo con la Asociación, la única diferencia estaríaen los aditivos.

El motivo es doble.Por una parte está la cuestióndel precio del suelo. “Poner una gasolinera en el parking no le cuesta nada a un supermercado”, resume Álvaro Mazarrasa. Y por otra en su capacidad de almacenaje. "Estas gasolineras esperan a que el carburante esté muy barato para comprar grandes cantidades que almacenan para poder vender luego más barato", explicandesdeAEESCAM.

Además, de acuerdo con Víctor García Nebreda, estas gasolineras cuentan con la ventaja competitiva de que sus trabajadores no están bajo el paraguas del convenio colectivo de empleados de gasolinera, sino que están contratados como personaldel centro comercial “No están obligados a darles formación y les pagan 700 euros,mucho menos que a un empleado bajo nuestroconvenio”, considera.

Un fenómeno en aumento

Se calcula que hay entre500 y 600 gasolineras low costen España.En 2009 estos establecimientos representabanel 32% del total de estaciones de servicio, en 2014 ya eran el40%, según datos de la AOP. Y parece que el fenómeno va a ir en aumento.“El Gobierno está promoviendo este modelo de negocio, así que es inevitable que se multipliquen”, considera García Nebreda.

Las gasolineras de toda la vida están empezando a captar el mensaje. Según Mazarrasa,estas compañías “están experimentando con el modelo de negocio, por ejemplo incorporando estaciones de servicio con menos personal”.

Y no es de extrañar. Precisamente hoy, en pleno puente de mayo, los precios de la gasolina y del gasóleo han registrado nuevos máximos anuales al superar los 1,3 euros/litro y los 1,2 euros/litro respectivamente. Si la ley de la oferta y la demanda no se equivoca,habráque bajar los precios.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Gasolineras baratas Periodismo de datos