Sigue esta sección:
SU BENEFICIO HA CAÍDO UN 80% DESDE 2007

El riesgo de un modelo contracorriente: ¿Y si El Corte Inglés estuviera en pérdidas?

La tendencia marca una dirección preocupante. En 2007, El Corte Inglés tuvo beneficios record de 747 millones, con una facturación de casi 18.000 millones.
Foto: El presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez. (EFE)
El presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez. (EFE)

La tendencia marca una dirección preocupante. En el año 2007, El Corte Inglés tuvo unos beneficios récord de 747 millones de euros, con una facturación de casi 18.000 millones. Fue el último año de los tiempos de bonanza económica. Con la llegada de la crisis, el imperio dirigido por Isidoro Álvarez comenzó un lento pero continuado declive en sus resultados por el impacto de la caída del consumo, la pujanza de nuevos competidores y la inercia expansiva de su estrategia (contracíclica), concebida en los ejercicios anteriores. Y cinco años después, el problema parece estar vigente, pues el gigante de la distribución gana ‘sólo’ 171 millones (-80%) pese a mantener una facturación de 14.500 millones (-20%).

Desde hace un par de años, el cuestionamiento del modelo empresarial de El Corte Inglés ya no es un tabú. Parte de la culpa tiene que ver con el vertiginoso crecimiento de Mercadona, que durante este periodo de crisis ha conseguido ganar (500 millones) y vender más (19.000 millones) despachando ‘sólo’ productos básicos de marca blanca. La compañía fundada por Juan Roig ha sabido beneficiarse del cambio de tendencia en el consumo doméstico, acompasando su expansión geográfica al éxito de su estrategia comercial, un camino opuesto al seguido por la enseña de los grandes almacenes, que continuó ampliando su superficie de ventas, inaugurando centros y nuevos espacios, pese a ir vendiendo menos.

La situación de El Corte Inglés es “grave”, como reconocen desde dentro de la compañía preservando el anonimato. “A medida que pasaba el tiempo y se tardaba en tomar decisiones, los problemas se han agravado”. Atajar la hemorragia del gigante es una tarea compleja, pero más aún si existen resistencias internas (cultura empresarial) contrarias a cambios drásticos. Isidoro Álvarez ha preferido hacerlo a su manera, más paternalista y conservadora, pero ni mejor ni peor, desoyendo voces internas y externas que recomiendan cerrar centros deficitarios, vender activos no estratégicos (Seguros, Financiera, Informática…), liberar recursos inmovilizados (inmobiliario) y reducir plantilla (96.000 empleados).

Hasta el momento, el líder de la distribución se ha valido de su condición de empresa privada, característica reforzada por el componente familiar en su estructura accionarial, para permitirse ciertas peculiaridades contrarias a la lógica del mercado. Básicamente porque, más allá de la responsabilidad que asume por su dimensión y relevancia económica y social, Isidoro Álvarez y el resto del consejo de administración rinden cuentas ante sí mismos. Sin embargo, el acelerado deterioro de su operativa empresarial ha obligado a la compañía a tener que refinanciar su estructura de deuda (5.000 millones) con las entidades financieras, con las que mantenía relaciones bilaterales. Todo un síntoma de que existe un problema.

Acostumbrados a lo contrario durante su exitosa trayectoria, el actual ejercicio de confesión ante los acreedores generó un debate interno dentro de la organización. Algún alto cargo de la cúpula reflexionó sobre la oportunidad de aprovechar el nuevo marco financiero para realizar un ajuste drástico, saneando al máximo la cuenta de resultados (provisiones, valor del stock, deterioro de activos…), incluso si esta decisión obligaba a reconocer pérdidas, ya que “se daban todas las circunstancias”. No en vano, una maniobra contable ya permitió salvar las cuentas de 2011 al cargar contra reservas y no contra resultados provisiones por valor de 722 millones, como reflejó la auditora Deloitte en una salvedad.

Al final, como quedó de manifiesto el domingo, El Corte Inglés ha preferido seguir haciendo las cosas a su manera. El sacrificio es elevado, pues vende casi lo mismo para ganar mucho menos (deterioro de márgenes), pero confía en resistir hasta que se recupere el consumo. Por el camino, además, ha corregido algunas ineficiencias (central de compras), ha reorientado unidades de negocio (Opencor-Supercor), ha triunfado en algunos formatos (Sfera), ha economizado su gama de productos propios (Veckia, Aliada…) y, sobre todo, ha conseguido detener su expansión geográfica. Cinco años después de que todo empezara, Isidoro Álvarez no habrá tenido que inaugurar ningún gran espacio durante este 2013.

En la sede de Hermosilla, la cúpula se quiere convencer de que nunca es demasiado tarde para cambiar a tiempo. Sin embargo, el principal mensaje a nivel estratégico que se ha trasladado tras la cita de la junta general de accionistas ha sido el nombramiento de Dimas Gimeno como consejero director general, es decir, como nuevo número dos de El Corte Inglés y, por tanto, aspirante a suceder como presidente a su tío Isidoro Álvarez. Así ocurrió antes con el resto de antecesores. Y en esta ocasión, aunque la elevada media de edad de la cúpula puede resultar poco convencional, la designación del joven de 39 años más que despejar una incertidumbre representa una incógnita. Es el precio de ir contracorriente.

Empresas
Comparte en:
Sigue esta sección:

El redactor recomienda

#22
Compartir

Reinventar el modelo. No es fácil, pero tienen que intentarlo. Muchos empleos dependen de ello. Y me refiero especialmente a los indirectos. 

 

Pero es gente capaz y seguro que lo harán. Yo, para algunas cosas, he vuelto. Destacaría el cambio de actitud de los dependientes. Muy volcados con atender bien. Y eso ya es un cambio

Ampliar comentario
#21
Compartir

Dentro de poco y con isidoro al frente pasara del corte ingles al cutre ingles,

Ampliar comentario
#20
Compartir

El problema del CI es q está pensado para clases medias; las clases bajas no pueden acceder y a las clases altas se les queda corto.

Bien, a quién s ha llevado por delante la crisis y la subida d impuestos?

Pues ahí está la explicación, creo.

 

Ampliar comentario
#19
Compartir

No entiendo esa manía de comparar El Corte Inglés con Mercadona... porque se parecen lo que un huevo a una castaña. Mercadona es un supermercado y nada más, y además supermercado de productos exclusivos marca blanca, porque hay poquísima cosa ya de marcas reconocidas.

 

El Corte Inglés en cambio vende de todo, con márgenes de todo tipo en cada producto de cada sección. Y hasta su supermercado es completamente diferente. Vete a un Mercadona a encontrar productos frescos: la pescadería suele ser pequeña y tener cuatro cosas mal contadas, y la carnicería "al corte" ya ha sido retirada en muchísimos establecimientos.

 

Esos productos frescos sí los tiene El Corte Inglés, y esos productos generan unos costes tremendos si no llegan a venderse en el día.

 

Dejen de comparar ambas empresas, porque es como ponerse a comparar una tienda de Zara (ropa) con el chino todo a cien de la esquina (que vende de todo). Son modelos completamente distintos.

Ampliar comentario
#18
Compartir

Todavia les queda el truco de las estampitas y colocarlas en bolsa.

 

Ampliar comentario
#17
Compartir

NI el monopolio que les dio el PSOE le ha funcionado a ECI (hoy el chanchullo que todos hicieron con Galerías Preciados sería imposible con las leyes de competencia de la UE).

 

Soy cliente diario de ECI, que me gusta la comodidad, la calidad y el servicio al cliente, no tanto los precios. Pero me compensa personalmente. Eso sí, creo que es un modelo ultraconservador que no se ha adaptado a los tiempos: es difícil competir en el extranjero con el modelo grandes almacenes, que parece que funcionan sólo localmente, pero un poco de aventura exterior le hubiera salvado algo la papeleta... Cobardes.

 

Por otra parte el modelo ECI de trato con proveedores y las condiciones que impone es algo famoso en el mundo entero por casi increíble. Amigos ingleses que trabajan en el sector se escandalizan. Pero como es un monopolio... Gracias, Felipe González.

Ampliar comentario
#16
Compartir

El articulo esta bien en términos generales,pero falla en los "detalles"

 

¿Que hizo Roig? Traspasar  al sector alimentario LA GRANDISMA IDEA DEL GENIO DE AMANCIO ORTEGA.....ir aguas arriba hacia los suministro y enLA NO PUBLICIDAD y repercutir los costes bajos aguas abajo.Por lo tanto la comparación falla estrepitosamente

 

¿Que HABHECHO el GENIO DE AMANCIO  que no hizo ni Alvarezni Roig?

 

hacer cotizable la sociedad con sus "muchachos de siempre",darles mucho dinero en acciones y decirles ADIÓS  salvo salvo al genio de la implantación de Zara  Allende de los mares

 

FACIL DE DECIR PERO DIFÍCIL DE HACE,solo lo hace un genio como Amancio Ortega

Ampliar comentario
#15
Compartir

El Corte Ingles se parece al Estado español.Para conservarse  debe endeudarse en 5000 millones de euros  y refinanciar la deuda.Funciona como un estado y por tanto debe actuar como un estado.Por ejemplo debe contribuir al crecimiento en todas las ciudades donde esta ubicado debiendo influir en que se instalen otras empresas que contribuyan a un mayor consumo de sus productos.En Cartagena fue muy significativo en mi punto de vista su falta de eficacia en el apoyo de  la instalacion de un centro penitenciario que estaba ya siete meses aprobado en esta ciudad y que despues no se instalo. Eso hubiera contribuido a instalarse a mas de 4000 personas y a captar ingresos que generaran esas nuevas personas que se instalaran en Cartagena.El Corte Ingles se le compara con Mercadona y nada mas lejos porque Mercadona solo vende productos basicos y bendita Mercadona.Creo que el Corte Ingles en una entidad mas compleja si cabe que Mercadona porque toca todos los ambitos de la vida en lo que se pueda consumir y eso es mucho mas complejo e implica iniciativas mas sincronizadas con las necesidades reales de la sociedad 

Ampliar comentario
#14
Compartir

TOCOMOCHO: 

1 sustituyo unas pérdidas millonarias por unos pequeños beneficios

2. Los bancos refinancian su deuda que es incobrable

3 emito deuda para que cuatro gilipollas, perdón cuatro incautos, la compren

4. Los bancos cobran su deuda con la venta de deuda 

5 los Inversores INSTITUCIONALES también 

6 TOCOMOCHO!!! Los incautos se quedan con uso papelitos!!!L

7 "QUITA" una quita!!!  a aplicar a los gilipollas, perdón, a los incautos.

8 CNMV se pone a estudiar el caso

9 Banco España de vacaciones

10 mirarse al espejo!!! Para saber de primera mano como es la cara de un gilipollas, perdón, de un incauto

 

ANTECEDENTES:

1. BANKIA

2. .......

Ampliar comentario
#13
Compartir

¿Beneficios de 171 millones, facturando 14.500 millones?

 

¡uy! ¡Que mal suena esto!!!!!

 

¿No estarán maquillados,los balances y esconderán millones de,pérdidas para que los bancos les puedan refinanciar la deuda?

 

No sé por qué, pero me aflora a la mente aquella famosa frase de Jesus Gil, "si debo un millón al banco, tengo un problema, pero si debo mil millones, el problema lo,tiene el banco"

 

¿Recuerdan los balances de Bankia antes de vender sus acciones y sus preferentes?

Por favor no sean mal pensados!!!!!

 

Ampliar comentario
#12
Compartir

Si El Corte Ingles no da perdidas es, yo creo, por una razon de "prestigio". Es decir, ECI necesita refinanciar un abultada deuda ocasionada por la politica expansiva de los ultimos años. Quiere dar una imagen de solvencia a los posibles prestamistas (no olvidemos que por primera vez  en su historia va a emitir deuda, pasado el verano).

Todos conocemos como se fabrican los balances: movemos unas cuentas de un concepto a otro,...interpretamos un gasto como inversion,...etc, etc. y nos queda un balance fetén (recien guisadito para el incauto de turno).

No nos olvidemos que reciente ha habido adelgazamiento de plantilla.

Ampliar comentario
#11
Compartir

menos lobos hacendado. El día que explosione  (no es lo mismo explosionar que explotar, los que hicimos la mili con Franco lo apredimos, siempre había un fenómeno teniente o sargento chusquero para puntualizar) pues eso, el día que explosione Mercadona póngase a resguardo porque la mierda será más impetuosa que el tsunami de Japó; hasta a la caradura de Ana Mato se le irá la cara de anuncio de señora estreñida que se toca la tripita cuando toma Activia.

Ampliar comentario
#10
Compartir

Dentro de mi ignorancia,que asumo de antemano,¿que tiene que ver la ideologia,sea la que sea,con la valia personal?

La verdad es que si ECI va mal,España no va bien.Esto si me preocupa

Ampliar comentario
#9
Compartir

Galerías Preciados y Sederías Carretas se fueron a tomar por culo en su tiempo y el señor X González sacó tajada ¿por qué no se puede ir a tomar por el culo la gerontocracia de El Corte Inglés? Ya habrá un sinvergüenza, venezolano o alemán,  que recoja los despojos del roña Ramón Areces y el atocinado Isidoro Álvarez por mucho que el pandereta Antonio Burgos de la tuna de ABC haga viguerías, como hizo con Marichalar. Menudos pájaros 

Ampliar comentario
#8
Compartir

El problema del Corte Inglés (al margen del problema de imagen que se acaban de crear con el falangista) es que han confiado mucho en que la naturaleza hiciera su trabajo en el relevo de Isidoro Alvarez. Nadie se ha atrevido a chistarle y a llevarle la contraria en un modelo que está claramente obsoleto (catálogo estático durante temporadas completas, nula diferenciación) y que pierde calidad en cada momento (marcas de referencia que fabrican para rebajas, personal escaso y poco cualificado). ECI y Microsoft me parecen dos claros ejemplos de compañías que no se han enterado de que ya no se vende, se compra...

 

Sin calidad, sin diferenciación y sin producto, ¿ por qué vamos a pagar un poquito más?

Ampliar comentario