LA DEUDA PÚBLICA, LA MAYOR DEBILIDAD DE ESPAÑA

El Banco de España alerta de posibles "resacas" y pide volver a la austeridad

El Banco de España coincide con el diagnóstico de Montoro de que salimos de una "borrachera" de gasto y pide una vuelta a la austeridad ante la escalada de la deuda

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el debate en el Congreso de los Presupuestos Generales del Estado. (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el debate en el Congreso de los Presupuestos Generales del Estado. (EFE)

El Banco de España da una de cal y otra de arena a Cristóbal Montoro. El ministro de Hacienda dijo ayer en el Congreso que "hemos salido de la crisis provocada por la borrachera de gasto público y ya quieren ir a celebrarlo de copas" para criticar las propuestas de los grupos de izquierda de seguir incrementando el Presupuesto. En este punto, el supervisor bancario coincide con su diagnóstico, pero también le culpa a él de las políticas expansivas, ya que han continuado en 2015 y 2016. Y pide una vuelta a la austeridad para detener el crecimiento de la deuda pública, que es la principal vulnerabilidad de nuestro país ante un deterioro económico.

El 'Informe de estabilidad financiera' semestral que publicó el miércoles el supervisor explica que, aunque España cumplió con el objetivo de déficit acordado con Bruselas en 2016, "el endeudamiento público es todavía muy elevado, situándose todavía en cotas cercanas al 100%, y representa una fuente de vulnerabilidad frente a una evolución económica adversa o a incrementos en el coste de financiación, si bien en este último caso la elevada duración media de la deuda viva es un importante factor mitigante".

Pancartas contra la austeridad en el Primero de Mayo en Bilbao. (EFE)
Pancartas contra la austeridad en el Primero de Mayo en Bilbao. (EFE)

Ante esta situación, el supervisor bancario considera que "todo ello aconseja, por tanto, retomar con prontitud los esfuerzos de consolidación fiscal, tras dos ejercicios —2015 y 2016— en los que la política presupuestaria ha mostrado un tono ligeramente expansivo". Es decir, pide una vuelta a las políticas de austeridad que aplicó el Gobierno del PP en sus tres primeros años (aunque estas se basaron más en la subida de impuestos que en la reducción del gasto), abandonadas en su último ejercicio de legislatura y en los 11 meses en que estuvo en funciones por la imposibilidad de formar nuevo Gobierno.

Sin embargo, sus demandas no parece que vayan a ser escuchadas, a tenor de lo que se dijo ayer en el pleno del Congreso. Lejos de reducir el Presupuesto, Montoro considera intocable el "gasto social", que incluso cree que "debe seguir mejorando", y fía la reducción del déficit público comprometida con Europa al incremento de la recaudación de impuestos derivado de la recuperación económica.

Más riesgos y menos vientos de cola

El peligro de este exceso de deuda pública es que se frene la recuperación económica actual, ya que España se encontraría en una posición más débil que los países de nuestro entorno para hacer frente a ese escenario. Dicho deterioro, a juicio del Banco de España, podría venir por tres vías principalmente: desde Estados Unidos, por una subida de tipos más rápida de lo previsto o por un incumplimiento de las promesas que han llevado a Donald Trump a la Casa Blanca; por un resurgimiento de posiciones proteccionistas que reduzca el comercio mundial, o por una subida de las primas de riesgo derivada de los diferentes procesos electorales a los que se enfrenta Europa o del Brexit.

Respecto a la economía nacional, el supervisor bancario considera que el PIB seguirá creciendo en los próximos trimestres, si bien a un ritmo más moderado que en los últimos, debido a la desaparición de los vientos de cola que han impulsado a nuestro país hasta ahora: la evolución descendente del precio del petróleo, la mejora de las condiciones de financiación de los residentes y el tono expansivo de la política fiscal.

Finalmente, también es optimista sobre el mercado de la vivienda, pero de forma muy moderada, por el bajo ritmo de crecimiento de las transacciones y de los precios: "El tono positivo del sector favoreció un mayor dinamismo de la iniciación de viviendas que, no obstante, partía de niveles extraordinariamente bajos y sobre la que pesa todavía un volumen relativamente elevado de inmuebles sin vender, en un contexto de bajo crecimiento del número de hogares".

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios