estrena dos películas

Jessica Chastain: "Me alegraría ver a Donald Trump en la cárcel"

La actriz estadounidense tiene previstos los estrenos de 'El caso Sloane' y 'La casa de la esperanza' y acaba de rodar la primera película en inglés del canadiense Xavier Dolan

Foto: Jessica Chastain en la presentación en Madrid de 'El caso Sloane' y 'La casa de la esperanza'
Jessica Chastain en la presentación en Madrid de 'El caso Sloane' y 'La casa de la esperanza'

El de Jessica Chastain es un caso particular. Da la impresión de que lleva eones pisando las alfombras rojas, pero no hace mucho más de una década que salió de las aulas de la escuela Juillard de Nueva York y comenzó, con 26 años, a saltar de papel episódico en papel episódico de tal o cual serie de televisión -cuando los 26 años en el calendario hollywoodiense es la edad en la que a uno se le presupone con la carrera medio encaminada- hasta que consiguió dar el salto al cine en 2008 con 'Jolene', la adaptación de la novela homónima de Doctorow. Hoy, dos nominaciones al Oscar después y habiendo rodado a las órdenes de Terrence Malick, Kathryn Bigelow, Christopher Nolan -y más recientemente, Xavier Dolan-, entre otros, Chastain ha llegado al punto de tener que presentar sus películas de dos en dos.

Chastain ha pasado este miércoles por Madrid para promocionar 'El caso Sloane' -se estrena el 19 de mayo- y 'La casa de la esperanza' -que llegará a los cines españoles el 27 de junio-. Después le espera Londres, vuelta a Estados Unidos y en dos semanas regreso a la vieja Europa para formar parte del jurado del Festival de Cannes, del que Pedro Almodóvar será el presidente este año.

Chastain es la protagonista absoluta de sus dos últimos films. El primero, un 'thriller' político en el que interpreta a una implacable 'lobbista' conservadora enzarzada en una lucha por la regulación del uso de armas de fuego.El segundo, un drama histórico basado en hechos reales en el que da vida a Antonina Zabinski, una mujer que ocultó a alrededor de 300 judíos rescatados del Gueto de Varsovia durante la ocupación nazi de Polonia. Dos mujeres enfrentadas al 'status quo' por defender sus convicciones. Dos mujeres abriéndose camino en un mundo de hombres. Dos papeles que concuerdan a la perfección con el ideario feminista de la actriz californiana.

En 'La casa de la esperanza' da vida a Antonina Zabinski, una mujer que ocultó a alrededor de 300 judíos rescatados del Gueto de Varsovia

En Estados Unidos, 'El caso Sloane' llegó a los cines apenas un mes después de que Donald Trump ganase las elecciones presidenciales. Y, precisamente, el film dirigido por John Madden explora los oscuros recovecos de las bambalinas de Washington, donde la política y los grupos de presión se estrechan a menudo las manos. Y entre los 'lobbies' más poderosos, el de las armas. "El 'lobby' de las armas financió la campaña de Trump", sentencia Chastain, que no oculta en ningún momento su aversión al nuevo presidente de su país. "‘El caso Sloane’ trata sobre cómo los lobbies, las corporaciones y los que tienen el dinero son los que controlan la legislación".

Imagen de 'La casa de la esperanza'
Imagen de 'La casa de la esperanza'

El film de Madden, con una posible lectura contemporánea, plantea cómo en un ambiente de continuos acuerdos subrepticios para el común de los mortales un escándalo aireado puede destruir la vida pública de un alto cargo. Sin embargo, parece que la ciudadanía cada día está más inmunizada a la vista de los 'affaires' políticos que se descubren y que acaban sin tener repercusión en la trayectoria de los gobernantes. Precisamente, una de las controversias que ya han empañado el neonato Gobierno Trump. ¿Ya no hay nada que nos sorprenda en las cloacas del 'politiqueo'? Muy sonado fue el "podría disparar a gente en la Quinta Avenida y no perdería votos" del Trump candidato. "Yo creo que no piensa lo que dice. Si disparase de verdad a alguien en la calle estaría en la cárcel. No me gustaría que muriese una persona, pero me alegraría verle en la cárcel", ríe Chastain.

Creo que al existir una tendencia hacia la cultura conservadora del miedo se está empujando a la gente joven a luchar

"Hay un panorama complicado en Estados Unidos en el que hay engaños y se genera desconfianza", lamenta. "Pero he visto una diferencia enorme en mi país respecto a la gente joven, que se está volviendo más activa políticamente. Algo que no había ocurrido. Me encanta que la protesta más grande de la historia de Estados Unidos se llame la Marcha de las Mujeres, y eso se ha producido porque tenemos un adversario común. Creo que al existir una tendencia hacia una cultura conservadora del miedo se está empujando a la gente joven a luchar por los derechos humanos. Y a pesar de lo triste que es escuchar que la gente se está desensibilizando, veo que hay un despertar de una resistencia".

Para preparar su papel de 'lobbista' dura de pelar, Chastain viajó a Washington D.C. y se entrevistó con una docena de mujeres que trabajan dentro de los grupos de presión. "Antes de conocerlas, tenía la idea de interpretar al personaje como alguien desarreglado, que lleva todos los días la misma ropa, incluso con manchas de comida, y consumido por el trabajo", cuenta. "Me sorprendió mucho ver cómo en la realidad la mayoría llevaban esmalte negro, lo que me parece muy agresivo, vestían de negro y con un estilo muy poderoso. En un ambiente muy masculino, tienen que dar una imagen fuerte, dura y asexualizada para ser tomadas en serio y para ser temidas".

Fotograma de 'El caso Sloane'
Fotograma de 'El caso Sloane'

Una apariencia que contrasta con el del personaje al que interpreta en 'La casa de la esperanza', una mujer de apariencia frágil pero de gran voluntad que se enfrentó en la vida real al aparato nazi y se jugó la vida por salvar a mujeres, hombre y niños judíos de una muerte casi segura. "Para mí lo más difícil de interpretar el personaje de Antonina era la responsabilidad para con su fundación y con la historia. Porque Antonina sacrificó su seguridad y la de sus hijos para proteger a otros. Además, pude conocer a su hija, que todavía está en el Zoo de Varsovia".

En la película, Chastain ha tenido la oportunidad de rodar rodeada de animales exóticos, una experiencia que ha disfrutado sobremanera. "Preferiría trabajar con animales que con personas, porque viven el momento, no actúan. Un actor que es como un animal es Michael Shannon [con quien compartió pantalla en ‘Take Shelter’] y me encanta trabajar con él. Me gusta esa energía en el set, cuando no sabes lo que va a pasar".

Las protagonistas de ambos films son, sin duda, un alegato a favor de las mujeres valientes y osadas. La actriz, de ascendencia española por vía paterna, procura elegir papeles que hagan "tambalear la percepción de estereotipos anticuados de lo que debe ser una mujer, porque cada mujer se define a sí misma". En 'El caso de Sloane', el primer aliciente fue el de volver a trabajar con Madden, bajo cuyas órdenes había estado en 'La deuda' (20109, aunque también "quería interpretar a este personaje porque es una mujer ambiciosa, muy inteligente, implacable. No quiere hijos ni tiene familia y eso para la sociedad es chocante y controvertido. Porque está el estereotipo de que una mujer debe querer cuidar de una familia, ser madre y tener familia".

Y esta filosofía también la aplica a la hora de construir su imagen pública. "Cuando me hacen preguntas que considero sexistas -como qué champú uso, cómo voy vestida, sobre hijos, mi edad u otras preguntas que no le harían a un hombre, porque a ellos les preguntan sobre su trabajo- se lo hago notar al periodista, de forma muy amable. Los periodistas deben ser conscientes del papel que desempeñan en esta materia. Con ese tipo de preguntas están perpetuando los estereotipos. Así que les llamo la atención".

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios