¿Puedo comprar una casa con criptomonedas? En Barcelona se vende una por 3 bitcoins
  1. Vivienda
Todavía no hay ofertas

¿Puedo comprar una casa con criptomonedas? En Barcelona se vende una por 3 bitcoins

Es legal realizar compraventas de vivienda con bitcoins, pero es obligatorio documentar la operación en euros ante la Agencia Tributaria para evitar el blanqueo de dinero

placeholder Foto: Calle Leonardo da Vinci, 17, Hospitalet de Llobregat (Barcelona). (Inviertis)
Calle Leonardo da Vinci, 17, Hospitalet de Llobregat (Barcelona). (Inviertis)

La fiebre de las criptomonedas ha llegado al mercado inmobiliario. En Hospitalet de Llobregat (Barcelona) se ha puesto a la venta una vivienda por 120.000 euros; o lo que es lo mismo, poco más de 3 bitcoins al cambio actual. El vendedor es Sergio Pérez, un informático con inversiones en diferentes monedas digitales, que también está dispuesto a aceptar el pago en ethereum.

Si finalmente cierra la operación con alguna moneda digital, su intención es conservarlas como depósito de valor, "con la idea de no vender", según ha explicado a El Confidencial. Cree que en un futuro no hará falta realizar el cambio a divisas tradicionales porque "se avecina una revolución brutal a nivel tecnológico". Sin embargo, reconoce que ahora mismo es "casi una estrategia de marketing", ya que "el mercado todavía no está del todo preparado para hacer ese intercambio".

La operación se realiza a través de Inviertis, una inmobiliaria tecnológica que se dedica a la compraventa de pisos en alquiler. La vivienda, situada en el número 17 de la calle Leonardo da Vinci, lleva solo un par de días en el escaparate y, de momento, no ha recibido ninguna oferta. Aun así, ha creado tendencia y otros usuarios de la plataforma de Inviertis se han decantado también por aceptar bitcoins. En concreto, hay otros cuatro inmuebles repartidos entre Barcelona, Huesca y Castellón que se pueden comprar con esta criptomoneda.

Foto: Bitcoin.

No obstante, a este tipo de operaciones no les favorece el marco legislativo actual, ya que no existe una normativa que regule las transacciones con monedas digitales. Por este motivo, "de cara a los organismos públicos se va a trabajar en euros, como por ejemplo a la hora de pagar los impuestos", señala la fundadora y consejera delegada de Inviertis, Rebeca Pérez. "Tú puedes aceptar lo que quieras por tu propiedad, pero luego tienes que adaptarlo a una moneda estable", añade.

Es legal realizar compraventas con bitcoins, pero es obligatorio documentar la operación en euros ante la Agencia Tributaria para evitar el blanqueo de dinero. Además, es necesario formalizar debidamente la operación ante un notario para prevenir cualquier tipo de problema fiscal o penal. En el contrato se tiene que especificar que la vivienda se ha adquirido con criptomonedas y el valor escriturado tiene que coincidir con el precio pagado por el comprador.

El piso de Hospitalet de Llobregat está actualmente alquilado a unos inquilinos que mantendrán las condiciones que tenían firmadas, aunque cambie el casero del inmueble. Por lo tanto, el nuevo propietario comenzará a recibir una rentabilidad en euros nada más adquirir la vivienda, gracias a las rentas mensuales del arrendamiento. "Nuestros inversores buscan precisamente eso, tener ya un inquilino y que esté comprobado que paga", remarca la directiva de Inviertis.

Advertencias sobre las criptomonedas

A principios de febrero, cuando el bitcoin acumulaba un repunte superior al 60% desde comienzos del año, el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se apresuraron a alertar sobre el riesgo de las criptomonedas. En un comunicado conjunto, ambas entidades advirtieron de "su extrema volatilidad, complejidad y falta de transparencia", lo que convierte a este tipo de activos en "una apuesta de alto riesgo". Además, apuntan que para utilizarlas como medio de pago es preciso tener en cuenta una serie de aspectos.

Por un lado, destacan el ámbito regulatorio. En concreto, remarcan que en la Unión Europea (UE) todavía no existe un marco que regule los criptoactivos y que proporcione garantías y protección similares a las aplicables a los productos financieros. Por otro, subrayan que no tienen la consideración de medio de pago, no cuentan con el respaldo de un banco central y no están cubiertas por mecanismos de protección al cliente como el Fondo de Garantía de Depósitos o el Fondo de Garantía de Inversores.

Foto:

Asimismo, concluyen que son una apuesta de alto riesgo. "Se estima que hay más de 7.000 criptomonedas en el mercado con características similares a las del bitcoin", matizan. "Se trata de instrumentos complejos, que pueden no ser adecuados para pequeños ahorradores y cuyo precio conlleva un alto componente especulativo que puede suponer incluso la pérdida total de la inversión".

No obstante, el precio del bitcoin sigue aumentando. Por ejemplo, acumula un avance superior al 500% desde que comenzó 2020, hasta alcanzar los 38.500 euros en los que cotiza actualmente. De esta manera, ha superado con nota la crisis bursátil que vivieron los mercados durante el año pasado a causa de la pandemia del covid-19.

Barcelona Vivienda Usada
El redactor recomienda